Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

lunes, 2 de septiembre de 2013

El falso enfrentamiento de Marín y Millar contra soldado Pedro Prado: Tres víctimas de la misma dictadura

Duro trabajo es el que tiene el Ministro de Fuero Mario Carroza que lleva el Caso de las ejecuciones de Pisagua, cuyo proceso se caratula como “Nash y otros”. Hoy, de vuelta a Santiago, tras haber realizado una serie de entrevistas e interrogatorios en Iquique, tanto a víctimas como a victimarios, se prepara para hacer nuevas acusaciones. Esta vez, en torno a las muertes de Jorge Marín Rossel y de Williams Millar Sanhueza, caso inexorablemente conectado al del soldado, Pedro Prado Ortiz, también muerto, supuestamente como víctima de los dos anteriores.
Sector donde sucedieron los hechos,
entre el antiguo Regimiento
 y el Cementerio.
Según la versión oficial dada por las autoridades militares de la época, y registrada en el Bando Militar N° 64, de la Jefatura en Estado de Sitio de la Provincia de Iquique, se dio orden de disparar, en donde fueran habidos, contra los “extremistas que se fugaron del lugar de detención”, supuestamente, el Regimiento de Telecomunicaciones.
Su hermano, Héctor Marín, recuerda hoy ese episodio. “En el Bando Militar se dice que se fugaron de un lugar donde estaban detenidos, no indica que era el Regimiento de Telecomunicaciones. También establece que donde sean habidos de les dará de baja”. Hoy, el recinto militar está identificado en el Informe de la Comisión Rettig.
La información oficial señala que el soldado Prado Ortiz encontró la muerte de manos de Marín y Miller, que lo habrían asesinado en la huída, tras parapetarse en el Cementerio N° 3 de Iquique, en el intento de fuga desde el recinto militar. El camposanto y el regimiento, se ubicaban en forma contigua.
Hoy la Av. Soldado Pedro Prado, es la Av. Salvador Allende
El informe de la Comisión Rettig, que consigna este caso, señala que: “Resulta inverosímil para los miembros de esta comisión, que dos personas detenidas en un regimiento militar, se hayan podido fugar de ese lugar, con medidas de custodia tan severas como las existentes en el período. No se llevó a cabo tampoco, una investigación interna ante un hecho de esta naturaleza, que al menos, habría implicado la negligencia de algún efectivo”.
“Esta Comisión ha llegado a la convicción que ambas personas fueron detenidas por agentes del Estado y desaparecieron a manos de sus aprehensores, violando sus derechos humanos”.
Jorge Marín Rossel, de 19 años, era militante del Partido Socialista y Secretario de las Juventudes de ese partido en Iquique. Se desempeñaba como funcionario de Emporchi. Era casado y tenía una pequeña hija que al momento de su detención, tenía apenas 3 meses de nacida.
Según el informe Rettig, se establece que fue detenido el 28 de septiembre de 1973, por agentes del Estado, en su domicilio y llevado al regimiento de Telecomunicaciones. Desde esa fecha se encuentra desaparecido.
William Millar Sanhueza, de 42 años, 5 hijos, era trabajador de la empresa de Ferrocarriles del Estado. Era dirigente gremial y militante del Partido Socialista.
Según consta en el Informe Rettig, fue detenido el 16 de septiembre de 1973, en su domicilio y dejado en libertad. Posteriormente, el día 24 del mismo mes, fue requerido mediante un Bando Militar, presentándose en su trabajo. De allí fue trasladado al Cuartel de Investigaciones y luego al Regimiento de Telecomunicaciones, desde donde se perdió su pista.
Marín y Miller, tenían en común el hecho de ser destacados dirigentes del Partido Socialista; ambos, incluso, eran parte del Comité Central. Esto es lo que unió su triste destino.
Pedro Prado Ortiz, de 19 años, era de Santiago y se encontraba en Iquique cumpliendo con su Servicio Militar en el Regimiento de Telecomunicaciones. Provenía de Santiago y sus padres no militaban en partido político alguno.
Según el Informe Rettig, Pedro Prado murió el 1 de octubre de 1973, a consecuencia de disparos efectuados por civiles, que actuaban bajo motivaciones políticas, mientras integraba una patrulla de vigilancia, apostada en el Cementerio N° 3 de la ciudad de Iquique, en violación de sus derechos humanos.
Portón que unía al Regimiento con el Cementerio. Por este lugar habrían ingresado a los detenidos, ya muertos.
“LA VERDAD DE PISAGUA”
En el libro “La Verdad de Pisagua”, escrito por el ex prisionero de esa campo de prisioneros, Freddy Alonso, se consigna un testimonio anónimo que indica que la noche del 28 de septiembre de 1973, fue tensa, puesto que el llamado grupo de Chanavayita, (balneario ubicado a 60 kmts, de la costa sur de Iquique) compuesto por jóvenes a los que se le acusaba de que iban a dinamitar los estanques de agua, eran interrogados y sometidos a torturas en el Polígono del Regimiento de Telecomunicaciones.
Se identifica como a algunos de los torturadores a Miguel “flaco” Aguirre y al “guatón” Fuentes. Sobre el primero, el juez Carroza dijo que en Iquique actuaban agentes a los que identificó como “hombres de Mario Acuña”, (Fiscal Militar de Pisagua) donde mencionó a Aguirre.
Se aprecia moderna construcción entre nichos antiguos.
 Correspondía al antiguo paso hacia la zona de la fosa.
Para ocultar estas muertes, en la madruga del 30 de septiembre, Marín y Miller fueron sacados en un jeep militar hacia el Cementerio N° 3, contiguo al Regimiento, donde indicaron que se parapetaron y mataron al soldado Pedro Prado Ortiz. La verdad es que el soldado, fue otra víctima más.Según el libro de Alonso se señala que Marín y Millar fueron sacados por Aguirre, Fuentes y Acuña. Tras una nueva sesión de torturas, donde ahora son sometidos estos dos prisioneros, al parecer, los captores se excedieron, provocándoles golpes mortales. Se sintieron gritos desgarradores y después, disparos. (Aunque consigna su familia que ambos detenidos, ya llegaron moribundos al Regimiento de Telecomunicaciones).
