Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

miércoles, 31 de octubre de 2012

El día en que Manuel Contreras le ofreció al Sha de Irán matar a “Carlos, El Chacal”

La expansión de la Operación Cóndor fuera de las fronteras del Cono Sur requería de millonarios fondos y el ex jefe de la DINA, Manuel Contreras, intentó conseguir recursos de potencias interesadas en eliminar enemigos comunes. Para ello viajó en 1976 a Irán, convencido de que recibiría una gruesa suma de dinero del Sha Reza Pahlevi si le ofrecía asesinar al venezolano Ilich Ramírez, “Carlos, El Chacal”, el ejecutor del secuestro de los líderes de la OPEP. Lo acompañaron el ex oficial de las SS nazis, traficante de armas y aliado de Paul Schäfer, Gerhard Mertins, tres altos oficiales chilenos y un general brasileño. Dejaron fotos y huellas en la embajada de Chile en Teherán que permiten reconstituir una historia que hasta ahora ha permanecido inédita.


Abril de 1976. La violencia policial en Irán recrudece. El Sha Reza Palevi, que mantiene el control de su país bajo la brutal represión de la SAVAK, su policía secreta, aún no se repone del duro golpe que le ha propinado a su poder un grupo de terroristas encabezado por Ilich “Carlos” Ramírez Sánchez. Tres meses antes, el 21 de diciembre de 1975, el grupo irrumpió en la sede de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en Viena, capturando a 63 rehenes, entre los que estaba Jamshid Amuzegar, el ministro favorito del Sha. Además de exigir una gruesa suma por el rescate de los secuestrados, la orden era asesinar a Amuzegar. Un claro ataque a Reza Palevi, quien a partir de ese momento tuvo en la mira al más famoso de los terroristas internacionales: el venezolano “Carlos, El Chacal”.


En esos álgidos días desembarca en Teherán el jefe de la policía secreta del general Pinochet (DINA), el entonces coronel Manuel Contreras. Sus acompañantes y su misión han permanecido hasta hoy en secreto. Pero uno de los testigos de ese viaje conservó fotos y documentos que entregó a la autora de esta crónica. Las imágenes permitieron identificar al principal socio de Contreras en su expedición a Irán: el alemán Gerhard Mertins (1919-1993). Se trata de un ex oficial de las SS nazis que se reconvirtió en uno de los más importantes traficantes de armas del mundo y en el principal aliado internacional de Paul Schäfer, líder de la Colonia Dignidad en Chile, un reducto desde donde se traficó armas, se retuvo a prisioneros políticos y se abusó de menores durante más de 40 años.
Un tercer socio acompaña a Contreras y Mertins: un militar brasileño cuya identidad se desconoce hasta hoy. Las fotos de este reportaje podrían ayudar a desentrañar el misterio. Porque la misión que llevó a Contreras a Irán fue develada junto con la entrega de las fotos y está directamente relacionada con la Operación Cóndor, la coordinación de los servicios secretos de las dictaduras del Cono Sur que iniciaba en esos días de abril de 1976 su tercera fase, orientada a realizar seguimientos y asesinatos fuera de las fronteras de América Latina.

La pista de Carlos

Entre los informes clave que intercambian los países miembros de la Operación Cóndor, hay uno que jugará un rol relevante en la historia que motiva este reportaje. El nombre del venezolano Ilich “Carlos” Ramírez Sánchez aparece entre los documentos incautados en mayo en 1975 a dos dirigentes de la Junta Coordinadora Revolucionaria (JCR) detenidos en Paraguay por la policía secreta de Alfredo Stroessner: el militante del MIR chileno Jorge “Trosko” Fuentes y el argentino Amilcar Santucho, hermano del máximo líder del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).
El dato fue confirmado al periodista John Dinges por Robert Scherrer, el rostro del buró del FBI en América Latina en esos años. En su libro Operación Cóndor. Una década de terrorismo internacional en el Cono Sur (Ediciones B, 2004), Scherrer sostiene “que la enorme cantidad de información extraída de Fuentes y Santucho había dado una pista importante que ayudó a rastrear a uno de los terroristas internacionales más célebres de la época: Ilich Ramírez Sánchez, más conocido como Carlos, agente venezolano con residencia en Europa”.
Dice Dinges en su libro: “Según Scherrer, la policía paraguaya encontró una referencia a un ‘Carlos’ en la libreta de direcciones de Santucho, junto con una dirección o número de teléfono en París. Pensaron que se trataba de una pista que llevaría al paradero del hermano de Santucho, Roberto, cuyo nombre en código en el ERP era ‘Carlos’, y le pasaron el dato al servicio de seguridad francés (DST). El 27 de junio de 1975, 40 días después de los arrestos en Paraguay, tres agentes de la DST y un informante golpearon a la puerta de un apartamento en París donde habitaba Ilich Ramírez, Carlos, que se hacía pasar por un estudiante que convivía con su novia. Carlos los hizo entrar, sacó su arma y disparó a los agentes logrando escapar después de asesinar a los agentes de la DST”.
La versión fue corroborada por los documentos encontrados en el Archivo de Paraguay después de la caída de Stroessner, en un documento del jefe de la policía secreta de ese país (DIPC), Pastor Coronel.

