Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

viernes, 11 de noviembre de 2011

LAS OCHO FUNAS QUE DESATARON POLEMICA


            fotos: chileradio.cl                 
LAS OCHO FUNAS QUE DESATARON POLEMICA
La primera FUNA se realizó el primero de octubre del año pasado. Desde entonces, en ocho ocasiones los tambores y batucadas han sonado frente a las residencias o lugares de trabajo de personas que aparecen vinculadas a la represión durante el régimen militar. Ninguno de los afectados ha desmentido sus nexos con la represion o ha iniciado acciones legales contra los activistas.
Los funados hasta ahora son:
1.- Alejandro Forero Alvarez, medico del Comando Conjunto. Trabaja actualmente en la Clinica Indisa, donde fue funado.
2.- Suboficial en retiro Jose Aravena Ruiz, @ Muneca del Diablo, integro la Brigada Puren de la DINA. La denucia fue en su domicilio, en Nunoa.
3.- Manuel Rivas Diaz, @ Papi, detective retirado que trabajo en la DINA.
La FUNA llego a su casa en Renca.

4.- Emilio Sajuria, abogado que aparece vinculado a las empresas Pedro Diet Lobos, que fueron firmas de pantalla de la DINA. La FUNA fue a la entrada del edificio de la CTC, donde trabaja.
5.- Gerardo Urrich, coronel retirado del ejercito que integro la Brigada Puren de la DINA. Los activistas llegaron hasta su empresa de seguridad, una oficina en el Paseo Ahumada.
6.- Miguel Krassnoff Martchenko, brigadier en retiro, ex jefe operativo de la DINA. Actualmente es gerente del Hotel Militar, en Providencia.

7.- Beatriz Undurraga, periodista. Segun los funadores hay pruebas documentales de que participo en un montaje, a peticion del jefe de la DINA Manuel Contreras, para ocultar el asesinato de la dirigente comunista Marta Ugarte. Fue funada en las oficinas centricas de El Mercurio, donde trabaja.

8.- German Barriga, @ Don Jaime, agente de la DINA que integro las brigadas de represion contra el PS. La ruidosa manifestacion fue hecha frente a su casa particular en Ñuñoa.

Mon, 21 Aug 2000
Pedro Alejandro Matta p_matta@entelchile.net

A continuacion texto integro de articulo publicado hoy en La Nacion.


QUERELLA CONTRA FUNADORES POR ASOCIACION ILICITA.
Una querella por asociacion ilicita en contra de la llamada Comision FUNA entablo el diputado RN Maximiano Errazuriz en el Decimo Juzgado del Crimen de Santiago, por considerar que este grupo de jovenes se reune con el objetivo de causar dano a las personas que denuncian.
Las FUNAS son manifestaciones que apuntan a informar a la ciudadania sobre las identidades de ex agentes de los aparatos de seguridad del regimen militar. Los jovenes llegan hasta los domicilios o lugares de trabajo de los funaos en medio de cantos, bailes, y batucadas, provistos de lienzos y volantes que informan sobre el pasado de estas personas. Luego del desafuero de Augusto Pinochet, los funadores han sido objeto de innumerables criticas de parte de la derecha que los considera un peligro para la reconciliacion, y del gobierno que no comparte el metodo que utilizan para denunciar a quienes trabajaron en los servicios represivos de la dictadura.
El diputado Errazuriz considero necesario contener la situacion ahora puesto que podria generar una escalada de violencia. Alego tambien que estas denuncias publicas ponen en peligro la integridad fisica y psicologica no solo de los funaos sino tambien de sus familiares. Errazuriz explico que los afectados solo podrian haber interpuesto querellas por injurias y calumnias.
Hugo Gutierrez, abogado del CODEPU, dijo ayer que la entidad asumira la defensa de los funadores y contraatacara con una querella contra Errazuriz por denuncia calumniosa.
En tanto, Pedro Alejandro Matta, uno de los participantes en las FUNAS, reitero que las actividades se realizan a plena luz del dia y a rostro descubierto: No tenemos nada que ocultar, dijo, y anadio que esta dispuesto a declarar ante tribunales si es citado. Explico que tienen antecedentes concretos de la participacion de los funaos como autores o
encubridores en violaciones a los derechos humanos. Dijo que le hacen un bien a la ciudadania al despejar la verdad sobre el pasado de asesinos y torturadores que estan sueltos en las calles.