La farsa llegó a tal extremo, que en honor al supuesto heroico actuar del conscripto, abatido por terroristas, la calle 11 Oriente, se bautizó como “Soldado Pedro Prado Ortiz”, hoy Avenida Salvador Allende. Mientras, se entiende que Marín, Millar y Prado, fueron los tres, víctimas de un solo victimario: la dictadura.
LA VERSIÓN DE LA FAMILIA MARÍN
Con el dolor tan fuerte, que le corroe el alma, como si los hechos hubiesen ocurrido hoy, Héctor Marín accedió a contar la verdad de la familia; aquella verdad de la que fueron testigos y, además, detalles muy importantes, que han logrado recopilar durante todos estos años.
“A mi hermano –relata emocionado- lo detienen el 28 de septiembre de 1973, a las 6 de la tarde, cuando ya era hora del toque de queda. Esto ocurre en la casa materna, en presencia de sus 4 hermanos; todos éramos menores de edad”.
“Nuestra madre exige a los militares que se identifiquen y que digan el motivo de la detención de nuestro hermano. El que comandaba el grupo era Roberto Fuentes (conocido como “guatón Fuentes”), en un operativo en que participaron más de 100 hombres. Ellos estaban al interior de la casa, por los techos y mantenían toda la cuadra acordonada”
La casa de la familia Marín Rossel, se ubicaba en un típico barrio iquiqueño, exactamente en calle Latorre con Juan Martínez y Arturo Fernández. Es donde detienen a Jorge Marín, “apenas entra a la casa, ya que estaba durmiendo siesta y venía de donde su suegra, a 4 cuadras de la nuestra. Lo encapucharon y lo esposan adelante de nosotros… en un acto casi reflejo, se alcanza a sacar un anillo que mama le había regalado”.
“Luego lo suben a un camión militar, tapado con lona y con 2 militares al lado. A mi mama la suben a un jeep descubierto. Así la caravana se va en dirección a la Comandancia de Ejército, en calle Luis Uribe. En el lugar, los militares le dicen algo al oído a mi hermano, y él le dice a mi mamá, “mama bájate”. La dejaron hasta las 10 de la noche en ese lugar y luego la llevan a nuestra casa en calle Latorre 1048”.
“Con los años y con declaraciones de testigos, supimos que lo llevaron al retén de El Colorado, en el sector norte de Iquique y que ahí fue salvajemente torturado y casi muerto. Fue ensacado y trasladado en ese estado, al Regimiento de Telecomunicaciones”.
El mortal destino del joven Jorge Marín, se cruzó con el de William Millar. Ambas familias se han unido para luchar por la justicia y la verdad. “Respecto de sus muertes –relata Héctor Marín- el panteonero de la época declara que por las puertas que comunicaban el Regimiento con el Cementerio, los militares ingresaban a los muertos. En su testimonio dice que vio alrededor de 7, y que posiblemente entre ellos estaban Marín y Millar”.
Tras el trabajo realizado por la Mesa de Diálogo, creada el año 2004 “en que los familiares no estuvimos de acuerdo, se dio el destino final de Marín Y Millar y se nos dijo escuetamente que fueron lanzados al pique en la mina Mapocho, como destino final, sin indicar nada más. “Estuvimos con el ministro Guzmán (que antecedió al ministro Carroza), en terreno, buscándoles alrededor de todo un mes y nunca se encontraron ni rastros de sus cuerpos”.
Según Marín, después se les informó que fueron lanzados al pique de la Mina La Santiago, pero tampoco era efectivo.
En este lugar habría estado la fosa. Ya no existe.
Luego “fueron sacados por la puerta que unía al regimiento con el Cementerio, y que los cuerpos fueron lanzados a la fosa común. “Curiosamente hay un documento donde por esos días, se autoriza para que se incineren los restos de personas NN que se encontraban en la fosa. Y oculto entre ellos, Marín y Millar”.Cuenta que según testimonio de otro detenido, “mi hermano se identificó como Jorge Marín y alcanzó a escuchar que el otro compañero estaba en muy malas condiciones. Volvieron a ser torturas, por el lado de las caballerizas, contiguo al cementerio ahí les dispararon ya, para rematarlos”.
LAS ACUSACIONES QUE VIENEN
Juez Mario Carroza
Dice el documento: “El conscripto Pedro Prado, que en la información oficial de la época aparece muerto por Marín y Millar al evadirse, en nuevas y reiteradas informaciones, también oficiales, es declarado como fallecido en otras circunstancias”.Una línea clave para esclarecer estos hechos, y sobre las que trabajaría el juez Carroza, es la referida a la causal de muerte del soldado Pedro Prado Ortiz, ya que posterior a la versión oficial de los primeros años de la dictadura, y según se consigan en el Informe Rettig, hay otras versiones sobre su trágico desenlace, que nada tiene que ver con Marín y Millar.
Los restos de Marín y Millar jamás aparecieron. ¿Dónde están? Es la pregunta que hasta hoy se hacen sus familiares. ¿Fueron lanzados a la fosa común del Cementerio N°3? ¿Fueron enterrados clandestinamente en el mismo regimiento, ya desaparecido y en cuyos terrenos hoy se levanta una moderna Escuela de Caballería? ¿Tal vez arrojados al mar? ¿O lanzados a un pique minero?
El juez Carroza lo dijo en Iquique: las familias no pueden seguir esperando, por lo que trabaja arduo para levantar las acusaciones y llegar lo antes posible a la tarea que le encomendó la Corte Suprema: establecer la verdad de lo sucedido. Mientras, la pregunta que ronda y se transmite como eco con el paso de cada año, sigue siendo: ¿Dónde están?
 Escrito por Anyelina Rojas V.-

