Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

miércoles, 6 de marzo de 2013

La Mano Negra del Gobierno: Ex Funcionario de la PDI Revela Espionaje Político Ordenado por el Gobierno

Públicado 2 marzo, 2013
Espionaje-telefonico

Jorge Fuentes, ex funcionario de la Brigada de Inteligencia de la PDI, siguió por cuatro meses a organizaciones sindicales, parlamentarios y funcionarios diplomáticos, en el marco de investigaciones que eran coordinadas a un alto nivel con delegados de la CIA en Chile.
Su testimonio audiovisual fue capturado por el periodista Patricio Mery y es sólo una parte de lo que fue entregado en enero al gobierno de Rafael Correa, cuando el comunicador viajó hasta Ecuador para reunirse con el canciller Ricardo Patiño.
El ex inspector fue expulsado de la institución luego de relacionar a funcionarios activos con un conocido narcotraficante.
Durante cuatro meses, siguiendo órdenes como efectivo de la BIPE, Fuentes vigiló a dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y a supuestos  miembros del antiguo Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).
El ex detective asegura que, en el contexto de una reunión mantenida entre el ex frentista César Quiroz y dos parlamentarios del Partido Comunista, vigiló de cerca al actual diputado y presidente de ese partido, Guillermo Teillier.
La investigación, que habría arrojado una supuesta vinculación con las FARC colombianas y funcionarios de la embajada de Venezuela en Chile, llevó a Fuentes a “recolectar desechos de basura” de la referida sede diplomática. El mismo procedimiento realizó en la embajada de España, con el objeto de verificar si existían funcionarios diplomáticos vinculados con la ETA.
“Es una práctica habitual de inteligencia recoger la basura para establecer si botan algún documento o algo”, dice el ex inspector de la BIPE.
El ex policía traza una conexión entre los operativos mencionados y reuniones periódicas celebradas en la embajada de Estados Unidos en Chile. En ellas habrían participado altos mandos de la PDI, como el jefe de la BIPE,  y delegados de la CIA en el país.
“Dentro del grado jerárquico que yo ostentaba, en la BIPE y la BIP, mayormente es vox pópuli que existen nexos de parte de los jefes con organismos de inteligencia internacional, tanto la CIA como posiblemente con el Mossad de Israel”, asegura Fuentes.
“Todos sabemos que la CIA está en todas partes”, agrega.
Fuentes también afirma que una división de Extranjería de la PDI autoriza y permite el ingreso de ciudadanos estadounidenses a Chile para realizar trabajos de inteligencia en territorio nacional.
Conexiones fructíferas
Esta no es la primera vez que el Alto Mando de Investigaciones ha sido relacionado con servicios de inteligencia extranjeros. En 2003, el ex subcomisario René Cocq aseguró que el antiguo director de la PDI, Nelson Mery, entregaba información al Mossad israelí.
En medio de la Guerra del Golfo, mediante una orden verbal secreta, Nelson Mery ordenó seguir por 24 horas al embajador de Irán en Chile. La decisión del seguimiento emanó directamente desde el consulado de Israel, a través de un documento firmado por el agregado de inteligencia Amir Oren.
La coordinación entre la PDI, la CIA y posiblemente el Mossad, quedó al descubierto con el allanamiento ilegal de la pensión del joven paquistaní Saif Khan, víctima de una imputación falsa de terrorismo en 2010. El procedimiento contó con la participación directiva del jefe del FBI en Chile, Stanley Stoy, y el subdirector operativo de la PDI, Juan Baeza Maturana. Fuente  http://www.pnews.cl/


http://revoluciontrespuntocero.com/chile/2013/03/02/la-mano-negra-del-gobierno-ex-funcionario-de-la-pdi-revela-espionaje-politico-ordenado-por-el-gobierno/

Ex detective Jorge Fuentes revela espionaje político a petición de la CIA en Chile



Jorge Fuentes, ex funcionario de la Brigada de Inteligencia de la PDI, siguió por cuatro meses a organizaciones sindicales, parlamentarios y funcionarios diplomáticos, en el marco de investigaciones que eran coordinadas a un alto nivel con delegados de la CIA en Chile.

Portada Política Movimiento Social Cultura Pueblos originarios Internacional SIC Noticias TV SIC CRÓNICAS: Sombras armadas del Presidente. Por Claudio Rodríguez Morales