Misión secreta

El horror que sacudió al mundo el 21 de diciembre de 1975 fue recibido por Manuel Contreras como un verdadero regalo para sus planes de extender las fronteras de la Operación Cóndor. Ilich “Carlos” Ramírez Sánchez, al frente de un comando de seis personas -militantes del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) y del Grupo Baader-Meinhof- asaltan la sede de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en Viena, en una osadísima y exitosa acción, tomando 63 rehenes, entre ministros y delegados de los países allí reunidos, luego de matar a balazos a tres efectivos de seguridad.
La operación, financiada por el líder libio Muammar Gaddafi, concebida y ejecutada por el FPLP bajo la dirección de “Carlos”, fue un fuerte mensaje contra Irán, Arabia Saudita, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, miembros de la OPEP que no sólo se mostraban pro occidentales, sino que además habían aumentado su producción de crudo amenazando con derrumbar los altos precios. Parecía una locura, pero tenía sentido: el FPLP precisamente se financiaba gracias al apoyo de varios de los integrantes de la OPEP.
El comando encabezado por el venezolano fue liberando paulatinamente a sus rehenes, no sin antes emitir proclamas y obtener un avión para huir.
Casi cuatro meses más tarde, Manuel Contreras desembarcaba en completo secreto en Teherán. Su misión: proponerle al Sha de Irán eliminar a Ilich “Carlos” Ramírez Sánchez a cambio de una gruesa suma de dinero. Estaba en sus planes desde hacía meses. Desde el mismo momento en que surgió el nombre del venezolano como nexo entre grupos de izquierda de América Latina y europeos y también palestinos. Carlos era el trofeo que requería Contreras para consolidar la Operación Cóndor más allá de las fronteras de América Latina.
Matar a Carlos era también un blanco de los servicios de inteligencia de Estados Unidos que ya lo habían identificado como el enemigo principal entre los grupos extremistas. En su investigación sobre la Operación Cóndor, el periodista John Dinges encontró un informe secreto del Senado estadounidense (“Actividades de ciertos organismos de inteligencia extranjeros en los Estados Unidos”) que confirma la prioridad de esa operación. Después de describir la Fase Tres de la Operación Cóndor, el mencionado informe señala: “Acto seguido, el Cóndor planeó una operación que tenía como objetivo asesinar a tres conocidos izquierdistas europeos, uno de los cuales era el famoso terrorista ‘Carlos’”.
Rumbo a Teherán, Contreras hizo escala en la entonces República Federal Alemana (RFA), a la cual llegó con un pasaporte falso. Fue allí donde se reunió con el germano Gerhard Mertins, el ex oficial de las SS nazis y traficante de armas.

Mertins tenía un estrecho vínculo con el líder de Colonia Dignidad, Paul Schäfer, lo que permitió que su encuentro con Contreras tenga uno de los escasos registros públicos. La periodista alemana Gaby Weber, en un reportaje publicado en el semanario uruguayo Brecha, en enero de 1988 (Nazis en Chile: la Colonia Dignidad y su sádico jefe), relata que la estrecha relación que ambos mantuvieron por años se habría consolidado cuando, luego de llegar a Alemania, Contreras siguió viaje “a los pocos días con su amigo Mertins a Irán, donde todavía gobernaba el Sha (Reza Pahlevi)”. Weber no da la fecha y tampoco el motivo del viaje de ambos a Irán.

Los acompañantes

En Teherán, Pinochet tenía como embajador al general de Carabineros Arturo Yovane, quien pese a haber integrado en la primera hora el grupo de los uniformados comprometidos con el Golpe -de hecho él sumó al que sería jefe de Carabineros en la Junta Militar, el general César Mendoza-, muy luego se alineó con el ala disidente al régimen de Pinochet. Nombrado por la Junta Militar como el primer ministro de Minería de la dictadura, Yovane fue abruptamente despojado de su rango en 1974 y enviado a la embajada de Irán. En noviembre de 1974 inauguró la nueva sede diplomática en la capital persa.

Lo que Yovane encontró en Irán fue un terror parecido al que imperaba en Chile. El régimen del Sha Reza Pahlevi vivía sus últimos años antes de ser derrocado por la Revolución Islámica del 11 de febrero de 1979, que pondría en el poder al Ayatollah Ruhollah Khomeini. Al momento de llegar Contreras y Mertins, el soberano aún gobernaba con mano de hierro un país en que el descontento y las protestas iban en aumento, tanto por su alejamiento de los códigos islámicos como por las ostentosas celebraciones del régimen, pese a la pobreza reinante. Los alzamientos pronto serían brutalmente acallados por la Savak, la policía política del Sha, lo que convirtió a su gobierno en un ícono de la represión.
Hasta Teherán Contreras no llegó solo con Mertins. Además de su amigo germano, lo acompañaron tres hombres de su máxima confianza: los tenientes coroneles Sergio Arredondo González, Vianel Valdivieso y el mayor Alejandro Burgos de Beer.
El más importante es Sergio Arredondo, uno de los primeros instigadores del golpe militar en las filas del Ejército desde la Academia de Guerra y con contactos privilegiados con los servicios de inteligencia de Estados Unidos. El oficial de Caballería supo siempre mantener cuotas de poder pero sin ocupar el rol protagónico: su placer era digitar las piezas desde el fondo del escenario. El inicio de la dictadura lleva su huella. El mismo 11 de septiembre de 1973 fue nombrado jefe de Estado Mayor del general Sergio Arellano Stark, a cargo de las operaciones en Santiago, y luego fue su mano derecha en la fatídica Caravana de la Muerte.
Cuando más tarde su compadre y amigo Manuel Contreras se convierte en el segundo hombre más poderoso de Chile, Arredondo lo sigue en las sombras. Lo conocía bien. Su amistad se había afianzado en los tiempos en que ambos eran cadetes en la Escuela Militar y Contreras debía luchar contra su timidez y torpeza frente a las mujeres. Esa complicidad resultó decisiva para Contreras, ya que es el propio Arredondo quien lo lleva ante Pinochet días después del Golpe para que le presente su plan de la DINA, idea que acoge con beneplácito el último hombre que se sumó a la conjura. Pinochet requiere de ayuda para imponer su autoridad entre golpistas de sólidos y clandestinos lazos. Contreras le proporcionará la principal herramienta que le faltaba para erguirse como el nuevo dueño del poder.