http://www.edicioncero.cl/?p=38244

Emocionante encuentro con víctimas del 73 tuvieron los participantes en “Un minuto de silencio por la historia”

IMG_0074
En el marco de la actividad “Un minuto de silencio por la historia”, se vivieron momentos cargados de simbolismo y emoción cuando los participantes de esta reflexión y catarsis por los hechos ocurridos hace 40 años en nuestro país, con el Golpe del Estado, que terminó con nuestra institucionalidad democrática y con vida de miles de chilenos, participaron en una romería al Mausoleo “Para que Nunca Más”, donde descansan los cuerpos de los asesinados y. donde hay tumbas vacías con los nombres de quienes aún se ignora donde están sus cuerpos.
A la actividad cargada de emoción, asistieron los invitados nacionales, el juez Alejandro Solís, la presidenta de la Agrupación de  Detenidos Desaparecidos, Mireya García; el presidente de la Asociación de los Trabajadores del Cobre, Cristián Cuevas; el diputado Hugo Gutiérrez y el alcalde de Iquique, Jorge Soria, además de detenidos en Pisagua y familiares de las víctimas.
En la oportunidad, Cristián Cueva, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, manifestó” el estar acá es una obligación ética y moral, en memoria y homenaje de nuestros detenidos, para que nunca más. Gracias, por tener el privilegio de haber llegado aquí y poder estar con ustedes, con su historia y hacer este compromiso con estos compañeros, de que jamás dejaremos de seguir buscando los restos de los detenidos desaparecidos”
Agregó el dirigente sindical, que siempre dice que “nuestros detenidos y detenidas y  ejecutados políticos caminan en las luchas sociales del Chile de hoy, caminan en Magallanes, en Aysén, en todo Chile. Emergen de esta lucha social que hoy exigen justicia”.
La memoria histórica
Por su parte, Mireya García manifestó “el esfuerzo que hagamos, el esfuerzo que hicimos, es una obligación ética y moral con el compromiso de la memoria, en homenaje a nuestros familiares caídos, para que nunca más, y el Nunca Más parte la base de verdad, la justicia y la memoria histórica que aquí los compañeros han conservado con ejemplos, con memoria, con la cobardía, pero también con la expresión de amor de familia”. Al final dio las gracias “por tener el privilegio por haber llegado aquí y estar compartiendo con ustedes su historia y contarles nuestra historia”.
También el ex regidor del PC en Iquique, Rigoberto Echeverría, recordó a Michel Nash, el joven conscripto, militante de las Juventudes Comunistas, que llegó a Iquique a cumplir con su Servicio Militar y fue enviado a Pisagua, donde fue fusilado. Echeverría, con emoción reconoció, que estuvo con Nash en Pisagua.
En tanto, el alcalde de Iquique, Jorge Soria, prometió que va arreglar el sector donde se encuentra el Mausoleo “Para que Nunca Más”, ubicado en el Cementerio N° 3 “creo que la mejor manera de recordar a los cayeron, es tener un lugar donde nos juntemos, no sólo para los aniversarios, una especie de parque”.
Un Minuto de Silencio por la Historia
El programa de la actividad “Un Minuto de Silencio por la Historia” continúa hoy viernes 30 de agosto a las 11.00 horas, en el Día del Detenido Desaparecido, donde PRAIS Iquique inaugura sus dependencias con el nombre del menor asesinado en Pisagua, Henry Torres,  en el Hospital Regional de Iquique.
Después de las actividades proseguirán el miércoles  04 de Septiembre: Aniversario del Gobierno de la Unidad Popular.  19.30 horas., Plaza Salvador Allende.
Martes 10 de septiembre: Misa por los detenidos-desaparecidos, ejecutados y sobrevivientes del campo de prisioneros de Pisagua. 20.00 horas. Iglesia Campanario.
Miércoles 11 de Septiembre:   Romería al Mausoleo “Para que Nunca Más” .  19.30 horas, punto de encuentro en la Plaza Condell, para enfilar hacia el Cementerio N° 3.
Sábado 21 al jueves 26 de Septiembre: Exposición de Oleos de la Pinacoteca de la Corporación ex Presos Políticos de Pisagua. Además, trabajos gráficos de sobrevivientes.
Domingp 27 de octubre: Romería al ex Campo de Prisioneros de Pisagua. Salida a las 08.00 horas. desde el Monolito de la Escuela Santa María.  Participa el grupo  “Sol y lluvia”.
http://www.edicioncero.cl/?p=38858