4 de Marzo

SIC CRÓNICAS: Sombras armadas del Presidente. Por Claudio Rodríguez Morales
-¡Váyanse! –dijo una voz desde las alturas-. Ellos ya no están, se los llevaron a las seis de la mañana.
Sentados sobre la banca de la alameda que les brindaba la panorámica completa del frontis de la Cárcel de Curicó ni Carmen, Arturo ni María pudieron distinguir el rostro del uniformado que les acababa de dirigir la palabra. Tampoco si se trataba de un militar, un policía, un gendarme o un ánima del cementerio colindante, apiadada ante semejante postal de desamparo.
Sentir que la vida de Wagner y Francisco ya no era una certeza, los llenó de escalofrío. Carmen, mujer del primero, optaría por el recuerdo y el compromiso. No podría hacerlo de otra forma, ya que del hijo que crecía dentro suyo se encargaría de mantener viva la historia de ese hombre a quien cariñosamente llamaba Wally, por más doloroso que fuera su epílogo.
María, esposa de Francisco, por el contrario, se dejó llevar por el olvido furioso. La utopía tan ansiada que hablaba del paraíso de los pobres, de la república de los trabajadores, del pueblo unido que jamás sería vencido acabó por arrebatarle a su compañero, al padre de su hijo, dejándole a cambio puro sufrimiento.
Arturo, padre de Francisco, protegió su dolor con un manto de silencio que mantuvo inalterable por largos años.
RATONES EN SUS AGUJEROS
Wagner Salinas fue cuestionado en numerosas oportunidades por intentar congeniar su militancia en el Partido Socialista y la profesión de la fe Evangélica. “Tú tienes dos dioses –le reprochó un cercano-. Dios Padre y dios Allende”.
Jamás se preocupó de ocultar su cercanía con el “Chicho”. Lamentó en el alma su tercera derrota consecutiva por alcanzar la Presidencia de la República, en 1964, en manos del demócrata cristiano, Eduardo Frei Montalva.
Su buena condición física y su metro noventa y dos le permitió coronarse campeón latinoamericano de boxeo. Paralelamente, tras obtener el cartón de técnico agrícola, se desempeñó como sereno de la Corporación del Cobre en el yacimiento de El Teniente, en ese entonces Provincia de Cachapoal. Allí conoció a su novia y después esposa, Carmen Órdenes. Junto a ella regresó a Talca para trabajar en labores agrícolas con su padre, claro que sin dejar de empuñar los guantes, ahora bajo la preparación rigurosa de Lautaro Contreras.
Ante la disyuntiva de aspirar a un título mundial o pasar más tiempo con su familia, optó por esto último. La llegada de dos retoños volvió sus incursiones al cuadrilátero cada vez más esporádicas, lo que no pareció alterar demasiado su espíritu.
Uno de los hechos que marcarían su vida –y también su muerte- sería su rol de líder en la toma de unos terrenos cercanos a la Panamericana Sur, bautizados por los propios pobladores como campamento Pedro Lenin, en homenaje a un joven izquierdista fallecido mientras intentaba ingresar clandestino a Cuba.
Mientras improvisaba un acalorado discurso sobre la tierra polvorienta, Wally pronunció aquella frase que le hizo ganarse para siempre el odio de sus adversarios políticos: “… esos ratones que se esconden en sus agujeros…”. Se trataba de una referencia evidente a un conocido comerciante talquino y militante del opositor Partido Nacional.
Junto a él, un joven alto y de risa fácil, lo vitoreaba y aplaudía a rabiar.
EL PRESIDENTE O YO 
El único medio de subsistencia con que contaba el matrimonio Salinas consistía en un quiosco de intercambio de revistas en la población Manso de Velasco. Con la llegada de Salvador Allende a la Presidencia de la República, en 1971, su hermano Daniel, diputado socialista, le ofreció a Wally la posibilidad de trabajar para el Gobierno.
Contrario a lo esperado por Carmen, fueron días de sacrificios aún mayores. Además de que la estrecha situación económica no varió ni un ápice, no obstante el nuevo trabajo de Wally “ligado a las altas esferas”, sólo podía compartir con su familia fines de semana y, para colmo de males, cada quince días. A pesar de todo, su esposa lo recuerda siempre feliz, compartiendo el poco tiempo que disponía entre los suyos y con aquellos amigos que se dejaban llevar por el desaliento pequeño burgués.
-Las cosas van a cambiar –repetía-. Para eso estamos trabajando con el compañero Presidente.
A Carmen siempre le llamó la atención el abultado portadocumentos, tipo James Bond, que Wally traía consigo. En cierta ocasión, él extrajo de su interior una infinidad de mapas. Tratando de no parecer indiscreta, ella decidió preguntarle a qué se debía todo ese papeleo.
-Lo que pasa es que yo tengo que saber adónde va el Presidente, revisar ese lugar, en que condiciones está… –le contestó su marido con naturalidad.
Palabras simples para resumir su condición de GAP -Grupo de Amigos Personales, como fue bautizado por la prensa de derecha el polémico dispositivo de seguridad de Salvador Allende- y así justificar sus frecuentes viajes a lugares remotos como Argelia, Cuba y la Unión Soviética.
Cuando su esposa le manifestó preocupación por el riesgo de que estuviera siempre al lado de un personaje que generaba amor y odiosidad en igual medida, Wally fue claro: “Mira, yo quiero que te graves una cosa: si viene una bala, si no soy yo, es el Presidente”, en alusión a los posibles atentados de los cuales Allende podría ser víctima por parte de comandos antimarxistas, especialmente de Patria y Libertad.