El segundo acompañante chileno de Contreras fue el entonces mayor Vianel Valdivieso. Se ganó la confianza absoluta de Contreras al formar un escuadrón de mujeres que, bajo distintas funciones, la que incluía la de secretaria y también “dama de compañía”, le informaban de todos los pormenores y comentarios que circulaban por las oficinas oficiales y los cuarteles secretos de la DINA. Fue una de las fuentes que le permitió a Contreras ayudar a Pinochet a exclamar desafiante “en Chile no se mueve una sola hoja sin que yo lo sepa”.
El mayor Alejandro Burgos de Beer completaba la nómina de los oficiales que acompañó a Contreras a Teherán. Fue su ayudante directo en el alto mando de la DINA. Treinta años más tarde debería declarar ante un juez de cómo fue testigo de las reuniones diarias que cada mañana tenía su jefe con Pinochet. Era en esas reuniones que se decidía sobre la vida o muerte de muchos y también de quién seguía siendo parte de los elegidos del régimen.

Huellas en Teherán

Aparte de los chilenos y del alemán, la nómina que acompañaba a Contreras la completaba, según testigos, un general del Ejército brasileño que hasta hoy no ha podido ser identificado. Aunque sí hay pistas que permitirían individualizarlo, porque casi todos los que llegaron a la entonces nueva embajada chilena en Teherán dejaron dos tipos de huellas: las fotos que acompañan este artículo, y los saludos y firmas que estamparon en el libro de visitas de la sede diplomática.
De este último registro se conserva una copia hasta hoy. Contreras, por ejemplo, firmó el 15 de abril de 1976. ”Con profundo agradecimiento por todas las gentilezas recibidas en vuestro hogar. Les deseamos toda clase de éxitos y que continúen por la misma senda actual. Manuel Contreras S. Coronel Director de Inteligencia Nacional”.





A continuación, y con la misma fecha -pero no con la misma legibilidad-, se lee una dedicatoria escrita en alemán que alude a los lazos chileno-germanos, y que correspondería a la de Mertins. Luego firma un muy agradecido teniente coronel Rolando Gálvez. En el alto mando de la DINA no existieron oficiales con ese nombre, aunque sí un abogado. ¿Quién es Gálvez? La clave la dio el propio Manuel Contreras en la declaración que prestó el 14 de mayo de 1992 ante el ministro Adolfo Bañados. Ese día, cuando Contreras debió asumir que efectivamente había formado empresas de la DINA en Panamá, dijo también: “Rolando Galvez Baeza es el nombre ficticio de Vianel Valdivieso”. Lo entregó sin titubear, dando la pista para identificar al hombre que estampó su saludo en Irán.
En cuanto a Burgos de Beer, firmó su estadía –en la que le desea “prosperidad” a la familia Yovane- sin ningún secreto: “Mayor. DINA”.
Siempre con la misma fecha, hay otra dedicatoria: “Aún no siendo chileno de nascimiento (sic), tengo el corazón que marcha al mismo ritmo de Chile de hoy, o sea, amante de la democracia, libre e independiente”. La firma, apenas legible, sugiere un apellido carioca que puede ser “Safreire” o “Safiera”. Inmediatamente bajo ella se leen dos palabras, una de las cuales claramente es “Merex”.
Coincidencia o no, “Merex” es el nombre de la empresa que el alemán Gerhard Mertins usó como base para el tráfico de armas, negocio en el que se hizo ampliamente conocido y forjó contactos tan poderosos, que las pocas veces que la justicia de su país lo acorraló, salvó gracias a un as que tenía en la manga: los hechos por los que lo acusaban habrían sido cometidos por encargo del servicio de inteligencia federal alemán, el Bundesnachrichtendienst (BND).
El dato no era ninguna casualidad. El BND contó en sus orígenes con la participación de otro ex nazi: el ex general de la Wehrmacht Reinhard Gehlen, viejo amigo de Mertins. Gehlen había comprado su libertad a Estados Unidos al finalizar la Segunda Guerra Mundial a cambio de sus archivos y conocimientos de espionaje contra los soviéticos, lo que lo llevó a ser el primer jefe del BND en plena Guerra Fría.
Contreras revelaría ante la justicia, muchos años después, que su nexo con Mertins se tradujo en que el germano proveyó de armas a la dictadura y de hasta helicópteros a Carabineros.

