Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

domingo, 2 de diciembre de 2012

Me cago en la donación de los Luksic en la Teletón


-


Tal como en años anteriores, la viuda de Andrónico Luksic Iris Fontbona, hizo su aporte a la Teletón en el nombre de toda su delincuente familia,esta vez fueron 1500 millones de pesos, cifra inimginable para la mayoría de nosotros, el vuelto del pan para ellos. Mucha gente quedó asombrada por tan “noble gesto”.  Ante lo cual, no fueron pocos los por las redes sociales poco menos que pidieron su beatificación con los ojos llenos de lágrimas.

Repasemos un poco las cosas… Quiñenco es el nombre que recibe el holding de empresas en las cuales tiene inversiones la familia Luksic. La cual incluye utilidades en más de 40 empresas distintas entre las que destacan: CCU, Luchetti, Banco de Chile, Telsur, Entel, Madeco, Hoteles Carreras, Antofagasta PLC (minería), Calaf, y su recién adquirida última inversión, Canal 13. Por poner un ejemplo, solo en el primer semestre del año 2010, Quiñenco duplicó sus utilidades registrando ganancias por 432 millones de dólares(!), mas que nada, gracias a la transacción con Citigroup.

El año pasado, la fortuna de la familia Luksic ascendía a 11.000 millones de dólares. Con ese patrimonio acumulado, el clan empresarial se encontraba en el ranking Forbes dentro de las 50 mayores fortunas del mundo al mismo nivel de Silvio Berlusconi. Sin embargo este año, su capital alcanza los 19.ooo millones de dolares(!) Subiendo al lugar 27 de las mayores fortunas del mundo en el ranking Forbes. Estamos hablando de 8.000 mil millones de dolares más en solo un año.

Una vez sabiendo esto, saquemos cuentas. Como mencionamos antes, la riqueza de la familia Luksic se estima en 19.ooo millones de dolares, si donaron 1500 millones de pesos, eso es aproximadamente 3 millones de dolares, lo que equivale a apenas el 0.016% de su fortuna total.

Si una persona gana 200 mil pesos y colaboró a la Teletón con el mismo porcentaje de los Luksic donó la impresionante(?) cantidad de 3,2 pesos.

O veámoslo de otra forma, supongamos que usted tiene suerte y apenas sale del colegio le ofrecen un trabajo con sueldo de 1 millon de pesos hasta que se jubila. Usted tiene tanta suerte que además le pagan TODOS los gastos así que su sueldo de un millon lo ahorra entero. Tiene tanta pero tanta suerte que trabaja hasta los 68 años ya que es sano y jamás se enferma, 12 sueldos de un millon al mes por 50 años, apenas le da 600 millones de pesos. Un tercio de lo que la familia Luksic donó este año a la Teletón.


Sin ir más lejos, los “caritativos” Luksic en este año han aumentado su leyenda, contaminando el agua con desechos tóxicoscreando tranques ilegales, y la aún más honorable, demandando a uno de los pueblos más pobres de Chile.


¿ALGO ANDA MAL NO?

Como ven, los Luksic no “donaron” NADA a la Teletón, es más, porcentualmente podríamos decir que la mayoría de las personas colaboraron con mucho mas dinero que la tan cacareada donación de la Familia Luksic. ¿Y porqué no mejor en vez de donaciones les subimos los impuestos? ¿Supongo que si son tan buenos lo aceptarán o no?

Si usted no puede ver de que se trata esto, si no es capaz de ver el fondo de este artículo e insiste en catalogarlo como “envidia” o de aceptar esta situación utilizando una justificación de orden casi “divino”, lo más seguro es que aunque se lo expliquen con manzanitas jamás entenderá nada y lo seguirán cagando durante toda su vida. Pero no se entristesca, la ignorancia es un don y probablemente usted sea más feliz que todos nosotros.




http://www.gamba.cl/?p=1173

Las 4 mil familias que viven en el mundo de Bilz y Pap

8 de noviembre de 2011

avatar
Investigador de la Fundación SOL. @lafundacionsol
http://www.fundacionsol.cl






Ante un auditorio de más de mil personas y en el marco de la Cena Anual de la Industria, en la cual se celebró el aniversario 128 de la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA), su presidente, Andrés Concha, explicitó el rechazo del sector a una reforma tributaria que implique subir los impuestos a las grandes empresas.