La noticia de un nuevo embarazo de Carmen fue tomada como una bendición. Sin embargo, cuando ella se disponía a cumplir cuatro meses de gestación, Wally realizó el último viaje del cual ni él ni Allende regresarían. Su único consuelo fue una carta de despedida escrita sobre una servilleta con manchas de café en un campo de concentración.
PIONERO
El quinto de once hermanos, Francisco Lara -Pancho para sus cercanos- aprendió a leer antes que abrocharse los zapatos. En vez de perder el tiempo en clases, prefería sentarse bajo una parra del patio de su casa a devorar literatura, sobre todo aquella que le inflamaba el pecho de compromiso social. Bienvenidos los textos de un Marx, Gramsci, pero también Verne, Salgari y Dickens, Nicomedes Guzmán y Manuel Rojas. Ya los 13 años se integró a los pioneros, querubines que cambiaron las bolitas, los trompos y los volantines para adherir a las filas del Partido Socialista. No conforme con esto, aprovechando su histrionismo y labia envolventes, se dedicó a incubar las ideas revolucionarias en cuanto muchacho tuviera por delante.
Cuando sus padres o hermanos mayores lo reconvenían para que se preocupara más por sus estudios, respondía risueño pero seguro:
-Todo lo que tenía que aprender, ya lo sé y ahora me toca ponerlo en práctica.
Junto con esta inquietud intelectual, comenzó a desarrollar, como por arte de magia, un físico portentoso, a pesar de que jamás había manifestado interés alguno por los deportes ni por nada que lo distrajera de sus intenciones de cambiar el mundo.
Ya veinteañero, con su metro 84 de estatura, ocupó un lugar destacado en la toma del campamento Pedro Lenin, además de vitorear los encendidos discurso en contra de los “ratones que se esconden en sus agujeros” pronunciados por un tal Wagner Salinas.
La admiración recíproca hizo que ambos se volvieran amigos entrañables. Salinas, identificado dentro del GAP como Silvano, no tardó en darse cuenta de que Pancho era el hombre indicado para sumarse al equipo encargado de cuidar las espaldas de Salvador Allende. Sin embargo, dado que la clandestinidad formaba parte del espíritu de la cofradía izquierdista, para su familia no pasó de ser un funcionario más del Servicio Agrícola y Ganadero.
EL 11
-Aquí vamos a ir a la pelea –dijo Pancho convencido, mientras palpaba su arma de fuego- Si no, estos huevones nos van a matar.
El día anterior le había prometido a su hermana María regarle un par de aritos con motivo de su santo. Ella jamás los había usado y estaba emocionada. Pero bajo su jovialidad y entusiasmo aparente, Pancho estaba preocupado. Presentía que algo malo estaba por suceder, si es que ya no estaba pasando en ese preciso momento. Había demasiadas amenazas de que las fuerzas golpistas acabarían por derrocar al gobierno de la Unidad Popular. La noche del 10 de septiembre decidió sincerarse con su padre.
-¿Qué me aconseja que haga?
 -Lo que su corazón le diga, mijo –le contestó.
-Si tengo que hacerle caso, me voy donde el Presidente, no más –dijo Pancho- Aunque eso significa estar preparado para lo que sea.
Por eso, a las seis de la mañana en punto estaba golpeando la puerta de la casa de Wally para emprender, junto a su socio y amigo, rumbo a la capital. Pero la patrulla de carabineros les cortó el paso y su impulso por batirse a duelo fue detenido por la mesura de Wally.
-¡No! ¡Baja tu arma!
La camioneta roja doble cabina se mantenía estacionada a un costado de la carretera en el cruce Panguilemo, mientras decenas de agentes policiales se acercaban apuntándoles con sus carabinas. Los sacaron a la fuerza del interior y los pusieron con las manos abiertas sobre la carrocería para registrarlos y confiscar las pistolas.
-¡No tienen nada más, mi capitán! –gritó un cabo que revisó el interior del automóvil.
-¿Y que andai buscando, huevón? ¿Acaso querís fruta?
La insolencia de Pancho fue respondida con un culatazo en plena cara. Wally, por primera vez, lo sintió vulnerable. Él, igual que su amigo, también había llegado a Talca alrededor de las seis de la tarde del día anterior. Tomó once con Carmen y la invitó a Maule para visitar a su padre y llevarle de paso unos regalitos, entre ellos, unas frazadas para el frío. Carmen no se sentía bien del todo por el embarazo y prefirió quedarse en la casa. Wally regresó a las 10 de la noche y por primera vez su esposa lo notó nervioso.
-¿Qué te pasa? –le preguntó Carmen.
-No nada… pero en que el cruce Maule estaban quemando unos neumáticos.
 -¿Quiénes?
 -No sé. Parece que eran milicos. A ellos les gusta hacer esas cosas…
A lo minutos, golpearon la puerta. Era Pancho. Tras discutir unos minutos, acordaron regresar a Santiago a las seis de la mañana del día siguiente. Él lo pasaría a buscar allí mismo. Carmen dejó lista la maleta de Wally para que no perdiera tiempo, la misma maleta que ahora el cabo destruía a puntapiés y culatazos.
HISTORIAL
Wagner Salinas y Francisco Lara (29 y 22 años respectivamente) fueron detenidos el 11 de septiembre de 1973 en las cercanías de Curicó. Durante su cautiverio se les sometió a sesiones de tortura que incluyó la privación de alimentos. Posteriormente, se les derivó al Regimiento Tacna, Región Metropolitana, donde fueron fusilados el 5 de octubre de 1973 por decisión del general Sergio Arellano Stark, quien en ese entonces comandaba el grupo de represión conocido como “Caravana de la Muerte”.
Gracias a la intervención del hermano de Wagner Salinas, integrante de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, fue posible encontrar sus cadáveres.
Por Claudio Rodríguez Morales, especial para SIC Noticias