Cuánto vale “El Chacal”


Las fotos captan una reunión social en la sede de la embajada de Chile en los días que el jefe de la DINA le ofreció al Sha Reza Pahlevi el ambicioso trato de “producir” la eliminación de uno de los principales enemigos del soberano: el terrorista más buscado por esos días por los servicios de inteligencia de todo el mundo, el venezolano Ilich Ramírez Sánchez, más conocido como “Carlos, El Chacal”.
La operación requería a cambio una cifra alta de dólares y fue relatada por el propio Contreras al general Yovane. Tal vez, previendo que el embajador, muy bien conectado con los círculos del Sha, lo sabría de todas formas. No se tiene testimonio de lo que ocurrió con la misión de Contreras. Lo que sí se sabe es que poco más de tres años después el Sha se vería obligado a dejar el poder, exiliarse y finalmente murió lejos de Irán en 1980. Carlosaún vive, pero preso a perpetuidad en el penal francés de Clairvaux.
Contreras no obtuvo del Sha los fondos que requería para seguir con las operaciones internacionales de Cóndor y de la DINA. Pero tenía otras fuentes. Además de las asignaciones directas del régimen militar, la DINA construyó un verdadero holding de empresas, cuya historia se detallará en la segunda parte de esta serie.
LA CONEXIÓN FRANCESA DE CONDOR
GALERIA DE PERSONAJES
Ilich “Carlos” Ramírez Sánchez
Considerado el más célebre terrorista internacional, Ilich Ramírez Sánchez (Venezuela, 1949) es conocido por su alias de “Carlos, el Chacal”. Tuvo formación militar y de inteligencia en Cuba, Medio Oriente y la ex Unión Soviética, y ya desde los ’60 se vinculó a diversas agrupaciones subversivas del mundo. En diciembre de 1975, operando para el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) junto a un comando multinacional, encabezó el asalto a las oficinas en Viena de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).
Jamshid Amuzegar
El ministro favorito del Sha Reza Palevi. Fue ministro del Trabajo, de Salud, de Finanzas y del Interior en diferentes gabinetes, desde 1955 a 1974, y entre 1977-1978 fue Primer Ministro, poco antes de que empezara la Revolución de los Ayatolás. Nació en 1923 y fue uno de los primeros aristócratas iraníes que recibieron educación en Estados Unidos (hizo un doctorado en la Universidad de Cornell), cambiando el paradigma de los iraníes de su época, que solían preferir París o Londres. Líder de la facción más progresista del Partido Rastakhiz, uno de los más fuertes en el gobierno del Sha, era considerado muy cercano al ex presidente Jimmy Carter y un gran aliado de EE. UU., país en el que terminó viviendo.
Gerhard Mertins
Nacido en Alemania en 1919, fue miembro de las SS de Hitler y uno de los ex oficiales del Tercer Reich que sorteó sin mayores inconvenientes la derrota del nazismo. De acuerdo con el libro Private Warriors (Verso Books, 2000), del periodista Ken Silverstein, en los ’50 Mertins lideró agrupaciones neonazis y a comienzos de la década siguiente, en Suiza, se inició en el negocio del tráfico de armas con su empresa Merex. Uno de sus cercanos fue Reinhard Gehlen, ex oficial de la Gestapo y primer director del servicio de inteligencia federal alemán, el Bundesnachrichtendienst (BND), del cual Mertins también formó parte.
Sergio Arredondo
Brazo derecho del general Sergio Arellano Stark y uno de los principales operadores del golpe de Estado, para septiembre de 1973 era director de la Academia de Guerra del Ejército. Y precisamente en esas instalaciones, Manuel Contreras tendría el primer cuartel secreto de la DINA. Entre los primeros agentes operativos de ésta figuraban nombres que después se harían tristemente famosos, como Pedro Espinoza, Marcelo Moren Brito, Fernández Larios y un grupo de oficiales reclutados por Arredondo para fungir de fusileros en la Caravana de la Muerte. Retirado del Ejército en calidad de coronel, hoy está procesado en ese juicio.
La periodista francesa Marie Monique Robin, en una increíble y reveladora investigación sobre la Operación Cóndor (el documental Escuadrones de la Muerte, la Escuela Francesa, que difundió en septiembre de 2003 el Canal Plus de Francia y canales de TV en una docena de países), aporta otro antecedente sobre por qué los servicios de seguridad de Francia estaban al tanto de los pasos de Cóndor.
En entrevista con el general francés Paul Aussaresses, cuyo libro Services Speciaux Algérie 1955/57, sacudió a Francia en 2001 al describir con detalle –y por primera vez- las brutales torturas y ejecuciones clandestinas cometidas por militares franceses para sofocar la batalla por la independencia de los argelinos, le confesó que después de la derrota de Argel, pasó por la Escuela de Las Américas en Estados Unidos y luego, y en forma absolutamente secreta, llegó a Brasil a un cargo de agregado a la embajada de Francia en ese país. Allí instaló una escuela de inteligencia y adiestramiento en métodos de tortura y manejo de prisioneros a la que asistieron integrantes de los servicios de las dictaduras coordinadas en la red Cóndor.
Manuel Contreras y agentes de la DINA también estuvieron allí, como se lo afirmó a la propia Marie Monique Robin.
Aussereces no cortó jamás su lazo con el servicio de seguridad francés (DST). Más aún cuando la información que llegó hasta Cóndor fue que Carlos había establecido en París un lazo estrecho con el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).
Un mes después del informe sobre el nexo del terrorista Carlos con el FPLP y la JCR latina, Manuel Contreras fue recibido en Washington por el jefe de la CIA, Vernon Walters. En su investigación, el periodista John Dinges relata los pormenores de esa cita, la que se hizo a petición del propio Pinochet el 25 de agosto de 1975.
Consultado por Dinges sobre el motivo de esa reunión con Walters, Contreras le dijo que estaba llevando “información” a Washington para respaldar su mensaje de que “nosotros estábamos en una guerra subversiva contra el terrorismo…” Y agregó: “Me reuní con Vernon Walters. Él se reunió con Kissinger sobre la información que yo llevaba y sobre el tipo de apoyo que necesitábamos para evitar este problema”.
Lo cierto es que Contreras no viaja directamente a Santiago. De Washington se va a Caracas, ciudad a la que llega el 27 de agosto. En la capital venezolana se entrevista con Rafael Rivas, jefe del aparato de inteligencia venezolano (DISIP) y Orlando García, otro alto mando del mismo organismo. “Al día siguiente tuvimos una reunión que dedicamos enteramente a discutir la posibilidad de un intercambio de servicios”, testificó luego Rivas. El jefe de la DISIP afirmó también que Contreras se jactaba de tener un gran poder y grandes recursos a su disposición y que “estaba construyendo este plan magnificente para tener un servicio enorme y poderoso que le brindara información de todo el mundo”.
García, en entrevista con Dinges, afirmó que Contreras les presentó un plan para una organización que permitiría los países participantes rastrear a sus enemigos de izquierda en cada uno de los demás países. “Vino a pedir colaboración, que uniéramos nuestros servicios en colaboración con la DINA”. García señaló que Contreras les dio un conjunto de códigos y claves para las comunicaciones por telex y “habló de computadoras, lo cual nos llamó mucho la atención porque nosotros usábamos kárdex y tarjetas”. Y recordó que Contreras, junto con invitarlos con todos los gastos pagados a una reunión en Santiago para planificar el nuevo sistema, dijo: “Tenemos que eliminar a los enemigos”.
Ilich "Carlos el Chacal" Ramirez
Con el correr de los días, el grupo liderado por el venezolano fue liberando paulatinamente a 63 rehenes, no sin antes emitir proclamas y obtener un avión para huir. Luego de Viena, el grupo fue y volvió entre Argel (Argelia) y Trípoli (Libia), cambiaron de avión y finalmente pararon en Bagdad, donde los asaltantes se refugiaron. Ninguno de los rehenes fue ejecutado, pero durante todo el secuestro se les hizo saber que los planes originales de “Carlos” eran eliminar al jeque Ahmad Kaki Al-Yamani, de Arabia Saudita, y al entonces ministro de lnterior iraní, Jamshid Amuzegar, el que sólo se salvó por petición expresa de Argel.
Cuando “Carlos” hizo pública su versión de los hechos -ya en prisión, el 2005- contó que Amuzegar estaba “aterrorizado por su pasado criminal como director de la Savak”, la policía secreta del Sha. Aunque Amuzegar sobrevivió, la acción comandada por el venezolano golpeó el orgullo y las arcas del rey iraní.
Como sea, la operación contra la OPEP le valió a fama mundial y terminó por convertirlo en el enemigo público número del terrorismo sin fronteras. Refugiado en Sudán desde 1993, un año después el gobierno de ese país decidió negociar la entrega de “Carlos” a Francia, donde fue juzgado y condenado a cadena perpetua.