El diputado PS Juan Pablo Letelier, en tanto, dijo que la querella de Errazuriz es como tratar de tapar el sol con un dedo. Considero positivo que haya personas que ayuden a la sociedad a recordar hechos horribles de nuestro pasado reciente y dijo que habria que aplaudirlos en vez de enjuiciarlos. Asimismo, se pregunto: A que teme el diputado Errazuriz...
Teme que las FUNAS lleguen a personas conocidas -aludiendo a civiles que trabajaron en el regimen.
************
NOTA DEL MODERADOR: El problema del gobierno chileno es que las FUNAS desestabilizan el acuerdo tácito que tiene con las FF.AA. de "no meanear la batea" de los crímenes de la dictadura. En otras palabras, el gobierno piensa --citando al Quijote-- que "esto es como la mierda y entre más se menea, peor hiede", especialmente dado que las narices de los gobernantes son demasiado delicadas..., a la punta de la balloneta. Si los "junaos" son inocentes, no hay nada que les impida querellarse contra los "junaores" por "injuriaores" y "calumniaores", como el mismo Maximiniano Errázuriz reconoce que, en principio, sería posible. El problema es que es posible sólo en principio porque de llevarlo a cabo, corren el riesgo de salir del juzgado directamente a la cárcel, que es donde deberían estar.
Un saludito, como diría el compañero Serafín! - GFW

De: Pedro Alejandro Matta
NO TENEMOS NADA QUE ESCONDER
La Comisión FUNA se originó en la acción de funar, iniciada por Acción, Verdad y Justicia (H.I.J.O.S.-Chile) el 1° de octubre de 1999, y a la que fueron incorporándose diversas organizaciones juveniles, políticas, estudiantiles y muchos jóvenes sin orgánica. Hasta hoy se constituye con el aporte de Acción, Verdad y Justicia (H.I.J.O.S.-Chile), Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Agrupación Nacional de ex Presos Políticos, Comité 119, Colectivo Maestranza, Surda, Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez, Juventud Rebelde Miguel Enríquez, Juventudes Comunistas de Chile, Movimiento de Feministas Autónomas, Colectivo Ejército Loco, Núcleo Crea, Organización Libertaria J.A., Casa América y Revista Sin Cadenas.
Nuestra única finalidad es funar a los torturadores, asesinos y cómplices de las violaciones a los derechos humanos cometidas bajo el régimen del desaforado Pinochet, y que hoy gozan de impunidad y anonimato. Para esto llegamos a sus domicilios particulares o lugares de trabajo en una masiva y bulliciosa manifestación de denuncia, repartimos volantes, pegamos afiches, cantamos al ritmo de batucadas y conversamos con los vecinos o colegas del personaje. Con esto queremos dejarles en claro, en una acción muy democrática, qué hizo el personaje en cuestión, en qué crímenes estuvo involucrado y qué procesos lo nombran.
Los datos que entregamos, y que nunca han sido desmentidos por los funados, están basados justamente en dichos procesos que se encuentran abiertos, amnistiados o sobreseidos temporalmente por la justicia militar. Nuestra acción no se realiza "saltándose los Tribunales de Justicia", de hecho muchos de nuestros integrantes tienen abiertas causas por sus familiares o han declarado como sobrevivientes de los centros de tortura en múltiples procesos y, sin embargo, por la autoamnistía, los amarres pinochetistas y los acuerdos del gobierno con la derecha, los autores de los crímenes siguen circulando libremente, lo que refleja uno de nuestros principales motivos de existencia: la falta de verdad y justicia.
Consideramos que la ley de amnistía es, fuera de inmoral e ilegítima, antidemocrática, puesto que fue dictada por los mismos responsables del aparato de terror, tortura, muerte y desaparición forzada. La FUNA es profundamente democrática, pues la democracia es también la capacidad de la población de expresar sus inquietudes, sus necesidades, sus aspiraciones y
sus anhelos.