Casi 300 mil litros de residuos tóxicos han sido arrojados a las costas chilenas en cinco años


Lunes 4 marzo 2013 | 17:28 · Actualizado: 17:33
Publicado por Javier Cisterna | La Información es de Agencia AFP



Los puertos chilenos registraron 287.760 litros en derrames de sustancias contaminantes al océano Pacífico entre 2007 y 2011, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su anuario sobre el tema.
Los derrames registrados por la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante, incluyeron aceites, petróleo, bencina y distintas sustancias químicas tóxicas.
En 2011 se produjeron hasta 15 derrames, el mayor número de episodios en los cinco años analizados, en el que se sumaron 79.645 litros.
Las cifras indican que 2008 fue el peor año en cuanto a cantidad de litros vertidos, con un derrame de 181.550 litros de líquidos contaminantes, 180.000 de los cuáles se arrojaron desde Ventanas, en un escape de la sustancia 2 Etil-Hexanol.
La empresa Panimex Química S.A. fue consignada por la Gobernación Marítima como la responsable del vertido, causado por la ruptura de una tubería, por la que recibió una multa de 65.000 dólares, según el reporte.
Ventanas, en la región de Valparaíso, es una zona densamente industrializada de la costa central, que alberga, entre otras industrias, tres centrales térmicas a carbón, una refinería de petróleo y una fundición de cobre.
Los vecinos de la zona y varias agrupaciones ecologistas han denunciado un exceso de contaminación por sustancias químicas en el ambiente y el mar que estaría afectando tantos a los habitantes como a la fauna marina.

http://www.biobiochile.cl/2013/03/04/casi-300-mil-litros-de-residuos-toxicos-han-sido-arrojados-a-las-costas-chilenas-en-cinco-anos.shtml