Sus vínculos con Chile fueron estrechos. Fundador en Alemania del Círculo de Amigos de Colonia Dignidad, Mertins hizo amistad y probablemente también negocios con Paul Schäfer, con quien se relacionó por intermedio de Hermann Schmidt Georgi, el segundo hombre de la Colonia. Mertins y Schmidt habían coincidido en la fuerza área alemana bajo el nazismo. El traficante de armas visitó varias veces el reducto de Colonia Dignidad y habría sido quien propuso bautizarla como Villa Baviera. Además, en México, Mertins tenía un mina de oro llamada “Parral”, cuyos sistemas de comunicación y vigilancia fueron instalados por los incondicionales a Schäfer. El traficante de armas también se relacionó con Manuel Contreras, quien, en una declaración judicial, aseguró que su compañero del viaje de 1976 a Irán también vendió armas y helicópteros al régimen de Pinochet.
Pese a las múltiples acusaciones que pesaron en su contra -entre la que se contó su aparente responsabilidad en el asesinato del periodista mexicano Manuel Buendía, quien denunció los negocios del alemán en ese país- Gerhard Mertins murió en 1993 sin que resultara condenado por ningún delito.
Sergio Arredondo
Descrito por los informes de inteligencia estadounidense de la época como “uno de los anticomunistas y antimarxistas duros” y amante del buen whisky, Arredondo tiene hoy otro juicio por asesinatos que demoraron mucho tiempo en aclararse: los crímenes de nueve prisioneros políticos en Quillota, en enero de 1974, cuando éstos eran trasladados a la Escuela de Caballería, de la que era el comandante. La masacre –ejecutada con fusiles y granadas- fue disfrazada durante años como un asalto a una patrulla uniformada. Recién el año pasado, Arredondo fue condenado a seis años de prisión. Las condenas se encuentran en manos de la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