Específicamente, Concha dijo que “subir impuestos sin afectar la inversión sólo es posible en el mundo de Bilz y Pap” y  que “para crecer necesitamos impuestos bajos”.
El portazo de los empresarios chilenos a un cambio en las reglas del juego de la economía y la sociedad es tan viejo como la cena anual de la industria y ya forma parte del modus operandi de la elite nacional.
Estas familias se acostumbraron a tener un estilo de vida “a la Suiza” y viven en una verdadera burbuja. Tal como menciona Felipe Lamarca“no quieren soltar la teta”, realizando el lobby correspondiente para que las instituciones, las leyes y los dictámenes funcionen a su conveniencia.
¿Y cuál es el núcleo duro de esta elite nacional?, ¿a quién exactamente representa el líder de la SOFOFA con sus palabras?
Según los datos procesados por la Fundación SOL en base al microdato de la encuesta CASEN 2009, en Chile 4.459 familias tienen un ingreso autónomo promedio mensual de $19 millones, se trata del 0,1% de los hogares más ricos, que en general tienden a subdeclarar sus ingresos en este tipo de encuestas de hogares.
En este selecto grupo podemos encontrar a los principales accionistas de los 114 Grupos Empresariales registrados a septiembre de 2011 por la Superintendencia de Valores y Seguros, directores de empresas (incluidos ex ministros y funcionarios de la Concertación) y los principales ejecutivos que sirven a las empresas que pertenecen a estos Holdings. En esta lista se encuentran los dueños de los bancos, compañías de seguro, los supermercados, multitiendas, farmacias, las AFP, Isapres, las pesqueras, las eléctricas, forestales, mineras, salmoneras, medios de comunicación, en fin, los dueños de Chile, la elite que configura y decide día a día la economía nacional.
Por supuesto acá aparecen los Luksic, Angelini, Matte, Saieh, Paulmann, Yarur, el grupo Penta, Ibañez, Said, Izquierdo Menéndez, Navarro, Solari, Calderón, Cruzat, Cueto, Piñera y compañía.
Estas familias y sus ejecutivos toman decisiones que afectan cotidianamente la vida de todos los chilenos, ya que de ellos depende:
  • La tasa de interés que usted termina pagando en un banco por un crédito de consumo.
  • Los cobros excesivos de la cuenta de la luz, del agua, del teléfono o del gas.
  • La cuenta de supermercado que usted paga mes a mes
  • La rentabilidad de sus fondos de pensiones
  • El valor del plan de su Isapre
  • Los intereses que le cobra la multitienda cuando tiene que comprar ropa o algún electrodoméstico.
  • Las duras condiciones que le colocan a su emprendimiento o pequeña empresa que funciona como proveedora, contratista o parte de la cadena de negocios de las grandes empresas.
  • El precio del pasaje de bus o de avión.
  • El porcentaje de peces que queda disponible para los pescadores artesanales.
  • La parrilla programática de los canales de televisión.
  • La línea editorial de los principales medios de comunicación escrito.
  • El arancel que paga en una Escuela o Universidad Privada
  • Los jugadores que contrata su equipo de fútbol favorito
  • Y por supuesto, la posibilidad de tener educación y salud pública universal y de calidad a través del pago de los impuestos.
En resumen, no hay decisión en Chile que no pase por ellos y sus redes de influencia.
Estas familias se acostumbraron a tener un estilo de vida “a la Suiza” y viven en una verdadera burbuja, quienes viven realmente en el mundo de “Bilz y Pap” y tal como menciona el empresario Felipe Lamarca“no quieren soltar la teta”, realizando el lobby correspondiente para que las instituciones, las leyes y los dictámenes funcionen a su conveniencia. Por ello, cuando tienen dificultades para mantener la inercia o bloquear alguna iniciativa que les desfavorece, utilizan a los políticos salientes y los ubican en alguno de los directorios de sus empresas, y de esta forma los integran al selecto grupo de las 4 mil familias, del cual es muy difícil salir.
También utilizan a sus medios de comunicación y centros de pensamiento para atemorizar a la población con la amenaza del desempleo, falta de inversión o estancamiento del crecimiento. Por tanto, nunca será el momento de subir el salario mínimo, ampliar la negociación colectiva ni menos subir los impuestos.
Son responsables principales de que Chile tenga un PIB per cápita promedio de US$ 16 mil ($32 millones al año para un hogar de 4 personas), pero que más del 80% de los chilenos viva en un hogar donde el ingreso anual no supere los $10 millones. El mismo país donde el 5% más rico de la población genera ingresos autónomos 830 veces mayores que el 5% más pobre. El mismo país que presenta los más bajos ingresos y la peor calidad del empleo según el “Indicador para una Vida Mejor” de la OCDE. El mismo país que pierde casi el 20% de su desarrollo humano, de acuerdo a los datos del PNUD, cuando este se ajusta por desigualdad. Finalmente, el país donde los hogares tienen una deuda promedio equivalente a 7,5 ingresos mensuales.
Las movilizaciones, la indignación y el sufrimiento de tantas personas, nos indican que no es el momento de mantener rentabilidades del 30%, ni de yates, ni de la compra del cuarto auto, la tercera parcela, ni las apuestas en la economía de casino a través de sofisticados instrumentos financieros. Necesitamos pasar del mundo de Bilz y Pap y construir una sociedad en donde las empresas y las personas que más ganan paguen más impuestos, para asegurar educación y salud pública universal y de altos estándares. Si Lamarca o Fantuzzi dicen que si se suben los impuestos a las grandes empresas en Chile no pasa nada, es porque el montaje comunicacional ha funcionado muy bien durante muchos años.