Comienza en Argentina el juicio por los crímenes del Plan Cóndor

5 MARZO 2013

alascondor1Por primera vez, la justicia latinoamericana juzgará como conjunto a los responsables delPlan Cóndor, la cooperación entre las dictaduras de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, para perseguir y eliminar opositores en las décadas del 70 y 80. Hasta ahora solo se habían sentenciado a los culpables de cuatro de los cientos de víctimas de esa operación. Este martes comienza en Buenos Aires el juicio en el que se analizará la desaparición de 106 personas, la mayoría uruguayos (unos 48) pero también un peruano, chilenos, paraguayos, bolivianos y argentinos, entre los cuales figura la nuera del poeta Juan Gelman, María Claudia García Irureta. Entre los 25 acusados figuran dos exdictadores argentinos, Jorge Videla (1976-1981) y Reynaldo Bignone (1982-1983), y solo un extranjero, el exmilitar uruguayo Manuel Cordero, imputado por el caso de García Irureta.
En cambio, el exautócrata peruano Francisco Morales Bermúdez (1975-1980) zafó del juicio porque la Corte Suprema de su país negó la extradición, aunque pidió que se lo investigara fronteras adentro. En el proceso se conocerán detalles sobre la presunta colaboración de EE UU con la Operación Cóndor.
El juicio durará por lo menos dos años, según calculan los magistrados que integran el tribunal oral federal que se ha encargado del caso. Casi 500 testigos darán testimonio. La causa se había iniciado en los 90, cuando regían las amnistías en Argentina, porque los casos del Plan Cóndor habían quedado excluidos de ellas. En estos años fallecieron varios responsables de la operación, como los militares argentinos Albano Harguindeguy, Cristino Nicolaides y Antonio Bussi y el dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990), el paraguayo Alfredo Stroessner (1954-1989), los bolivianos Hugo Banzer (1971-1978) y presidente democrático entre 1997 y 2001) y Juan Pereda Asbún (1978), los brasileños Ernesto Geisel (1974-1979) y João Baptista Figueiredo (1979-1985) y los uruguayos José María Bordaberry (1973-1976) y Aparicio Méndez (1976-1981).
Listado de imputados en la causa
Videla llega al juicio con 87 años de edad, dos condenas a prisión perpetua y otra a 50 años, por otros crímenes de lesa humanidad de su régimen. Bignone, de 85 años, ya ha recibido penas a reclusión de por vida, a 25 años y a 15 años. En este nuevo proceso no serán juzgados otros exdictadores aún vivos que no ha sido imputados por los 106 casos analizados, como el uruguayo Gregorio Álvarez (1981-1985) y el boliviano Luis García Meza (1980-1981).
En otros países como en Chile y Uruguay también la justicia ha investigado a los responsables del Cóndor, pero en este último país toda indagación ha quedado paralizada en febrero pasado por una resolución de la Corte Suprema de ese país. Mientras tanto, en Brasil solo se indaga dentro de la Comisión de la Verdad que ha creado la presidenta Dilma Rousseff.
Los responsables de los asesinatos del general chileno Carlos Prats, fiel al Gobierno de Salvador Allende (1970-1973), y su esposa en 1984 en Buenos Aires fueron condenados en su país y Argentina —menos Pinochet, que se libró en su momento del juicio por su avanzada edad—. En Argentina fue sentenciado el militar responsable de los homicidios de los parlamentarios uruguayos Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz.
En el juicio que comienza este martes se juzgará la desaparición de uruguayos, chilenos, bolivianos, paraguayos y un peruano que se habían exiliado en Argentina después de los golpes de Estado que ocurrieron en sus países y antes de que ocurriera el encabezado por Videla. También se analizarán los secuestros de tres argentinos en Brasil. Por la Operación Cóndor, las dictaduras pedían a otras la captura y en algunos casos la eliminación o la extradición de los secuestrados, siempre fuera de los parámetros que establecía la ley. En ciertos casos, los militares de dos países participaron juntos de operativos y torturas. Todo eso pese a los conflictos que los regímenes mantenían entre sí. Pero, en plena Guerra Fría, para ellos primero estaba el combate contra “izquierdistas, comunistas y marxistas”, tal como lo reveló un agente del FBI en un cable desclasificado por el Departamento de Estado de EE UU. Una de las abogadas querellantes, Carolina Varsky, del Centro de Estudios Legales y Sociales, anticipa que en el juicio se conocerán más cables del Archivo Nacional de Seguridad de EE UU.
Entre las víctimas cuyos casos serán analizados figuran Edgardo Enriquez Espinosa, integrante del comité central del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) de Chile, y la nuera de Gelman. Ya en 2009 fueron condenados algunos de los autores del secuestro de García Irureta en Argentina, las torturas que sufrió y su traslado a Uruguay, donde daría a luz y sería eliminada, pero en el nuevo juicio serán indagados otros acusados por su desaparición como Videla, Cordero y otros militares argentinos. En 2012, Videla y otros de sus subornidados fueron condenados por el plan sistemático de robo de bebés de desaparecidas, juicio que incluyó el caso de Macarena Gelman, la nieta del poeta e hija de García Irureta. Algunos culpables del homicidio de Marcelo Gelman, hijo del ganador del premio Cervantes, ya fueron condenados en 2011, pero otros serán juzgados en un juicio paralelo al del Cóndor. Como se ve, todo el proceso judicial contra los responsables de la última dictadura argentina resulta un poco engorroso, pero avanza y ya han sido condenados 378 criminales.
Las víctimas
En la causa Plan Cóndor se juzgarán las responsabilidades sobre los crímenes cometidos contra: Campiglia Horacio Domingo, Pinus de Binstock Mónica Susana, Habegger Norberto Armando, Reyes González, Manuel Federico; Seminario Preciado, Carlos Alberto; González de la Vega, Oscar Hugo; Corinaldesi de Stamponi, Mafalda; Choque Cabrera, Fausto; Stamponi, Luis Faustino; Rutilo Artes, Graciela; Lara Torres, Jaime Rafael; Villa Isola, Efraín Fernando; Villavicencio Calderón, Jorge Hernán; Jordán Vercellone, Juan Carlos; Oviedo Morales, Walter Eduardo; Saenz Bernal, Reinaldo Lásaro; Vargas Orozco, Johnny; Suárez Balladares, Erasmo; Rojas Caballero, Máximo; Enríquez Espinosa, Edgardo; Elgueta Díaz, Luis Enrique; Tamayo Martínez, Manuel Jesús; Muñoz Velázquez, Luis Gonzalo; Hernández Zaspe, Juan Humberto; Jaccard Siegler, Alexei Vladimir; De la Maza Asquet, José Luis; Orellana Castro, Miguel Iván; Carreño Araya, Cristina Magdalena; Athanasiú Jara, Ángel; Athanasiú Laschan, Pablo Germán; Laschan Mellado, Frida Elena; Rojas Campos, Carlos Patricio; Delard Cabezas, Carmen Angélica; Delard Cabezas, Gloria Ximena; Appel de la Cruz, José Luis; Zaragoza Olivares, Luis Arnaldo; Espinoza González, Luis Alejandro; Urra Ferrarese, Oscar Julián; Ossola de Urra, Susana; Ferrada, Rafael Antonio; Oyarzun Manso, Oscar Orlando; Cram González, Washington; Trías Hernández, Cecilia Susana; Urtasún Terra, José Luis; Silveira Gramont, María Rosa; Maidana Bentín, Félix; Borelli Cattáneo, Raúl Edgardo; Cabezudo Pérez, Carlos Federico; Lezama González, Rafael Laudelino; Moreno Malugani, Miguel Ángel; Prieto González, Rubén; Alfaro Vázquez, Pedro Daniel; Severo Barreto, Ary Héctor; Epelbaum, Lila; Epelbaum, Claudio; Bentancour Garín, Walner Ademir; Rodríguez Liberto, Félix Antonio; Méndez Donadío, José Hugo; Candia Correa, Francisco Edgardo; Burgueño Pereyra, Ada Margaret; Gándara Castroman, Elba Lucía; Carretero Cardenas, Casimira María del Rosario; Recagno Ibarburu, Juan Pablo; Cabrera Prates, Ary; Mechoso Méndez, Alberto Cecilio; Tejera Llovet, Raúl Néstor; Soba Fernández, Adalberto Waldemar; Arnone Hernández, Armando Bernardo; Queiro Uzal, Washington Domingo; Machado, Modesto Humberto; Río Casas, Miguel Ángel: Lerena Costa de Corchs, Elena Paulina; Bosco Muñoz, Alfredo Fernando; D’elía Pallares, Julio César; Dossetti Techeira, Edmundo Sabino; García Ramos de Dossetti, Ileana Sara María; Duarte Lujan, León Gualberto; Rodríguez Mercader, Carlos Alfredo; Errandonea Salvia, Juan Pablo; Chizzola Cano, Eduardo Efraín; Hernández Hobbas, Beatriz Lourdes; Hernández Hobbas, Woshington Fernando; Grispón de Logares, Mónica Sofía; Logares, Claudio Ernesto; Artigas Nilo de Moyano, María Asunción; Moyano, Alfredo; Zaffaroni Castilla, Jorge Roberto; Islas Gatti de Zaffaroni, María Emilia; García Irureta Goyena, María Claudia; Rodas, Néstor; Méndez Fleitas, Epifanio; Filártiga Martínez, Juan Alberto; Benítez o Benítez Gómez, Florencio; Ledesma Medina o Medina Ledezma, Oscar Eladio; Roa Espinosa o Espinoza, Emilio; Maidana, Antonio; Tatter Morinigo, Jorge Federico; Penayo Ferreyra o Ferreira, Juan José; Vera Báez, Cátulo; Ballestrino de Careaga, Esther, Carrillo Rodríguez, Fausto Augusto; Logoluso, José Alejandro; Landi Gil, Marta Dora; Nell o Nell Granda, José o José Luis; Santana Escotto o Scotto, Nelson Rodolfo; Inzaurralde Melgar o Insaurralde Melgar, Gustavo Edison; Goiburú Jiménez o Giménez, Agustín.
Los imputados
Los imputados en la causa Plan Cóndor son: Jorge Rafael Videla, Santiago Omar Riveros, Eduardo Samuel De Lío, Carlos Humberto Caggiano Tedesco, Antonio Vañek, Carlos Tragant, Luciano Benjamín Menéndez, Bernardo José Menéndez, Jorge Carlos Olivera Róvere, Eugenio Guañabens Perelló, Carlos Miguel Landoni, Humberto José Román Lobaiza, Felipe Jorge Alespeiti, Manuel Juan Cordero Piacentini, Néstor Horacio Falcón, Federico Antonio Minicucci, Enrique Braulio Olea, Horacio De Verda, José Julio Mazzeo, Reynaldo Benito Antonio Bignone, Rodolfo Emilio Feroglio, Luis Sadi Pepa, Mario Alberto Gómez Arenas y Juan Avelino Rodríguez.
(Con información de El País)