La FUNA es una expresion propia de la juventud, de una juventud que no es indiferente, de una juventud que cree que tiene algo que decir y que quiere contribuir a la construcción del mundo en que le cabe vivir, un mundo de verdad, de justicia, de vencer el temor, de rechazo a la impunidad y la censura.
Los agentes denunciados operaron en grupos, con identidades falsas, proveídos de armamento automático, actuando sobre seguro y con engaños secuestraron a centenares de personas en sus domicilios, en sus sitios de trabajo o estudio, o simplemente en las calles, muchas veces en la mitad de la noche y sin testigos.
Sus víctimas fueron arrastradas a centros clandestinos donde fueron torturadas de manera indescriptible, en repetidas ocasiones, muchas veces en conjunto con amigos o familiares, centenares de ellos no sobrevieron las sesiones de tortura o fueron acribillados por la espalda como el niño de trece años Carlos Fariña.
La FUNA y sus integrantes actuamos a plena luz del día, con megáfonos, tambores, cantos y música, con alegría y transparencia, actuando a rostro descubierto, llamando a los medios de comunicación e informando a los vecinos del sector sobre aquel vecino anónimo que quiere huir de su pasado. Los integrantes de la FUNA no tenemos las manos manchadas con sangre.
La FUNA expresa el derecho ciudadano a saber con quienes convivimos. La FUNA expresa el derecho ciudadano a expresarse pacíficamente por las calles y exponer los hechos ocultos de nuestra historia reciente. Creemos que conocer
la verdad nunca le ha hecho mal a nadie.

Nuestro accionar se basa en un serio trabajo de investigación para ubicar a los autores, cómplices o encubridores de los
crímenes cometidos. Si así no fuera, que lo refute el cardiólogo Alejandro Forero Alvarez que trabaja en la Clínica INDISA y fue parte del Comando Conjunto, supervisando la tortura y ayudando a eliminar a los prisioneros que ya no servían.

Que lo niegue José "muñeca del diablo" Aravena Ruiz, que torturó hasta la muerte a María Angélica Andreolí, Dagoberto Perez y los hermanos Andrónico Antequera, y que hoy vive en Alfonso Leng 5569-0 de la Villa Santa Elena de
Macul.

Que hable Manuel "papi" Rivas, que desataba sus obsesiones sexuales con los prisioneros y peisioneras en la Venda Sexy, y que vive tranquilo en la calle Manuel Rodríguez 1575 de Renca.
Que nos desmienta Emilio Sajuria Alvear, que sigue trabajando en el departamento legal de Telefónica a pesar de su conocido paso por las empresas de fachada de la DINA.
Que informe Gerardo Urrich, que tiene en sus manos sangre de Ricardo Lagos Salinas y otros dirigentes socialistas y que hoy sigue en el rubro como gerente de Alcazar Seguridad en Ahumada 236, oficina 408.
Que se querelle Miguel Krassnoff Marchenko, terriblemente conocido torturador de la DINA que sigue recibiendo sueldo estatal en la gerencia del Hotel Militar de Providencia con Manuel Montt.
Que nos desmienta Beatriz Undurraga, que continúa trabajando en El Mercurio donde escribió mentiras pagadas por Manuel Contreras Sepúlveda para ocultar, entre otros, el crimen de Marta Ugarte.
Que reclame nuestro último funado, Germán Barriga Muñoz, que hizo desaparecer a Exequiel Ponce, Carlos Lorca, Mario Juica, los hermanos Maturana Perez y muchos otros chilenos, que torturó a otros tantos y mandó robar vehículos de los detenidos.
Nuestra respuesta más contundente seguirá siendo la lucha contra la impunidad, el aporte a la verdad histórica y la justicia social, que realizamos en cada FUNA. Nunca hemos creído en los acuerdos para el olvido ni en las deformaciones de la historia, estamos por realzar la figura de nuestros padres, hermanos, compañeros y amigos que cayeron luchando por ideales que nunca serán del pasado, más aun cuando en estos días falta tanta igualdad, tanta justicia y tanta libertad.
Nos alegramos del desafuero del dictador y creemos que todos los responsables de las violaciones a los derechos humanos deben ser enjuiciados por sus crímenes. Mientras esto no sea así creemos que somos necesarios e invitamos a todos los chilenos que posean antecedentes sobre autores, cómplices o encubridores de las violaciones a
los derechos humanos a que, con el más absoluto resguardo, nos entreguen esa información para continuar en esta democrática labor de devolver la verdad a Chile.