http://www.elmostrador.cl/opinion/2011/11/08/las-4-mil-familias-que-viven-en-el-mundo-de-bilz-y-pap/

Teletón: 32 años de estafa



Ciudadanos al Poder es una sección dedicada a artículos que no son redactados por ni para El Ciudadano, sino que por personas, grupos u organizaciones que desean expresar sus puntos de vista. Por lo tanto, no representan necesariamente la línea editorial del medio.
La verdad sobre la Teletón y el dinero que nosotros los chilenos inocentemente «donamos».
En 1978, nace una idea aparentemente altruista y alejada de las contingencias: un conocido animador de TV, fanático libremercadista, «descubre» que los niños «discapacitados» de nuestro país se encuentran en el más completo abandono, que el Estado los ignora y sólo aquellos enfermos adinerados pueden financiar su recuperación. Para enfrentar esa triste realidad, el aludido bufón [...], autodenominado «Don Francisco», decide copiar una idea que ya se materializaba en EE.UU. y era animada en ese país por un «actor» ligado a las mafias de sus tierras, [...] Jerry Lewis.
La fórmula consistía en invitar a las más importantes empresas del país para que traspasaran a la entidad que se creara para administrar el tema, una parte de las ventas de un determinado período, todo ello con un apabullador aporte publicitario con un directo ataque a las emociones más primitivas del ser humano. El evento final se comprometía a ser transmitido en cadena nacional de TV con la participación de todos: animadores, actores, futbolistas, vendedores de diarios, taxistas, empresarios, etc. Y, desde luego, se «invitaba» a toda la población a donar dinero a la causa.
Hoy en día, los saltimbanquis de siempre se pelean a fuego limpio un lugar destacado en la exhibición. Y los politicastros de turno suspenden sus reuniones de coimas o entregas de país y también acuden en semejantes momentos a lavar su imagen.
ANECDOTARIO OCULTO DE LA TELE$IÓN («Teletón» para los incautos)
Partamos recordando que los servicios de la «Teletón» son pagados y mucha gente no puede acceder porque es muy caro. Ha habido numerosas denuncias en la televisión. Entonces, ¿qué se hace con los millones recaudados en las sucesivas «27 horas de amor»?
Algunas anécdotas nos pueden dar luces. En la primera «Teletón» que se hacía en Chile, un columnista de la página editorial de El MercurioDaniel de la Vega, aportaba 60 millones de pesos, pero se llevó la sorpresa cuando al anunciar su aporte en pantalla dijeron que era de ¡30 millones! Llamó al Canal y exigió que Kreutzberger se pusiera al teléfono. Le explicaron que estaba en escena y que era imposible, pero el columnista dijo que si no hablaba con él retiraría su aporte, dejando nulo el cheque. Al rato, «Don Francisco» salió al habla tratando de apaciguarlo, diciéndole finalmente que al lunes siguiente le darían explicaciones personales.
Efectivamente apareció una comisión de 3 ó 4 [...] que le «explicaron» que los gastos de la «Teletón» estaban calculados en 50% de lo recibido por lo que en pantalla se mencionaba sólo el 50% efectivo. De la Vega lo relató en su columna, así que es fácil verificarlo dándose el trabajo de revisar los diarios de los días siguientes a la primera «Teletón». El asunto es sencillamente una frescura: en Estados Unidos, donde [...] Jerry Lewis inició este timo, el asunto terminó en un escándalo de proporciones, tras rebelarse que la mitad de los recursos incautados terminaba en las arcas fiscales del flamante Estado de Israel.
La iniciativa siempre ha sido poco transparente, ya que la exacta distribución de los fondos es un misterio. Todos suponen que todo el dinero va a la Sociedad Pro Ayuda al Niño Lisiado, conocida como «Teletón». Pero cómo se distribuyen los fondos allí es un misterio. Un «desapercibido» reportaje de la revista Qué Pasa (edición del 15 de septiembre de 1995) (*) señaló que la distribución de los fondos de este fraude es como sigue (desde luego, se refieren a la distribución de sólo la mitad de los millones robados a los ingenuos, la que se queda en Chile, no la que «viaja» a Israel):
Un 30% destinado a costear la terapia de los niños impedidos.
Otro 30% se destina a construir nuevos centros de tratamiento, o, si no se hace, a lo anterior. Todo «normal» hasta el momento.
Un 10% es destinado a contratar a la agencia de publicidad y realizar la campaña para la próxima «Teletón». O sea, todos deben ser donantes generosos, menos las agencias de publicidad. Tome una guía cualquiera de teléfonos y vea de quiénes son estas agencias.
Un 25% de los fondos se destina a pagar a los animadores y “artistas” de cuarta calaña que participan en la Teletón. Son los mismos que pregonan durante un mes la generosidad hacia los mal dotados por la Naturaleza.
Lo más insólito de todo: un 5% de los fondos va directamente al bolsillo del millonario Mario Kreutzberger, “Don Francisco”. Esto significa, por ejemplo, que en la «Teletón» 2000, donde se recaudaron $6.772.445.028, «Don Francisco» obtuvo la suculenta suma de $338.622.252, mayor que muchos pozos del Loto, sólo por 27 horas de trabajo.