http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/03/05/comienza-en-argentina-el-juico-por-los-crimenes-del-plan-condor/#.UTYNdqE5dBE.facebook

Los Luksic, Paulmann, los Matte y las hermanas Solari se consolidan como los más ricos de Chile según Forbes


4 DE MARZO DE 2013
Mientras Piñera retrocede 68 puestos a nivel global
El listado mundial sique encabezado, por cuarto año consecutivo, por el empresario mexicano Carlos Slim, quien amasa una fortuna de 73.000 millones de dólares, seguido por el fundador de Microsoft, Bill Gates, con US$ 67.000 millones y el español Amancio Ortega, fundador del grupo textil Inditex, con 57.000 millones de dólares.



Pocas sorpresas trae el ránking de los hombres y mujeres más ricos del mundo elaborado por la revista Forbescorrespondiente a marzo de este año, ya que consolida al grupo Luksic, encabezado por Iris Fontbona, como la familia más rica de Chile con una fortuna de 17.400 millones de dólares y que ocupa el puesto 35 de los mayores magnates de todo el mundo.
El segundo lugar lo ocupa el empresario Horst Paulmann, dueño del holding Cencosud, quien con 9.700 millones de dólares figura en el puesto 114 del listado, mientras que el tercer lugar a nivel nacional (y 367 en el mundo), lo ocupa Eliodoro Matte, con 3700 millones de dólares. Este último sin embargo comparte ese mismo puesto con dos miembros de su familia, Bernardo y Patricia Matte, cada uno también con una riqueza de 3.700 millones de dólares cada uno.
También en el lugar 367 aparece la dueña de Falabella, María Luisa Solari, cuya fortuna se calcula en US$ 3.700 millones.
En tanto, el Presidente Sebastián Piñera aparece en el lugar 589 del ránking, bajando 68 puestos a pesar que, desde la última medición de marzo de 2012, su fortuna se habría incrementado en US$ 100 millones y se estima en 2.500 millones de dólares. De hecho, desde que llegó a La Moneda, su riqueza ha aumentado US$ 300 millones.
El listado mundial sique encabezado, por cuarto año consecutivo, por el empresario mexicano Carlos Slim, quien amasa una fortuna de 73.000 millones de dólares, seguido por el fundador de Microsoft, Bill Gates, con US$ 67.000 millones y el español Amancio Ortega, fundador del grupo textil Inditex, con 57.000 millones de dólares.