Para los torturadores, asesinos y sus cómplices
¡Ni perdón ni olvido!
Si no hay justicia
¡Hay FUNA!
Comisión FUNA
Jueves 17 de agosto de 2000
===========================================
Acción, Verdad y Justicia (H.I.J.O.S.-Chile) accionvj@mixmail.com




politicaconosur@egroups.com      lea también: http://www.lafirme.cl       y http://www.chileradio.cl/destacados/la_funa.html (de las cual sacamos las fotos que ilustran el artículo)





NO TENEMOS NADA QUE ESCONDER
La Comisión FUNA se originó en la acción de funar, iniciada por Acción, Verdad y Justicia (H.I.J.O.S.-Chile) el 1° de octubre de 1999, y a la que fueron incorporándose diversas organizaciones juveniles, políticas, estudiantiles y muchos jóvenes sin orgánica.
Hasta hoy se constituye con el aporte de:
Acción, Verdad y Justicia (H.I.J.O.S.-Chile),
Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos,
Agrupación Nacional de ex Presos Políticos,
Comité 119,
Colectivo Maestranza,
Surda,
Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez,
Juventud Rebelde Miguel Enríquez,
Juventudes Comunistas de Chile,
Movimiento de Feministas Autónomas,
Colectivo Ejército Loco,
Núcleo Crea,
Organización Libertaria J.A.,
Casa América y
Revista Sin Cadenas.

Nuestra única finalidad es funar a los torturadores, asesinos y cómplices de las violaciones a los derechos humanos cometidas bajo el régimen del desaforado Pinochet, y que hoy gozan de impunidad y anonimato.
Para esto llegamos a sus domicilios particulares o lugares de trabajo en una masiva y bulliciosa manifestación de denuncia, repartimos volantes, pegamos afiches, cantamos al ritmo de batucadas y conversamos con los vecinos o colegas del personaje. Con esto queremos dejarles en claro, en una acción muy democrática, qué hizo el personaje en cuestión, en qué crímenes estuvo involucrado y qué procesos lo nombran.
Los datos que entregamos, y que nunca han sido desmentidos por los funados, están basados justamente en dichos procesos que se encuentran abiertos, amnistiados o sobreseidos temporalmente por la justicia militar.
Nuestra acción no se realiza "saltándose los Tribunales de Justicia", de hecho muchos de nuestros integrantes tienen abiertas causas por sus familiares o han declarado como sobrevivientes de los centros de tortura en múltiples procesos y, sin embargo, por la autoamnistía, los amarres pinochetistas y los acuerdos del gobierno con la derecha, los autores de los crímenes siguen circulando libremente, lo que refleja uno de nuestros principales motivos de existencia: la falta de verdad y justicia.
Consideramos que la ley de amnistía es, fuera de inmoral e ilegítima, antidemocrática, puesto que fue dictada por los mismos responsables del aparato de terror, tortura, muerte y desaparición forzada.
La FUNA es profundamente democrática, pues la democracia es también la capacidad de la población de expresar sus inquietudes, sus necesidades, sus aspiraciones y sus anhelos.
La FUNA es una expresion propia de la juventud, de una juventud que no es indiferente, de una juventud que cree que tiene algo que decir y que quiere contribuir a la construcción del mundo en que le cabe vivir, un mundo de verdad, de justicia, de vencer el temor, de rechazo a la impunidad y la censura.
Los agentes denunciados operaron en grupos, con identidades falsas, proveídos de armamento automático, actuando sobre seguro y con engaños secuestraron a centenares de personas en sus domicilios, en sus sitios de trabajo o estudio, o simplemente en las calles, muchas veces en la mitad de la noche y sin testigos.
Sus víctimas fueron arrastradas a centros clandestinos donde fueron torturadas de manera indescriptible, en repetidas ocasiones, muchas veces en conjunto con amigos o familiares, centenares de ellos no sobrevieron las sesiones de
tortura o fueron acribillados por la espalda como el niño de trece años Carlos Fariña.

La FUNA y sus integrantes actuamos a plena luz del día, con megáfonos, tambores, cantos y música, con alegría y transparencia, actuando a rostro descubierto, llamando a los medios de comunicación e informando a los vecinos del sector sobre aquel vecino anónimo que quiere huir de su pasado.
Los integrantes de la FUNA no tenemos las manos manchadas con sangre.
La FUNA expresa el derecho ciudadano a saber con quienes convivimos.
La FUNA expresa el derecho ciudadano a expresarse pacíficamente por las calles y exponer los hechos ocultos de nuestra historia reciente. Creemos que conocer la verdad nunca le ha hecho mal a nadie.

Nuestro accionar se basa en un serio trabajo de investigación para ubicar a los autores, cómplices o encubridores de los crímenes cometidos.
Si así no fuera, que lo refute el cardiólogo Alejandro Forero Alvarez que trabaja en la Clínica INDISA y fue parte del Comando Conjunto, supervisando la tortura y ayudando a eliminar a los prisioneros que ya no servían.