¿Necesita de su solidaridad «Don Francisco», socio del Grupo Calderón (propietario de Ripley, Johnson’s Clothes, entre otras), dueño de Americatel y accionista minoritario deEntel Chile?
LAS 27 HORAS DE ENGAÑO
Algunos se preguntan, ¿Por qué en el mediodía del día sábado vamos tan bajo en la cifra recolectada, y cómo, en la Teletón pasada (2008), entre las 22:00 y la 1:00 de la madrugada aparecieron mágicamente 3.000 millones de pesos? La respuesta no es que hay en ese momento colas inmensas de gente con sacos y fardos de billetes, ansiosas por cooperar con la «Teletón». La verdad es una sola: las cifras de la «Teletón» son sistemáticamente falseadas. Durante el día sábado, el Banco de Chile, por un convenio demarketing, se dispone a reducir la recaudación aparente de la cuenta 24.500-03, depositando todo el dinero, pero asignando porcentajes falsos de sucursal por sucursal. Luego, esos dineros aparecen mágicamente entre las 22:00 y la 1:00 AM del domingo.
Esto es así sólo para provocar la reacción obvia: que los charlatanes animadores puedan decir que «no van a alcanzar la meta» y, por ese camino, manipular a la gente que no ha donado o no lo piensa hacer, para que deposite dinero.
Otra cosa es que debido a la masiva propaganda y a 27 horas de idiotización sin posibilidad de escape, ya que todos los canales están obligados a dar la señal conjunta de la «Teletón», la gente tiende a pensar que la «Teletón» es la sociedad de ayuda más importante que existe y por ende, la única de real importancia. Esto ha traído como consecuencia locuras como destinar un porcentaje del P.I.B. nacional a la «Teletón», el cual bien podría destinarse a los sectores más pobres de nuestro país. Mientras miles de chilenos dejaron en caja 6.500 millones de pesos para atender a casi 20.000 niños «discapacitados», en los centros de rehabilitación de la «Teletón», el Estado sólo entrega 2.100 millones de pesos anuales, al Fondo Nacional de la Discapacidad (Fonadis), para atender, en teoría, a más de un millón de discapacitados.
La «Tele$ión» no es más que un lucrativo negocio. ¿Usted cree que cada empresa que se pone en la «Teletón» se pone por caridad? ¿Usted cree que las empresas donan porque la causa de la «Teletón» es bonita? No, lo hacen para aumentar sus ventas. Según un estudio hecho por la consultora Nilo, un 65% de la gente cambia su marca preferida por la marca que está en «Teletón». Y, para colmo, existen grandes negociados entre la Fundación «Teletón» y las compañías por el uso de esta marca. Es así como la «Teletón» escoge a las marcas que son capaces de pagarle más dinero para luego ser éste distribuido como se dice anteriormente.
LO CONCRETO
Enumeremos ahora los efectos concretos que provoca la «Teletón»:
Como show farandulero sólo ayuda a los decadentes y oportunistas cantantes y actores.
Ayuda a promover el consumismo exacerbado de artículos sin importancia.
Limpia la imagen de políticos y empresarios inescrupulosos que creen que el aparecer en cámara con un «minusválido» es signo de «honradez».
Lo peor de todo: esta Tele$ión se roba la mitad de los recursos para subsidiar a un estado [...], “madre patria” de aquellos que a su vez, se autopagan con millones de pesos ganados con el sudor de la frente de los chilenos.
[...]
EL VERDADERO «DON FRANCISCO»
Las anécdotas sobre la conducta amoral de Kreutzberger son un secreto a voces en el siniestro ambiente televisivo.
¿Recuerdan cuando comenzaron los rumores de políticos en la red [de pedofilia] de Spiniak? La versión dada a conocer al aire en el programa radial «La gran mañana interactiva» de Radio Agricultura al otro día del escándalo desatado por Pía Guzmán fue la siguiente, en la voz del director del área de Prensa de la estación radial, Alejandro De la Carrera:
«Se habla de dos senadores de la Alianza por Chile, otro de la Democracia Cristiana “y de un destacado animador de televisión, empresario y famoso emprendedor de obras de caridad”.
Textual. ¿Les suena conocido? Fue la única vez que a alguien se le escapó alguna insinuación. Pueden revisar los registros de la emisora del día siguiente a la denuncia de Pía Guzmán. Más increíble aún es constatar que Kreutzberger, Don Francisco, fue quien financió y trajo desde EE.UU. al periodista de escándalos Víctor Gutiérrez, luego de que éste revelara los abusos sexuales a menores del cantante Michael Jackson. Kreutzberger pagó su costosa defensa y lo protegió de la justicia estadounidense. De esta manera, Víctor Gutiérrez quedó hipotecado al comunicador [...].
El texto completo puede verse en su fuente de origen: www.fotolog.com/animales_unidos/70203982
(*) La edición de la revista Qué Pasa que corresponde al 15 de septiembre de 1995 no se encuentra en la Biblioteca Nacional.
***
Texto -de origen externo- incorporado a esta web por (no es el autor):