Un héroe anónimo llamado Michel Nash: pagó con su vida al negarse a empuñar las armas contra sus compatriotas

En este entorno mediático, que por primera vez pone masivamente en el conocimiento público, las atrocidades de la dictadura, en el contexto de conmemorar los 40 años, las víctimas y familias sobrevivientes, encuentran un espacio para reforzar sus demandas de justicia. Es el caso de la familia del joven conscripto Michel Selim Nash Sáez que con 19 años, cumplía con el Servicio Militar Obligatorio en Iquique.
Su hermana Leila, que ha dedicado su vida a buscar justicia, recuerda que su hermano fue asesinado por negarse a empuñar las armas contra sus compatriotas. Esa heroica decisión le costó la vida al joven Nash y lo transformó en el primer héroe anónimo, que la historia de Chile, deberá reconocer.
El joven soldado Nash, junto a otros conscriptos, que cumplían con su Servicio Militar en Iquique.
Michel Nash era militante de las Juventudes Comunistas, por lo cual, cuando ocurre el golpe de estado y sus superiores le dicen que deberá empuñar las armas contra “los marxistas”, se niega y, dice que está dispuesto a defender su Patria, pero que no dispararía contra el pueblo que juró proteger. Acto seguido fue dado de baja del Ejército y despojado de su uniforme se soldado, el mismo 11 de septiembre y enviado al campo de Prisioneros de Pisagua. Su suerte estaba echada… Aquel sería un viaje sin retorno.
El joven soldado, fue parte de un falso intento de fuga ocurrido en Pisagua, el 29 de septiembre de 1973, tesis, que en el curso de la investigación que lleva el ministro de fuero Mario Carroza, fue descartada, ya que numerosos testimonios grafican que los seis detenidos, fueron escogidos en forma selectiva. Así también quedó establecido en el Informe Rettig, pues la Comisión señala que les asiste la convicción que Nash y los otros 5 ejecutados “fueron víctimas de grave violación de sus derechos humanos, cometidas por agentes del Estado”
Junto a Michel Nash, fueron asesinados:
Juan Calderón Villalón, 25 años, militante del Partido Socialista, es trasladado a Pisagua a bordo del Buque Maipo.
Marcelo Guzmán Fuentes, 34 años, socialista. Se presentó voluntariamente al Regimiento de Telecomunicaciones
Luis Alberto Lizardi Lizardi, 29 años y militante del Partido Socialista, detenido el mismo 11 de septiembre.
Nolberto Cañas Cañas, 48 años, militante del Partido Socialista y ejercía a la fecha de su detención, como Interventor del Complejo Pesquero Norte.
Juan Jiménez Vidal: 42 años, funcionario de Aduanas en Valparaíso y sin militancia conocida. Se presentó voluntariamente el 13 de septiembre de 1973.
(Sólo los restos de los tres primeros, aparecieron en la fosa clandestina de Pisagua).
Los seis detenidos fueron escogidos como “voluntarios” para realizar trabajos fuera de la cárcel. La autoridad militar efectivamente pidió voluntarios y aunque algunos presos se ofrecieron, los 6 fueron escogidos en forma selectiva. Este hecho es recordado por el e4x prisionero político, Angel Prieto, que junto a tres de 11 hermanos, estuvo detenido en Pisagua. “Cuando pidieron voluntarios yo levanté la mano, pero no me consideraron. Los que fueron llevados, fueron seleccionados, en forma intencionada, entonces queda claro que los iban a matar”, recuerda emocionado.
La versión oficial de intento de fuga dice que los detenidos huyeron y que fueron conminados a detenerse y que como no obedecieron, debieron dispararles. La versión fue descartada por la Comisión Rettig y en función de esa misma línea, el juez Mario Carroza sometió a proceso a 6 militares.
LA FAMILIA
Respecto a la valiente decisión de su hermano, aquel fatídico 11 de septiembre de 1973, Leila señala que “para nosotros como familia es una alegría triste porque te enorgullece saber que fue incapaz de asesinar a otras personas, por una orden que no era justa ni correcta, era una orden criminal”.
Y tristeza, dice, “porque con ello se fue su vida, Y lo que tenemos es una familia desarmada por ese hecho. Entonces están las dos emociones juntas, el orgullo por la consecuencia de vida de Michel, y una tristeza por el costo que hubo que pagar por ello”.
La familia Nash Sáez, con un padre ya fallecido y una madre enferma, sigue albergando la esperanza que la justicia llegue a buen término y que las condenas que se dictaminen, sean proporcionales a los crímenes cometidos.
-Sin embargo, los jefes, los altos mayores que estuvieron en Pisagua, ya están fallecidos…
-Ese es el costo que hay que pagar porque la justicia se demora tanto en llegar. Entonces los autores de los crímenes se van muriendo; las familias de las víctimas también se van muriendo… Igual hay pequeñas alegrías cuando vemos que la justicia avanza. Mi papá murió el 2002 y no alcanzó jamás a escuchar que hubo acusaciones contra algunos de estos criminales. Y murió Forestier, el asesino (Comandante en jefe de la Sexta División de Ejército); murió Larraín (jefe del Campo de Prisioneros de Pisagua) que también tuvo responsabilidad. Por lo menos Benavides, que según los testimonios de prisioneros fue quien señaló a mi hermano en la lista para los “trabajos voluntarios”, todavía está vivo por lo que esperamos que pague por el crimen.
-¿Cómo ha vivido estos 40 años?
-No ha sido fácil vivir estos 40 años para que recién se empiece a vislumbrar justicia. He conocido a gente muy valiosa durante este proceso de búsqueda de justicia y he visto cómo mi hermano ha trascendido en jóvenes que han tomado su nombre y su consecuencia como ejemplo para trabajar por una sociedad y un país mejor.
LA QUERELLA
En 1998 la familia de Michel Nash interpuso una querrella por Homicidio Calificado en la Corte de Apelaciones de Santiago, en contra de Augusto Pinochet y otros altos oficiales, bajo el patrocinio del abogado Adil Brkovic. Es la misma causa que hoy lleva como ministro de fuero, Mario Carroza y que se caratula como “Nash y otros”.
El sitio web Memoria y Justicia  publicó un extracto de la querella criminal interpuesta por los padres de Michel Selim Nash
“Según testimonios de personas que se encontraban presas, el día 29 de septiembre de 1973, temprano en la mañana poco antes de las 9:00, el comandante del “campo de prisioneros de guerra” teniente coronel Ramón Larraín, ordenó a los cerca de 600 prisioneros salir de sus celdas y formar afuera de ellas.
“Junto a él estaban el capitán Sergio Benavides y los tenientes Contador, Figueroa y Ampuero, según relatos coincidentes de ex prisioneros de Pisagua. Pasaron lista y Larraín pidió seis voluntarios para realizar tareas de pintura. Después dijo que necesitaban otros seis voluntarios para instalar unos pilotes. Esta vez los seis no fueron voluntarios, sino elegidos por cada oficial, a pesar de que en los casos de Cañas y Guzmán estos manifestaron su deseo de no salir y otros se ofrecieron para sustituirlos.”
“Contador eligió a Cañas que estaba recién operado pocos días antes de ser detenido y caminaba con dificultad. Ampuero eligió a Guzmán a quien lo fue a buscar al interior de la celda porque no había salido a formar. Benavides sacó al conscripto Michel Nash. El propio Larraín sacó a Lizardi. Figueroa eligió a los dos ex infantes de Marina Juan Calderón y Juan Jiménez. Llegaron estos dos últimos, funcionarios del Departamento de Investigaciones Aduaneras, el 18 de septiembre desde Valparaíso en el mercante “Maipo” como prisioneros de la Armada, junto a otros 300 presos políticos de esa institución.”
Según testimonio recogido en la investigación llevada a efecto por el Ministro en Visita Sr. Sánchez Marré, con ocasión del descubrimiento el 2 de junio de 1990 de una fosa en la localidad de Pisagua, se logró establecer que los prisioneros nunca intentaron huir, sino que fueron obligados a correr mientras un grupo de militares les disparaban por la espalda, incluso con un ametralladora punto 30 emplazada en un Jeep.
Escrito por Periodista  Anyelina Rojas V