Que lo niegue José "muñeca del diablo" Aravena Ruiz, que torturó hasta la muerte a María Angélica Andreolí, Dagoberto Perez y los hermanos Andrónico Antequera, y que hoy vive en Alfonso Leng 5569-0 de la Villa Santa Elena de Macul.

Que hable Manuel "papi" Rivas, que desataba sus obsesiones sexuales con los prisioneros y prisioneras en la Venda Sexy, y que vive tranquilo en la calle Manuel Rodríguez 1575 de Renca.
Que nos desmienta Emilio Sajuria Alvear, que sigue trabajando en el departamento legal de Telefónica a pesar de su conocido paso por las empresas de fachada de la DINA.
Que informe Gerardo Urrich, que tiene en sus manos sangre de Ricardo Lagos Salinas y otros dirigentes socialistas y que hoy sigue en el rubro como gerente de Alcazar Seguridad en Ahumada 236, oficina 408.
Que se querelle Miguel Krassnoff Marchenko, terriblemente conocido torturador de la DINA que sigue recibiendo sueldo estatal en la gerencia del Hotel Militar de Providencia con Manuel Montt.
Que nos desmienta Beatriz Undurraga, que continúa trabajando en El Mercurio donde escribió mentiras pagadas por Manuel Contreras Sepúlveda para ocultar, entre otros, el crimen de Marta Ugarte.
Que reclame nuestro último funado, Germán Barriga Muñoz, que hizo desaparecer a Exequiel Ponce, Carlos Lorca, Mario Juica, los hermanos Maturana Perez y muchos otros chilenos, que torturó a otros tantos y mandó robar vehículos de los detenidos.
Nuestra respuesta más contundente seguirá siendo la lucha contra la impunidad, el aporte a la verdad histórica y la justicia social, que realizamos en cada FUNA.
Nunca hemos creído en los acuerdos para el olvido ni en las deformaciones de la historia, estamos por realzar la figura de nuestros padres, hermanos, compañeros y amigos que cayeron luchando por ideales que nunca serán del pasado, más aun cuando en estos días falta tanta igualdad, tanta justicia y tanta libertad.
Nos alegramos del desafuero del dictador y creemos que todos los responsables de las violaciones a los derechos humanos deben ser enjuiciados por sus crímenes.
Mientras esto no sea así creemos que somos necesarios e invitamos a todos los chilenos que posean antecedentes sobre autores, cómplices o encubridores de las violaciones a los derechos humanos a que, con el más absoluto resguardo,
nos entreguen esa información para continuar en esta democrática labor de devolver la verdad a Chile.

Para los torturadores, asesinos y sus cómplices
¡Ni perdón ni olvido!
Si no hay justicia
¡Hay FUNA!
Comisión FUNA
testimonios de la dictadura en Chile








http://www.correodelsur.ch/noticias/chi_funa.html

El juez Montiglio procesa a 98 ex agentes de la DINA por víctimas de la Operación Colombo El golpe más grande a la represión

27-05-2008



La Nación



El mayor golpe a la represión de la dictadura de Augusto Pinochet dio ayer el ministro Víctor Montiglio, al procesar a 98 ex agentes de distintas ramas de las Fuerzas Armadas, Carabineros e Investigaciones por 42 víctimas de la Operación Colombo.Se trata de la resolución más numerosa dictada entre las casi 400 causas por violaciones de los derechos humanos que se instruyen en el país. Incluso superó a los 67 ex agentes encausados por el mismo juez Montiglio en 2007 por los crímenes de la Brigada Lautaro y su Grupo Delfín en el cuartel Simón Bolívar.
Entre los encausados por Colombo hay ocho coroneles de Ejército (R), seis de los cuales no habían procesados antes en ninguna causa. (Ver recuadro). También fueron declarados reos 23 suboficiales de Ejército (R) de los cuales al menos el 50 por ciento aparecen por primera vez en este tipo de causas.
Entre estos suboficiales figura Juvenal Piña, alias "El Elefante", ex agente de la Brigada Lautaro, que fue quien asfixió al jefe comunista en la clandestinidad (1976) Víctor Díaz, con una bolsa plástica en su cabeza, previo a que le inyectaran cianuro.
Además el magistrado encausó a 40 ex agentes oficiales y suboficiales de Carabineros, entre los que están Ricardo Lawrence, Heriberto Acevedo, Claudio Pacheco y José Mora, todos ex integrantes de la misma Brigada. Entre los procesados hay también ex agentes que pertenecían a la Policía de Investigaciones. El único civil (Ejército) es Juan Suárez.
De la lista total, al menos trece ya se encuentran cumpliendo condena por otras causas (ver lista).
Hasta el cierre de esta edición los procesados seguían siendo detenidos para ser internados en distintos lugares, como el Batallón de Policía Militar de Peñalolén.
Entre las 42 víctimas por las cuales el ministró dictó su resolución, están María Angélica Andreolli, Miguel Acuña Castillo, Juan Carlos Perelmann Ide, Juan Chacón Olivares, Jorge Müller Silva, Luis Guendelmann Wisniak, Mario Calderón Tapia y Carmen Bueno Cifuentes.