La historia de Juan Catalán, el comunista ciego que sacó la primera mayoría de concejales en Coyhaique


El periodista, que fue jefe de prensa de la radio Santa María y corresponsal de guerra, ganó un lugar en el municipio aisenino para su partido luego de 40 años. “No tenemos que pensar que los ciegos tienen que estar, como destino final, tocando la guitarra en un parque. Tenemos otras capacidades”, dijo a Digital FM.
El dirigente social de Coyhaique, Juan Catalán, hizo historia este domingo al ganar con la primera mayoría la elección de concejales en su comuna, con 1.050 equivalentes al 8,07%.

La futura autoridad, que además es periodista, ex jefe de prensa de la radio Santa María y corresponsal de guerra, logró un lugar para el Partido Comunista en el municipio de la capital de Aysén tras 40 años.

En entrevista con DigitalFM contó cómo comenzó su carrera a la concejalía. “Nos presentamos en las primarias y sacamos un histórico 18% para el PC en Coyhaique. No ganamos, pero ahí decidimos presentarnos como candidato a concejal”, partió diciendo.

Por su éxito el domingo declaró estar “tremendamente sorprendido, gratificado, asumiendo ir contra dos corrientes bien fuerte y marcadas en Chile. La primera que es ser militante comunista. Hasta agosto trabajaba en el Sernatur de Aysén cuando me desafectaron, obviamente por una situación netamente política, estaba ya como representante de los trabajadores del Sernatur en Aysén. Fue un riesgo que tenía que correr, porque sentía que si era oposición tenía que ir a las manifestaciones y bregar por Patagonia sin represas, por ejemplo. También está la situación de ser ciego. Yo no sé qué partido le da la posibilidad a un discapacitado para que los represente. Es parte de los desafíos que nosotros estamos llevando adelante: lograr esta igualdad que tanto bregamos los comunistas”.

Respecto a sus planes de trabajo en el municipio, sostuvo: “hay una situación que nosotros hemos planteado siempre, nuestro descontento por la forma en que se está llevando el gobierno. Por eso vamos a recomponer el tejido social, que sentimos que se ha perdido profundamente. Las organizaciones sociales han desaparecido prácticamente en todo el país, y en Aysén también. La UDI ha tenido en su modelo de desarrollo comunal un alejamiento constante en estos último 12 años de gobierno. Nos ha postergado”.

“Pretendemos llevar adelante un plan de trabajo muy cercano a la gente, potenciando a las organizaciones sociales, enseñándoles a pescar y no dándoles el pescado en la boca”, agregó.

Sobre la realidad de los ciegos en el país, sostuvo que “no tenemos que pensar que los ciegos tienen que estar como destino final tocando la guitarra en un parque. Tenemos otras capacidades”.

Por último, dejó un mensaje con respecto al trato que la sociedad le da a los discapacitados. “El llamado a toda la sociedad es que si queremos realmente trabajar por la igualdad y por la integración de las personas con discapacidad con ejemplos sólo como la Teletón y otras campañas que se llevan adelante, simplemente no basta. Necesitamos dar oportunidades, dar trabajo a la gente”.

martes, 30 de octubre de 2012

Servel: “Gobierno es responsable del sistema computacional”



Organismo descarta responsabilidades en denuncia de pérdida de votos y recuerda que la comunicación estaba en manos del Gobierno.



La polémica por la denuncia de la pérdida de más de un millón de votos en la elección municipal está lejos de detenerse.
Luego que el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, asegurara que a su cartera no le corresponde enmendar ningún error, en el Servicio Electoral (Servel)aclararon que sí tienen responsabilidad en la comunicación de los resultados.
En entrevista con 24Horas.cl, la asesora jurídica del Servel, Andrea González, precisó que “en lo que dice relación con la comunicación de los resultados, esa comunicación fue de responsabilidad del Ministerio del Interior, a partir del sistema computacional que ellos montaron”.
La profesional señaló que “no me consta dónde se produjo el error”, pero insistió en que “el funcionamiento del sistema computacional (que entregó los datos) es del Ministerio del Interior”.
González descartó cualquier tipo de responsabilidad del Servel en la polémica y además puntualizó que no tienen ningún antecedente sobre extravío físico de votos.
La situación se pudo haber generado, explicó, porque “alguna acta de escrutinio pudo haber habido un error o una omisión que haya determinado que en este programa de computación haya habido falta de información y, en definitiva, se haya traducido en diferencias”.
¿CAMBIOS EN LOS GANADORES?
La abogada además advirtió de una situación compleja para los candidatos que ya fueron declarados como los vencedores de la jornada.
Considerando la cifra de un millón de votos que no fueron escrutados –según la denuncia- y tomando en cuenta además que sólo se conocen los resultados preliminares (aún quedan las confirmaciones oficiales del colegio escrutador y el Tribunal Electoral), podría haber cambios en el listado de ganadores.  
“En el caso que haya habido alguna diferencia en los procesos de escrutinio y un candidato o partido político reclame respecto y presente elementos probatorios, sí,podría ser que se determine que el candidato que se había dicho que salió electo no lo sea”, aseveró.
Finalmente, consultada si esa situación se ve más probable tras la denuncia, sólo se limitó a responder que “eso va a depender del análisis fáctico de cada caso”.