http://www.edicioncero.cl/?p=38901

Cecilia Pérez: “Es lamentable cuando sectores políticos se tratan de arrogar la verdad histórica”

2 DE SEPTIEMBRE DE 2013
Gobierno lamenta decisión de la oposición de no asistir a acto oficial por el Golpe


La titular de la Segegob sostuvo que “serán ellos los encargados de dar las explicaciones de porqué con este tipo de gestos muchas veces la gente señala y piensa que no se avanza en la reconciliación, en la unidad, cuando hay sectores políticos que le pegan portazos a un acto que tiene el espíritu de avanzar hacia el futuro, no olvidando lo que pasó en el pasado”.
“Lamentamos lo que han señalado los dirigentes de la Concertación, el Presidente del Senado, en el sentido de no concurrir a La Moneda, que es la casa de todos los chilenos y no concurrir a un acto al cual ha convidado el Presidente de todos los chilenos, sino más bien privilegiar un acto político, de un sector político (donde Michelle Bachelet será la principal oradora)”.
Con esta frase la ministra secretaria general de Gobierno, Cecilia Pérez, expresó el malestar por la determinación adoptada por los partidos de la Concertación y la oposición de no asistir al acto de conmemoración de los 40 años del Golpe Militar organizado por el Ejecutivo.
“Sin perjuicio de eso —puntualizó la portavoz de La Moneda— serán ellos los encargados de dar las explicaciones de porqué con este tipo de gestos muchas veces la gente señala y piensa que no se avanza en la reconciliación, en la unidad, cuando hay sectores políticos que le pegan portazos a un acto que tiene el espíritu de avanzar hacia el futuro, no olvidando lo que pasó en el pasado”.
“Es lamentable cuando sectores políticos se tratan de arrogar la verdad histórica de un país”, insistió la secretaria de Estado.
“Eso es lo que provocó, a partir de los años ’60, la agresividad política, verbal, física que llevó finalmente a un quiebre institucional con lo lamentable que vino después, que fue la violación a los DD.HH. que todo el país recuerda”, añadió Cecilia Pérez.
“Seguir insistiendo en que unos son los defensores de las víctimas y otros no, no corresponde a lo que Chile espera en el presente y en el futuro. No corresponde a lo que ha sido el espíritu y la trayectoria política en materia de DD.HH. del Presidente que hoy tiene Chile, que es Sebastián Piñera”, acotó la ministra.
“No corresponde hacer de esto algo que dé solamente un rédito político, sobre todo cuando existe tanto dolor aún en los familiares de las personas que sufrieron la pérdida de sus vidas, el secuestro y tantas otras barbaries de esa época”, concluyó la titular de la Segegob.
La candidata presidencial del pacto de Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, encabezará la actividad de la oposición agendada para el 9 de septiembre a las 10:30 horas en el Museo de la Memoria.