LISTA DE PROCESADOS
Ejército (todos en retiro)
Víctor Molina Astete (coronel)
Sergio Castillo González (crl)
Eduardo Guerra Guajardo (crl)
Víctor San Martín Jiménez (crl)
José Fuentes Torres (crl)
Manuel Carevic Cubillos (crl)
Jaime Paris Ramos (crl)
César Manríquez Bravo (crl)
Raúl Toro Montes (suboficial)
Eduardo Reyes Lagos (sub)
Orlando Torrejón Gatica (sub)
Osvaldo Tapia Alvarez (sub. Suicidado)
Juvenal Piña Garrido (sub. “El Elefante”)
Juan Suárez Delgado (civil)
Nelson Paz Bustamante (sub)
José Aravena Ruiz (sub)
Luis Torres Méndez (sub)
Raúl Soto Pérez (sub)
Jorge Andrade Gómez (sub)
Juan Escobar Valenzuela (sub)
Rolando Concha Rodríguez (sub)
Gustavo Apablaza Meneses (sub)
Hiro Alvarez Vega (sub)
Víctor Alvarez Droguett (sub)
Jorge Venegas Silva (sub)
Carlos Rinaldi Suazo (sub)
Carlos Letelier Verdugo (sub)
Reinaldo Concha Orellana (sub)
Máximo Aliaga Soto (sub)
Hugo Clavería Leiva (sub)
Samuel Fuenzalida Devia (sub)
Investigaciones
Juan Urbina Cáceres
Hugo Hernández
Manuel Rivas Díaz
Herman Alfaro
Eugenio Fieldhouse
Osvaldo Castillo
Carabineros (oficiales y suboficiales todos en retiro)
Gerardo Godoy García
Ciro Torres Sáez
Alejandro Molina Cisternas
Camilo Torres Negrier
Héctor Lira Aravena
José Fritz Esparza
Claudio Pacheco Fernández
Jorge Sagardia Monge
Sergio Castro Andrade
Luis Villarroel Gutiérrez
Armando Cofré Gómez
Fernando Roa Montaña
Gerardo Meza Acuña
Enrique Gutiérrez Rubilar
Luis Mora Cerda
José Muñoz Leal
Juan Duarte Gallegos
Carlos Miranda Meza
Rufino Jaime Astorga
Luis Urrutia Acuña
Luis Zúñiga Ovalle
Pedro Alfaro Hernández
Orlando Inostroza Lagos
Rosa Ramos Hernández
Gustavo Caruvan Soto
Héctor Valdebenito Araya
Manuel Avendaño González
José Mora Diocares
Guido Jara Brevis
Nelson Ortiz Vignolo
Ruderlindo Urrutia Jorquera
Héctor Flores Vergara
Jerónimo Neira Méndez
Manuel Montré Méndez
Heriberto del Carmen Acevedo
Claudio Orerllana de la Pinta
Nelson Iturriaga Cortés
Luis Gutiérrez Uribe
José Ojeda Obando
Fuerza Aérea
Delia Gajardo Cortés
Hernán Avalos Muñoz
Armada
Teresa Navarro Osorio
Procesados que ya cumplen condena
Manuel Contreras Sepúlveda
Pedro Espinoza Bravo
Raúl Iturriaga Neumann
Marcelo Moren Brito
Miguel Krassnoff Martchenko
Ricardo Lawrence Mires
Basclay Zapata Reyes
Conrado Pacheco
Francisco Ferrer Lima
Gerardo Urrich
Orlando Manzo Durán
Rizier Altez España
Fernando Lauriani Maturana


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67989

Siete crímenes de la CNI La verdad demoró un cuarto de siglo


30 de octubre al 12 noviembre de 2009
Autor: LUCIA SEPULVEDA RUIZ

RECONSTITUCION de los asesinatos de dirigentes del MIR en Concepción. En la foto: así mataron a Mario Lagos Rodríguez.