http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2013/03/04/los-luksic-paulmann-los-matte-y-las-hermanas-solari-se-consolidan-como-los-mas-ricos-de-chile-segun-forbes/


Militares bolivianos y Chile: gambito rehusado


5 de marzo, 2013




Diputado-boliviano-afirma-que-los-tres-soldados-fueron-detenidos-en-su-país
Nos hemos empeñado durante dos siglos en mantener a los militares en una jaula dorada, separados de la civilidad. Y parece que tememos reconocer que son ciudadanos con los mismos deberes y derechos que tenemos todos. A su vez Relaciones Exteriores debería abrirse para tomar en cuenta la opinión de civiles, dentro y fuera del país.
Quienes conocen algo de ajedrez saben que este juego refleja situaciones de guerra, en las cuales las figuras representan desde un rey encada bando, hasta los modestos soldados (ocho peones por cada ejército y que avanzan en la primera línea). Detrás de estos, hay otras piezas junto al rey que representan el poder de la caballería, las fortificaciones y los obispos (alfiles). Todas estas piezas se mueven una por vez tras un solo objetivo: capturar al rey adversario o amenazarlo hasta que abandone el juego. Siempre inician el juego las piezas blancas.
Más allá del juego, hace ya tres siglos el mariscal prusiano Carl von Clausewitz señaló en una de sus obras que “la guerra es sólo la política, por otros medios”, dejando claro que ambas son herramientas de un mismo objetivo.
Por estos días hemos visto que tres modestos soldados bolivianos (digamos, piezas negras del ajedrez), casi sin quererlo, adoptaron una de las posiciones singulares del juego. Los peones no pueden moverse sino hacia adelante y cuando forman la posición de la punta de flecha con uno adelante y otros dos a sus costados, ligeramente atrasados en una línea, crean una de las posiciones más fuertes en términos defensivos y ofensivos. Esto es especialmente cierto cuando logran controlar el centro del tablero.
Nuestro rey blanco, dejó pasar el tiempo (o lo indujeron a ello) y adoptó un juego que pretendía ser ofensivo, pero distribuyó muy mal sus piezas. Y haciendo un enroque, perdió tiempo y prefirió atrincherarse. De hecho, decidió no pelear en el terreno diplomático sino que prefirió el terreno judicial.
Desde hace muchos años se sabe que en los incidentes limítrofes entre fuerzas armadas o gendarmerías de países de esa condición, más vale no llevar las cosas adelante sino evitar las escaramuzas y devolver los intrusos a su país de origen, sólo mediante una nota de protesta diplomática.
Uno de los casos extremos fue la muerte del teniente Merino, de Carabineros, en territorio argentino, y otros que nos mantuvieron al borde del conflicto fueron nuestros marinos, entreverados con los argentinos por los islotes Picton, Nueva y Lenox. Hace muy poco tiempo los peruanos nos devolvieron algunos chilenos que andaban desarmando minas terrestres más lejos de lo conveniente.
Pero el ejemplo del ajedrez nos lleva aún más allá. Llámase “gambito” aquella jugada en la cual uno de los jugadores arriesga una pieza, a sabiendas que puede conquistar otra a cambio, o bien que puede perder una pieza, pero quedar en una posición más fuerte. Nuestra Fiscalía propuso astutamente a los soldados irse a la casa el mismo día y terminar con todo el asunto de una vez, a condición de que no volvieran a Chile hasta un año más, pero reconociendo de paso que habían cometido un “delito”. En el caso particular de los conscriptos bolivianos, cuando el primero de ellos estuvo por aceptar la “oferta que no podría rechazar” y que le hacía el juez, reculó después para mantener la misma posición junto a sus otros dos camaradas: ir a juicio. Parece que ellos captaron el sentido del gambito y prefirieron seguir en un juicio hasta que se les probara algún delito.
Todo pasó a depender de un juicio público, oral, en el cual deberían probarse delitos que no están muy bien definidos para casos en que se trata de intromisión de algún militar que no va en una operación de envergadura, sino que se trata de uno más de los numerosos incidentes limítrofes casuales que han ocurrido en el pasado.
Tradicionalmente estas situaciones se resuelven entre los ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa, pero en caso de los tres conscriptos bolivianos (por el momento en que ocurrió), no fue así; ¿debido a qué consideraciones el General de Carabineros Claudio Nash traspasó el problema al Poder Judicial, como si fuera algo que no ha ocurrido nunca antes? ¿Se va seguir en el futuro el mismo camino cuando basta una nota de protesta diplomática?
Finalmente la Justicia decidió seguir el camino que debió seguir desde un comienzo el Ejecutivo. Parece necesario llevar cierta conciencia cívica al seno de las instituciones militares y otras donde la participación ciudadana está ausente. Por ejemplo, en el Instructivo Presidencial que firmó el Presidente Piñera, el 20 de abril del 2011, se incluye al Ministerio de Defensa y a Relaciones Exteriores, entre los que deberían crear Consejos Sociales de Participación Ciudadana, pero hasta esta fecha no se ha hecho nada por el estilo.
Nos hemos empeñado durante dos siglos en mantener a los militares en una jaula dorada, separados de la civilidad. Y parece que tememos reconocer que son ciudadanos con los mismos deberes y derechos que tenemos todos. A su vez Relaciones Exteriores debería abrirse para tomar en cuenta la opinión de civiles, dentro y fuera del país.
En cuanto a militares y carabineros, sus sistemas de salud, previsional y educacional no son como los civiles, pero los aceptamos segregados del resto para que, cuando la “seguridad nacional” o los intereses de los poderes fácticos lo requieran, se eche mano a su fuerza como garantes dela constitución, sin ver que los verdaderos garantes somos todos los ciudadanos, civiles y militares.
Como reservista del Ejército, junto con conocidos y vecinos jubilados de las Fuerzas Armadas, pienso que las opiniones de unos y otros serían igualmente válidas para contribuir a un futuro intercambio de ideas sobre Clausewitz, el ajedrez y la sensatez entre la defensa nacional y los sin uniforme.
Los militares que delinquieron en el pasado durante la dictadura militar ya fueron condenados y, si bien la verdad y la justicia no se han logrado en todos los casos, es raro que se pretenda aún mantener a todos los militares condenados al ostracismo, como si no fueran capaces de opinar en el presente.
Hoy la victoria se la han llevado los militares bolivianos que actuaron con simpleza, sin luchar. En cambio, los altaneros partidarios de demostrar siempre nuestra pretendida superioridad han debido cerrar filas en torno al silencio.
—–
Fuente de fotografía
Enrique Cisternas Cifuentes
Enrique Cisternas Cifuentes, fue Jefe de Gabinete de los ministros de Obras Públicas Pascual Barraza, Ismael Huerta, Daniel Arellano y Humberto Martones, entre noviembre de 1970 y marzo de 1973, durante el gobierno del Presidente Salvador Allende. Actualmente integra ad-honorem el Consejo Social de la Sociedad Civil de las Subsecretarías de Telecomunicaciones y de Transporte.