http://www.elmostrador.cl/pais/2013/09/02/cecilia-perez-es-lamentable-cuando-sectores-politicos-se-tratan-de-arrogar-la-verdad-historica/#tab2

“No se dejen arrastrar por una encuesta que con seriedad nunca se debió haber publicado”

2 DE SEPTIEMBRE DE 2013
Evelyn Matthei arremete con todo contra la CEP:

“Hay gente que se preocupó con la encuesta del CEP, y a ellos les quiero decir que no se preocupen, esa encuesta nunca ha tenido buen poder predictivo”, sostuvo la abanderada presidencial de la Alianza.

La última encuesta elaborada por el Centro de Estudios Públicos (CEP) otra vez fue blanco de críticas por parte de la candidata presidencial de la Alianza, Evelyn Matthei.
“Hay gente que se preocupó con la encuesta del CEP, y a ellos les quiero decir que no se preocupen, esa encuesta nunca ha tenido buen poder predictivo, pero además, se hizo cuando yo no era candidata”, hizo hincapié la abanderada en Radio Agricultura.
Por ello, dijo, “seguimos trabajando con mucha eficiencia, vamos a llegar a segunda vuelta y vamos a hacer todo lo posible por ganar. No se dejen arrastrar por una encuesta que con seriedad nunca se debió haber publicado (…) lo que ha hecho al CEP no contribuye a su prestigio”.
En ese sentido, Matthei coincidió con las críticas que El Mercurio formuló contra el CEP señalando que “las comparto absolutamente. Lo que se hizo no es correcto, pero ellos tienen el derecho a hacerlo”.

http://www.elmostrador.cl/pais/2013/09/02/no-se-dejen-arrastrar-por-una-encuesta-que-con-seriedad-tal-vez-nunca-se-debio-haber-publicado/

Milton Juica y el activismo judicial: “Eso es un eslogan para afectar la independencia del Poder Judicial”