La verdad judicial sobre los asesinatos de los dirigentes del MIR Nelson Herrera Riveros, Mario Lagos Rodríguez y Luciano Aedo Arias se impuso, tras la completa reconstitución de escena encabezada por el ministro en visita Carlos Aldana. En la diligencia que revivió el caso Vega Monumental de Concepción (23 de agosto de 1984) participaron un centenar de ex agentes de Santiago, Concepción y Chillán, testigos, peritos y expertos de la policía. Tras contrainterrogatorios, careos, filmaciones y pericias practicadas en el lugar de los hechos, el ministro -que recibió la causa desde la justicia militar en febrero de 2009- procesó al brigadier (r) de ejército Marcos Spiros Derpich Miranda (a) “Gitano”, segundo al mando de la CNI, como autor intelectual del homicidio de Nelson Herrera en el marco del operativo “Alfa Carbón” contra el MIR en la región entre el Bío Bío y Valdivia. Los asesinatos en Valdivia de Juan José Boncompte, Rogelio Tapia y Raúl Barrientos permanecen aún en la impunidad. Derpich -que en democracia se desempeñó en la Dirección Nacional de Inteligencia del Ejército hasta ser encausado y luego absuelto en el caso Silbermann-, es el único alto oficial procesado en el caso Vega Monumental de Concepción, junto a seis autores materiales de los crímenes.
En abril de este año, el ministro Aldana había realizado la reconstitución de escena de la fase Los Angeles del operativo, donde fue asesinado Mario Mujica Barros, procesando a José Antonio Zapata Zapata y Bruno Antonio Soto Aravena, de la CNI Concepción. En ambos casos, los procesados están libres bajo fianza. Derpich estuvo sólo 17 días preso en el Regimiento Chacabuco.

Cautivo de Santa Juana

La diligencia judicial permitió aclarar las circunstancias en que fue ultimado Nelson Herrera, de quien sólo se sabía que llegó muerto al Hospital Regional de Concepción. El auto de procesamiento de Derpich establece: “En circunstancias que Nelson Herrera Riveros descendía del bus, se sintieron disparos en el lugar, resultando herido a bala en su región frontal, siendo detenido por agentes de la ex CNI y esposado de sus manos, ingresado a un automóvil al cual subieron tres a cuatro agentes de Santiago, que formaban un equipo, y se dirigieron al Hospital Regional de Concepción… Pero una vez iniciado su trayecto el jefe del equipo recibió un comunicado radial por la frecuencia o canal 1, del jefe de la división regional de la CNI que estaba en el cuartel regional Concepción en Pedro de Valdivia, el cual le ordenó cambiar a la frecuencia 2… recibiendo una orden del señalado jefe, el cual le señaló que el detenido no podía llegar vivo al hospital y que debía ser eliminado o ‘despachado’… por lo que desviaron su ruta al camino a Santa Juana… bajando al detenido… uno de los agentes colocó su revólver a unos dos centímetros de distancia de la frente de la víctima, disparando sobre la misma un tiro, impactando en la parte frontal de la cabeza de Herrera Riveros”.

Los autores materiales

La confesión provino, entre otros, de José Abel Aravena Ruiz (a) “Muñeca” o ”Cucharita”, jefe de la Brigada Azul de persecución al MIR, ex miembro de la Brigada Caupolicán y torturador en José Domingo Cañas y Londres 38; y de Sergio Agustín Mateluna Pino (a) “Guatón Ordenes”, de Concepción. Integraban el equipo asesino a bordo del vehículo, junto a Luis Enrique Andaur Leiva, suboficial de Carabineros, de la Brigada Azul, este último verdugo de Herrera. El trío fue procesado por la justicia militar por “violencia innecesaria”. También están procesados los miembros de la Brigada Azul Luis Hernán Gálvez Navarro y Roberto Farías Santelices (por el asesinato de Luciano Aedo en Hualpencillo); y Manuel Angel Morales Acevedo, por ultimar a Mario Lagos frente a la Vega Monumental cuando bajaba de un taxibus, disparándole mientras estaba con sus brazos en alto. En el asesinato de Lagos también participaron Hugo Hechenleitner (coronel (r) de Carabineros, entonces teniente) cuyo procesamiento inicial fue anulado por el fiscal militar; y Egon Barra, cabo de ejército, que no ha sido procesado. Las identidades de los agentes se lograron en la justicia militar en 2003, porque en 1984 los agentes declararon con nombres falsos y testimonios fabricados por el abogado Miguel Parra y consensuados con el fiscal Pedro Marisio.
Como encargado de regiones de la CNI, el entonces coronel Derpich integraba el mando que junto a Jorge Mandiola, jefe de la CNI en Concepción y Alvaro Corbalán, jefe operativo de la CNI, ejecutó la masacre, planificada con un año de anticipación. Según declaraciones de Mandiola, Derpich viajó en agosto a Concepción con 60 funcionarios al mando de Alvaro Corbalán. Se alojaron en el Regimiento Chacabuco, en tanto que los oficiales lo hicieron en el Hotel Araucano. Diez equipos actuaron en Concepción, Talcahuano, Los Angeles, Valdivia, Coronel y Lota, asesinando a siete dirigentes miristas y deteniendo a 16 militantes en esa zona, que fueron torturados y vejados. Una niña de tres años fue retenida por la CNI y entregada a sus familiares luego de tres días. La operación “Alfa Carbón” dejó a trece niños sin padre.