http://www.elquintopoder.cl/ciudadania/militares-bolivianos-y-chile-gambito-rehusado/

UDI pide “dar vuelta la página” tras revelarse millonario aporte de dictadura brasileña a Pinochet


Miércoles 6 marzo 2013 | 9:39 · Actualizado: 9:39
Publicado por Alberto Gonzalez | La Información es de Lorena Cruzat 



Imagen:Francisco Saavedra | Agencia UNOOrganizaciones de derechos humanos y autoridades parlamentarias coincidieron en que se debe investigar el financiamiento prestado por la dictadura brasileña al régimen de Augusto Pinochet, tras el Golpe Militar de 1973, según informó el diario Folha de Sao Paulo. Al respecto, desde la UDI llamaron a “dar vuelta la página”.
La informaciones corresponden, según el periódico brasileño, a los archivos del gabinete de los ex ministros de Relaciones Exteriores en donde se indica que los 115 millones de dólares fueron concedidos en términos “especialmente” favorables en tres tramos para la adquisición de equipos militares.
El documento se encontraba clasificado con fecha 26 de octubre de 1976, como “secreto y urgente” asegurando que Brasil prestaba “importante ayuda” al régimen de Pinochet. Informe que pudo ser investigado, junto a otros antecedentes entre 1964 y 1985, gracias a la ley de acceso a la información sancionada por la presidenta Dilma Rousseff en 2011.
La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, aseguró que no es un documento que los sorprenda, agregando que la investigación debiese ser mayor en Brasil y en nuestro país, para que no queden impunes las violaciones a los derechos humanos.
El diputado del Partido Comunista y miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, Hugo Gutierrez, indicó que la ayuda brasileña no fue sólo durante el régimen militar.
Para el diputado de la UDI, y miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, Gustavo Hasbún, el país debiese colocar el foco en otras prioridades.
El diputado Gustavo Hasbún, agregó que se debiese investigar las violaciones a los derechos humanos, ya que los préstamos que también realizaron otros países no significan algo grave.

http://nacional.biobiochile.cl/notas/2013/03/06/udi-pide-dar-vuelta-la-pagina-tras-revelarse-millonario-aporte-de-dictadura-brasilena-a-pinochet.shtml

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!