http://www.elciudadano.cl/2010/11/26/29371/teleton-32-anos-de-estafa/

EL GRAN FRAUDE DE LA TELETÓN


-
Que es un acontecimiento que une al país..
Que son 27 horas de amor..
Que hay que dar hasta de duela..

Todo decorado con imágenes morbosas que solo buscan sensibilizar a la fuerza a un país que de solidario no tiene nada. Hablan de solidaridad cuando hay demasiada gente que no quiere educación gratuita. ¿Solidaridad? Cuando somos uno de los países que menos dona órganos en el mundo, donde preferimos que se pudran en vez de salvarle la vida a otra persona. De que solidaridad hablamos cuando los empresarios se llenan los bolsillos de dinero acumulando riqueza con una plusvalía obscena. ¿Solidaridad cuando los políticos se desangran por subir el sueldo mínimo 4 mil pesos y cuando el 70% del dinero del país lo manejan 4 familias? No gracias.

De que la Teletón ayuda es innegable, pero todo para justificar un lucrativo negocio. y justificar este show bajo el lema de que “No podria ser de otra forma”, también justificaría a los narcotraficanetes que también ayudan a la gente. ¿Ustedes creen que las empresas colaboran con la Teletón por caridad? Lo hacen para potenciar sus marcas, aumentar sus ventas y evadir impuestos a través de la Ley de Donaciones. Según un estudio hecho por la consultora Nilo, un 65% de la gente cambia su marca preferida por la marca que está en Teletón. No por nada “La Fundación” escoge a dedo las marcas que llevarán su logo, por supuesto, seleccionando las que pueden darles más dinero.