2 DE SEPTIEMBRE DE 2013
Ministro de la Suprema responde a críticas de libro de Libertad y Desarrollo

La crítica no es nueva, es más, es una de las razones de fondo de la tensión que bajo la administración de Sebastián Piñera ha existido en mayor o menor grado entre el Ejecutivo y el Poder Judicial. La diferencia es que ahora está plasmada en el último libro de Libertad y Desarrollo (LYD) —centro de pensamiento vinculado a altos personeros de la dictadura militar, como Hernán Büchi y Carlos Cáceres— “Activismo Judicial en Chile: ¿Hacia el gobierno de los jueces?”, donde se establece que algunos magistrados dictan sus fallos basados en argumentos que van allá de lo meramente jurídico. Algo que el ministro y ex presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, desmiente tajantemente: “No veo ningún juez que se suba a una tribuna política, que asuma una posición ideológica-política ni tampoco uno que declare en su sentencia, una posición política respecto de un tema judicial”.
El tema del activismo no es un críptico debate académico ni judicial, sino que atraviesa soterradamente lo que han sido las relaciones de este gobierno con los tribunales, donde las críticas públicas desde el Presidente Piñera para abajo han marcado estos años. Basta recordar las opiniones negativas que esgrimía el ex ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, contra el actuar de los jueces, que llevó a una categórica y pública respuesta del pleno de la Corte Suprema, hace casi un año exacto, reclamando por el intento político de interferir en la independencia de los tribunales.
El ministro Juica tiene una respuesta, aunque considera que todo el cuestionamiento tiene su razón de ser en intentos evidentes por querer influir en la independencia de los Tribunales de Justicia: “El Poder Judicial no se deja amedrentar por el otro activismo, el contrario, el que quiere imponer su voluntad a los jueces y eso, ni ahora ni nunca, va a ocurrir”, sentenció.”
Es en ese contexto, que casos judiciales emblemáticos han sido puestos como ejemplo del supuesto activismo judicial: el estrepitoso fracaso del ‘caso Bombas’ el 2012, el caso de Luciano Pitronello, fallos en materia medio ambiental y sentencias favorables a los consumidores. El libro de LyD recoge gran parte de esta lista para sustentar su advertencia, que consistiría en un intento de los magistrados por reemplazar las reglas jurídicas cuando se estiman injustas, sumado a una tendencia a judicializar controversias en diferentes áreas, unido al hecho que los jueces estén abandonando la idea de sujeción a la ley con que trabajaban antes y que ahora los tribunales deben lidiar con actores organizados, como activistas, grupos de interés y medios de comunicación con líneas editoriales definidas.
La respuesta desde tribunales no se hizo esperar. Para cada uno de estos puntos, el ministro Juica tiene una respuesta, aunque considera que todo el cuestionamiento tiene su razón de ser en intentos evidentes por querer influir en la independencia de los Tribunales de Justicia: “El Poder Judicial no se deja amedrentar por el otro activismo, el contrario, el que quiere imponer su voluntad a los jueces y eso, ni ahora ni nunca, va a ocurrir”, sentenció.
Explicó que las reformas a la Constitución de 1980 han generado condiciones para que “existan acciones que puedan impugnar actividades de la administración del Estado y eso no lo establecieron los tribunales, sino que fue a través de los órganos legislativos en un sistema de modernización, en que cuando existe la afectación de una garantía, de un derecho, de un bien de alguien, puede ser discutido ante el derecho que tiene toda persona de ir a un tribunal de justicia”.
Es más, Juica precisa que lo que sucede actualmente, que no se puede desconocer “y no porque los jueces lo hayan querido, es que tenemos una sociedad muy interesada en que las políticas públicas sean transparentes y convenidas con la sociedad civil”.
El libro —de los abogados José Francisco García coordinador de Políticas Públicas de LyD y Sergio Verdugo, investigador del Centro de Justicia Constitucional de la UDD— plantea que en materia de energía y medio ambiente la nueva jurisprudencia ambiental, especialmente tras el fallo que paralizó la central Termoeléctrica Castilla, se generó una alta incertidumbre regulatoria, lo que impacta en el desarrollo de proyectos para satisfacer la demanda energética del país. En este punto, se recalca que la jurisprudencia del Poder Judicial en materia ambiental sufrió un cambio significativo —en esta línea— a partir del 2009.
Este activismo, según el libro, alcanza también el ámbito de la salud, lo que se demuestra en cifras. Se precisa que en el año 2007 los recursos de protección contra las alzas de los planes de Isapres llegaban a 737, al año siguiente aumentaron a 5 mil 193, mientras que el 2010 fueron 7 mil 368 y el 2012 se dispararon a 43 mil 407. García y Verdugo precisan que lo grave de este tipo de activismo no es el diagnóstico sobre el sistema de salud, sino el hecho de que los jueces perciban que ellos están en condiciones técnicas de realizar dicho diagnóstico con precisión y que estimen que ello otorga un fundamento jurídico suficiente para resolver casos concretos.
Se considera que el “activismo judicial” refleja un desconocimiento en la asignación de roles de los jueces dentro del sistema político y, por lo mismo, se advierte que puede tener impacto en la separación de poderes, en la capacidad de las autoridades electas para llevar adelante sus programas, la legitimidad democrática de las decisiones y el carácter técnico de medidas adoptadas mediante procedimientos complejos. Lisa y llanamente se plantea que los jueces carecen de la legitimidad democrática y las competencias técnicas para tomar decisiones de política pública, porque su rol es controlar su legalidad, no diseñarlas o evaluar sus méritos.
Para García y Verdugo, el activismo judicial tiene su origen intelectual en los 60’s, en un grupo de académicos que formaron a un grueso de los actuales jueces en ejercicio y que postulaban —según afirman— que el derecho no podía ser una traba a la transformación social, por lo que había que buscar los resquicios que lo permitieran, siendo heredero directo de la filosofía de los resquicios legales utilizada durante del gobierno de la UP. En esa línea, advierten de la tentación de “algunos jueces de utilizar las sentencias como vehículo de reforma social” creyendo que con ello avanzan “en ciertas ideas sobre lo que estiman es lo justo”.
Sin embargo, en opinión de Juica, toda la argumentación que se ha puesto sobre la mesa para justificar la existencia de dicho activismo “son sólo eslóganes que no reflejan la realidad práctica de los conflictos que se resuelven en los tribunales de justicia (…) es un eslogan, como tantos para, de alguna manera, afectar la independencia del poder judicial, como por ejemplo el eslogan de la puerta giratoria”.
El ministro considera una “contradicción” las críticas en materia medioambiental cuando “precisamente lo que se judicializó fue la política ambiental. No solamente se hizo, sino que se crearon Tribunales Ambientales y ¿para qué se crean?, ¿para controlar a la gente? No, sino para controlar al Estado en sus políticas ambientales. Entonces parece un contrasentido hablar de activismo judicial”.
Tajante, Juica añade que es a los tribunales a los que se les pone en la situación de resolver un conflicto y es dentro de su competencia, que lo hacen. El punto es que “por mucha deferencia que tenga el Poder Judicial con los otros poderes del Estado, pero no puede ir más allá de tener que aceptar como bueno lo que se resuelva a nivel político y administrativo, en la medida que esa actividad puede ser impugnada por las partes afectadas a través de recursos y acciones”.
http://www.elmostrador.cl/pais/2013/09/02/milton-juica-y-el-activismo-judicial-eso-es-un-eslogan-para-afectar-la-independencia-del-poder-judicial/

Así fue “El Fraude”, los videos que recuerdan cómo la dictadura impuso la Constitución del 80

Estas imágenes introducen el libro del académico de la UDP Claudio Fuentes, que demostrarían que el plebiscito de 1980 se cnvirtió en el fraude más grande de la historia del país.
En el centro cultural Gabriel Mistral se llevará a cabo el próximo martes 10 de septiembre, a las 19:30 horas,  el lanzamiento del libro “El Fraude”, del cientista político y director del Instituto de Investigación de Ciencias Sociales (ICSO) de la UDP, Claudio Fuentes S.
Se trata de una investigación respecto a la realización durante el régimen militar del plebiscito de 1980 que ratificó la  nueva Constitución Política, proceso que se habría convertido en el fraude más grande de la historia del país.
A la actividad fueron invitados como comentaristas e candidato a diputado por Revolución Democrática Giorgio Jackson, la periodista Mónica Ganzález  y el abogado Fernando Atria, quien integra el equipo de la campaña de Michelle Bachelet sobre los cambios que requiere la carta fundamental.
Y estos videos, a cargo de Iván Krug, introducen el libro publicado por la editorial Hueders.