http://www.24horas.cl/municipales2012/servel-gobierno-es-responsable-del-sistema-computacional-371527

Chile: Elegidos nieta de Presidente Allende y nieto de General Prats



Una nieta del fallecido presidente Salvador Allende, Maya Fernandez Allende, logro la alcaldia de una comuna (barrio) en la capital chilena en las elecciones municipales celebradas este domingo, segun confirmo hoy el Servicio Electoral.
En una renida disputa, Fernandez Allende, del Partido Socialista, se impuso por una diferencia de solo 92 votos al candidato de la derecha, Pedro Sabat, que llevaba desde 1996 al frente de la comuna de Nunoa, una zona de clase media situada en el suroriente de Santiago.
“Yo voy a estar siempre dispuesto a ayudarla”, dijo Sabat, cuya victoria se daba por segura en la derecha, que en esta eleccion ha perdido varias comunas emblematicas de la capital, incluido Santiago Centro, Providencia, La Reina, Recoleta, Huechuraba e Independencia.


Fernandez Allende, de 41 anos, es hija de un diplomatico cubano, Luis Fernandez Ona, y de Beatriz Allende. Su madre se suicido en 1977 mientras la familia se encontraba exiliada en Cuba, donde la hoy alcaldesa electa vivio hasta los 21 anos.
La nieta del presidente Salvador Allende (1970-1973), que asumira sus funciones en diciembre, no es la unica integrante de la familia que esta inmersa en la politica: su tia, Isabel Allende, es senadora, tambien por el Partido Socialista.
Precisamente una de las curiosidades de este domingo se produjo cuando los vocales de una mesa electoral en la comuna de Estacion Central se percataron de que en el registro de votantes aparecia el nombre de Salvador Allende, muerto durante el golpe militar de 1973.
Segun los responsables del recinto electoral, el error proviene del Servicio de Registro Civil, organismo que proveyo al Servicio Electoral (Servel) de la informacion necesaria para confeccionar el nuevo padron, tras la reforma que establecio la inscripcion automatica y el voto voluntario.
Otra de las victorias con mas repercusion fue la de Carolina Toha, exportavoz del Gobierno de Michelle Bachelet, que dedico su triunfo en Santiago Centro a su padre, Jose Toha, ministro de Allende, fallecido en 1974, durante la dictadura de Augusto Pinochet.
La Justicia investiga la posibilidad de que la muerte de Toha no se debiera a un suicido por ahorcamiento sino a un homicidio por estrangulamiento, ya que fue encontrado en el Hospital Militar en un armario, colgado con su cinturon, pese a que media 1.92 metros.
En Providencia, la sociologa Josefa Errazuriz, una dirigente vecinal que se apoyo en los movimientos sociales, logro lo que parecia imposible y destrono al coronel retirado Cristian Labbe, que fue jefe de escoltas de Pinochet y buscaba su quinto periodo al frente del municipio.
Labbe, que al ir a votar fue blanco de una manifestacion por su pasado de agente de la policia secreta de la dictadura, tildo a su rival de  “serpiente del paraiso” y anuncio que no la felicitaria.
En tanto, en la comuna santiaguina de Huechuraba resulto elegido, con un 46.74 %, el candidato de la oposicion Carlos Cuadrado Prats, nieto del general Carlos Prats, comandante del Ejercito con Allende y asesinado en 1974 en Buenos Aires por agentes de la policia secreta de la dictadura.
EFE

Justicia española ordenó captura de 7 ex miembros de la policía de Pinochet


Se les acusa de participar en el asesinato de un diplomático español en 1976.  El juez sostuvo que en Chile la persecución de los de genocidio, asesinato y detención ilegal “no ha sido efectiva”.