LA “CARIDAD” DE SOPROLE


El Ciudadano aporta más datos. En la primera Teletón, el columnista de El Mercurio Daniel de la Vega aportó 60 millones de pesos. Para su sorpresa, al anunciar su aporte en pantalla dijeron que era solo de 30 millones. Al pedir explicaciones le dijeron que los gastos de la Teletón estaban calculados en 50% de lo recibido por lo que en pantalla se mencionaba sólo el 50% efectivo. Otro reportaje realizado por la revista Qué Pasa el 15 de septiembre de 1995, señaló que la distribución de los fondos de la Teletón es la siguiente:

- Un 30% destinado a costear la terapia de los niños impedidos.
- Otro 30% se destina a construir nuevos centros de tratamiento.
- Un 10% es destinado a contratar a la agencia de publicidad y realizar la campaña para la próxima Teletón.
- Un 25% de los fondos se destina a pagar el costo del show, el aparataje de la transmisión y a algunos “artistas”.
- Y el mítico 5% de los fondos que va directamente al bolsillo de Mario Kreutzberger “Don Francisco”. Desconocemos si en los tiempos que corren se mantienen esos porcentajes, pero el artículo está y es lo que importa.

Ni hablar del burdo y evidente manoseo de las cifras de dinero del Banco de Chile el cual reduce la recaudación asignando porcentajes falsos en las distintas sucursales para luego liberar el dinero cuando se está terminando el programa televisivo.


¿Creen acaso que es casualidad que la Teletón surgió en época de Pinochet? Todo es un burdo espectáculo. Le sirvió a Pinochet, le sirvió a la Concertación y ahora le sirve a Piñera para distraer a la gente de los verdaderos problemas y mandar un falso mensaje de unidad. ¿Unidad de que? Nos estafan con las isapres, con los sueldos, con la educación, con el transporte público y con las cuentas de agua, luz, y gas todas privatizadas y las más caras del mundo.

Ni hablar del lavado de imagen que representa la Teletón para empresarios, artistas y politicos, donde todos se prestan felices para hacer el ridículo. ¿Cuantas de las empresas que donarán en esta teletón ejercen prácticas antisindicales? De hecho, el propio Banco de Chile enfrento una huelga el año pasado. Ahora los gerentes de ese banco subiran al escenario de la mano con algún trabajador, donarán unos millones y nadie se acordará de la huelga. Sin ir mas lejos, en 1981 la propia CNI donó en cámara una ambulancia mientras todos aplaudían.

Nuestro país tiene muchas carencias, pobreza, niños que viven debajo de puentes, en el sur hay gente que trás 3 años del maremoto aún no recibe su casa, tenemos una pésima calidad de salud, cada día hay más cancer, etc.

¿Porque hacer una campaña anual donde el Estado y todo el aparataje mediático de Radio y TV se presta en cadena nacional solo para ayudar a los niños lisiados?

¿Los niños con Leucemia hace rato que se están muriendo por falta de recursos, alguien hace algo por ellos? NO. Y la solución no es “Teletones para todos”. Es simplemente el Estado quien tiene que asumir no solo la función que cumple la Teletón, si no que también garantizar educación y salud gratuíta para todos. Y no es precisamente que no tengamos los recursos. Los extranjeros no están saqueando el cobre, los empresarios evaden impuestos y ahora último, cuando podríamos ser un país multimillonario explotando el Litio el gobierno lo regala.

Esto de la caridad es la solidaridad mal vista, esa necesidad proveniente de la Burguesía de dar migajas para expiar culpa, pero más importante, para mantener el status quo el sistema. Mismo pensamiento cortoplacista que se refleja ahora en el gobierno de Piñera ofreciendo pequeños bonos en vez de subir los sueldos y en vez de garantizar educación ofrecer solo becas.

EN RESUMEN

Estar en contra de la Teletón no es querer que los niños lisiados se queden sin asistencia, y mucho menos “por moda” como cierta corriente de pensamiento atrofiado repite como loro. Es tener información, es ver las cosas como son y no como te las presentan. Es no distraerse con los globos de colores y no querer ser parte del circo mediático.

Circo donde mientras las empresas ganan dinero y los políticos lavan su imagen utilizando a niños lisiados, los únicos que en verdad donan dinero son los que menos tienen, ayudando de esta manera a un Estado que no cumple con sus deberes. Y es que una vez más: Si el Estado no garantiza derechos básicos como la salud y la educación ¿Entonces para qué existe?

Algunos otros ejemplos: La Meta de la Teletón este año son $21.735.065.277. Falabella en un semestre tuvo utilidades por $103.400.000. Las AFP obtuvieron $146.000.000 utilidades netas solo en el primer semestre de este año. Las autopistas obtuvieron $180.432.000.000 también en el primer semestre. Los Bancos $829.000.000 y las Isapres $66.000.000 en lo que va del año.


NO VENGAN A HABLAR DE SOLIDARIDAD



-
-

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!