La causa de Valdivia

La Corte de Apelaciones deberá fallar próximamente sobre la petición de la abogada Magdalena Garcés, defensora privada, que solicita acumular al caso Vega Monumental/Los Angeles a la querella interpuesta a comienzos de octubre de este año por los familiares de Juan José Boncompte, Rogelio Tapia y Raúl Barrientos, asesinados el 24 y 23 de agosto de 1984 en Valdivia. La profesional, que se hizo cargo de la defensa hace dos años, fue quien logró el traspaso de la causa Vega Monumental a la justicia ordinaria, para acumularla con la causa de Los Angeles. Su objetivo es condenar a la triada Mandiola/Corbalán/Derpich, que planificó y ordenó el operativo de aniquilamiento del MIR de la zona sur.
La reconstitución, presenciada por Javiera Herrera, Patricia Flores (compañera de Luciano Aedo), Luciano Aedo, hijo, y Rodrigo Muñoz -que militaba con los caídos- fue valorada por los familiares y la defensa. Patricia Zalaquett, viuda de Nelson Herrera, comenta: “Los asesinos, que se cubrían con anteojos, gorros y parkas, recibieron el escarnio público. En la Vega Monumental la gente bajaba de los edificios de Lorenzo Arenas y les gritaba ¡Asesinos! Había lienzos del MIR. En la memoria ese crimen quedó como algo horroroso, porque los vecinos vieron como los mataban. En Hualpencillo, donde cayó Luciano Aedo, se inició la diligencia, para luego seguir a la Vega y a Santa Juana. Había un bus con treinta ex agentes. Pero Alvaro Corbalán se negó a asistir”.

Abogada Magdalena Garcés, ¿cómo evalúa la diligencia?

“Fue muy bien conducida y realizada. Respecto de Luciano Aedo quedó claro que fue rematado en el suelo y que nunca disparó. Jorge Vargas Bories reconoció que él y Jorge Mandiola estaban presentes. En la Vega, donde fue asesinado Mario Lagos, fue (…)

(Este artículo se publicó completo en Punto Final, edición Nº 697, 30 de octubre, 2009, Suscríbase a PF, punto@interaccess.cl)


http://www.puntofinal.cl/697/cni.php

Servicio Médico Legal entrega los restos de dos nuevas víctimas identificadas del Patio 29


Sus restos fueron identificados gracias al trabajo conjunto de un equipo multidisciplinario pericial del SML y por la University of North Texas, de Estados Unidos.

El Servicio Médico Legal (SML) entregó a sus familiares los restos de dos víctimas de la dictadura que habían sido previamente identificadas de forma errónea, según informó ese organismo.

Los restos corresponden a Juan Segundo Utreras Beltrán, de 23 años en el momento de su desaparición, y Luis Herminio Dávila García, de 18, ambos comerciantes ambulantes, que fueron detenidos entre septiembre y octubre de 1973 por agentes del régimen.

Sus restos fueron identificados gracias al trabajo conjunto de un equipo multidisciplinario pericial del SML, así como por análisis genéticos practicados por la University of North Texas, de Estados Unidos.

Ambos forman parte de las víctimas que fueron sepultadas como "NN" en el Patio 29 del Cementerio General.

Con Utreras y Dávila, 45 de las 124 víctimas del Patio 29 han sido ya identificadas en esta segunda fase.





http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20111119/pags/20111119163722.html

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!