Nieto de Augusto Pinochet califica de "propaganda" los programas de TV sobre los 40 años del golpe militar

26/08/2013 |Por María Kovacz

En conversación con Cambio21, Augusto Pinochet III, el descendiente de quien encabezó el golpe militar afirmó que estaba de acuerdo con las querellas que anuncian sectores pinochetistas por la forma en que es tratado el tema en los canales de televisión.

En septiembre próximo se conmemoran 40 años del golpe militar y la instauración de la dictadura que por 16 años encabezó el general Augusto Pinochet. Ya la prensa en general ha desplegado todo un abanico para recordar el trágico momento por el cual atravesó al país. De hecho, todos los canales de televisión tienen en su parrilla programas sobre el tema, como el exhibido la noche del último domingo por Canal 13 (algunos con enfoques discutibles, pero ese es otro tema).

Si bien Chilevisión fue el primero en lanzarse con "Chile, las imágenes prohibidas", también ha sido el primero en recibir denuncias a través del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) las que hicieron referencia "a que el programa presenta una visión sesgada de la historia", o que "provoca odiosidades y división en el país".

Denuncias que ocurren con dos emisiones a cuestas del documental en las que se han mostrado el Golpe de Estado, la persecución de partidarios de la Unidad Popular, las detenciones en el Estadio Nacional, el caso "Degollados" y la muerte de Pablo Neruda, entre otros momentos de gran tensión. El programa ha logrado impactar a los televidentes y transformarse en el más visto de su la franja de las 22 horas.

Todo lo anterior revela un hecho incuestionable: la tragedia que comenzó el 11 de septiembre de 1973 y que se prolongó hasta el 5 de octubre de 1988, cuando el dictador perdió el plebiscito que contemplaba la propia Constitución hecha a su medida, sigue presente en la sociedad chilena.

Pero eso no es todo...

Sin embargo los programas sobre el golpe militar enfrentan más problemas. Esto, luego que a través de un "comunicado oficial" publicado en el blog "Los valientes soldados del 73 de Chile", y que circula desde hace días en las redes sociales, el pinochetismo duro convocó a sus adherentes a ejercer acciones comunicacionales y judiciales para combatir las "injurias" que se pronunciarán en las próximas semanas en el país con motivo de la conmemoración de los 40 años.

En el texto, emitido a nombre de "Acción Patriótica de Chile", "se invita a todos los Pinochetistas, Nacionalistas y Familia Militar, a enviar Cartas de repudio y rechazo a los Medios de Comunicación que difamen a los Militares y distorsionen la realidad histórica, sin excepción".

"El objetivo que buscan estos medios de izquierda es enlodar a los valientes soldados del 73 que libraron a Chile de convertirse en una nueva Cuba comunista", señala el comunicado.

La nota pide además "a todos los abogados, pinochetistas, nacionalistas y de la familia militar, hacerse parte de las querellas que tramitamos en contra de las personas o medios de comunicación que realizan injurias y calumnias a los Militares en retiro o en servicio activo, por su gesta libertadora del 11 de septiembre de 1973".

Diferencias en las historias

Ante el tema, uno de los nietos de Augusto Pinochet,  Augusto Pinochet Molina (hijo del primogénito del militar que encabezó el golpe) mencionó que "es lógico que hicieran algo así, están rechazando la propaganda que está funcionando hace bastante tiempo".

En conversación con Cambio21, Pinochet Molina agregó que "Chilevisión es parte de la propaganda, y es por eso que se dan las denuncias".

Además, mencionó que "por supuesto que apoyaría las querellas si ellos me lo plantearan, es lo que se debe hacer"

Por último Augusto Pinochet Molina, se refirió a los 40 años del golpe agregando que "hay que superarlo".

Cabe recordar que Pinochet Molina, siendo capitán en servicio activo del Ejército, intervinó en el funeral de su abuelo durante la ceremonia llevada a cabo en la Escuela Militar. Allí defendió el régimen y la participación de los soldados en la dictadura. Por este acto de indisciplina, ya que no estaba autorizado, al cabo de un tiempo se le sancionó y él pidio la baja definitiva.

Por su parte, el presidente de la Corporación 11 de septiembre, Juan González, declaró a Cambio21 que "lo que está pasando en Chile es algo que está calcado a lo que pasó en la época de la Unidad Popular, donde se cometieron terribles delitos, y los medios de comunicación hacen sentir que Chile comienza desde el 73 en adelante y no antes".

"Muestran imágenes arbitrarias en los documentos que están dando. Está lleno de programas, que han cambiado la historia, como lo hacen los medios de comunicación de izquierda", reclama el oficial retirado.

Además, concluyó que "no estoy de acuerdo con que suceda así, y estoy por que se muestre un futuro, pero no un futuro con los mismos que llevaron a este país al desastre".

Los hijos de Pinochet - El Solitario (José Piñera)

























La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!