La Radio del Sur/Télam

La Justicia de España procesó y ordenó la detención por genocidio, asesinato y detención ilegal de siete ex integrantes de la DINA, la Policía secreta de Augusto Pinochet, acusados de participar en la muerte del diplomático español Carmelo Soria en 1976.
Según informaron fuentes judiciales, el juez de la Audiencia Nacional española Pablo Ruz ordenó la búsqueda internacional, la detención y el ingreso en prisión de los siete.
La decisión se basa en un argumento ya utilizado por algunos tribunales: el juez sostuvo que en Chile la persecución por estos delitos “no ha sido efectiva”.
Los procesados pertenecían a la llamada Brigada Mulchén de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), y entre ellos está el jefe del organismo, Manuel Contreras, sobre quien pesan ya varias condenas.
La lista se completa con el jefe de la Brigada, Guillermo Humberto Salinas Torres; los capitanes Jaime Lepe Orellana y Pablo Belmar Labbe; el teniente René Patricio Quiloth Palma, y el sargento José Remigio Ríos Sanmartín, junto a Michael Vernon Townley Welch, éste de nacionalidad estadounidense.
Con la resolución, el juez Ruz hizo lugar a un pedido que la fiscalía hizo en mayo, y argumentó que la persecución en Chile “no ha sido efectiva” porque el proceso se cerró por una amnistía que “no respondía al consenso total de las fuerzas políticas en un periodo constituyente”.
El español Carmelo Soria era un diplomático de la ONU que trabajaba en la Comisión Económica para América Latina (Cepal) en Chile, y fue secuestrado el 14 de julio de 1976 en Santiago de Chile cuando se dirigía a su casa.
Según Ruz, fue trasladado a una vivienda que ocupaba el estadounidense Towley Welch, donde “fue torturado -maniatado y con la cara vendada- durante varias horas” y le rompieron casi todas las costillas mientras intentaban saber si tenía relación con el Partido Comunista de Chile.
Después le inyectaron o le hicieron tragar pisco para matarlo, pero finalmente lo estrangularon. “Pobre Chile…” fueron las únicas palabras que el diplomático llegó a pronunciar.
El cuerpo de Soria fue tirado a un canal y sus secuestradores y asesinos fraguaron una nota, que metieron en un bolsillo, para simular que Soria se había suicidado por infidelidades de su esposa.
El fiscal de la Audiencia Nacional española Carlos Bautista se había declarado a favor de la jurisdicción local como competente para investigar estos delitos.
Según el magistrado Ruz, Contreras Sepúlveda, como jefe de la DINA, entidad que “sólo obedecía y respondía ante la Junta Militar de Gobierno y, más tarde, exclusivamente ante el fallecido Augusto Pinochet”, fue quien ordenó a Salinas Torres “de forma directa” el secuestro y asesinato de Soria.
El fallo se refiere a la DINA como un “instrumento de represión política de la dictadura militar”, iniciada en septiembre de 1973.
En el detalle del operativo, el juez señala que varios de los procesados habían hecho seguimientos para conocer las costumbres de Soria, y que el día del secuestro, Ríos de San Martín y Lepe Orellana, vestidos con uniforme, bajo el pretexto de que había cometido una infracción de tráfico, detuvieron a Soria y lo llevaron a la vivienda ocupada por Townley, “que funcionaba como centro clandestino de interrogatorios y torturas”.
La causa se inició a partir de una querella presentada por la Fundación Española Presidente Allende contra quince ex militares a los que relaciona con la muerte de Soria y que el juez Baltasar Garzón admitió a trámite en 2001.

Fallidas interpelaciones de la Concertación (o cuando la fiscalización no pasa del punto de prensa) | El Dínamo


La fallida interpelación al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, que se cayó por falta de votos, no es un caso único. Revisa los otros anuncios de fiscalización que no han llegado a puerto.
30 de octubre de 2012 - 19:17 | Por:  

Escena 1: Un hecho de relevancia nacional afecta al Gobierno y sacude al mundo político. Caso Kodama, caso sobreprecios, discrepancias en la Casen, el precio de la energía en la región de Magallanes, etc.
Escena 2: Las bancadas parlamentarias de la Concertación y sus aliados, individualmente o en su conjunto, anuncian a través de una conferencia de prensa la inminente realización de una comisión investigadora o una interpelación contra el ministro de la cartera vinculada con el tema, la cual será presentada “en los próximos días”.
Escena 3: Posteriormente, en privado y sin prensa, las bancadas  evalúan por separado la viabilidad del anuncio. Comienzan los sondeos de pasillo para ver si están las firmas necesarias para las presentaciones (40 en el caso de las interpelaciones) y las negociaciones interbancada para definir la forma y fondo de la jugada.
Escena 4: Dos alternativas. Hay discrepancias entre los socios de coalición respecto a si una interpelación o una investigadora (depende de los que se haya anunciado) será o no un triunfo para la oposición. Si el balance es negativo, las firmas nunca llegan a la secretaria de la Cámara. Segunda opción: están las firmas pero llega el día de la votación de Sala, y los parlamentarios no llegan.
¿Episodios familiares? Seguro, porque la última escena se repitió hoy.  Debido a la ausencia de diputados de oposición  se cayó otro intento de interpelación al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter. ¿Resultado? Recriminaciones mutuas, el oficialismo acusando “un papelón de sus pares”, amenazas de censura contra la mesa que encabeza Cristián Monckeberg (RN) y la reinstalación del debate sobre la responsabilidad de los congresistas de estar en sus pupitres haya o no votación.
Sin duda el de hoy no es un episodio aislado. Revisa acá 6 variaciones del mismo tema.
- Otra contra Hinzpeter
Noviembre de 2011. Por considerar que el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, dejaba de lado el combate a la delincuencia por concentrarse en temas de orden público, como las marchas y protestas, el diputado DC Gabriel Silber planteó la posibilidad de interpelarlo. La idea no prosperó porque  no hubo respaldo dentro del bloque opositor.
- “La culpa de todo la tiene Lavín”
Junio de 2011. Las manifestaciones estudiantiles copan la discusión pública, y los diputados de la oposición consideran que “lo único que cabe al Congreso es plantear una interpelación contra el ministro de Educación, Joaquín Lavín, y pedirle la renuncia”. Tampoco sucedió. El gremialista sólo dejó el cargo para incorporarse al Ministerio de Desarrollo Social.
La batalla de Aysén
Marzo de 2011. Hinzpeter, nuevamente, vuelve a la palestra. Ahora, el motivo es el excesivo uso de la fuerzapor parte de Carabineros para reprimir las manifestaciones del Movimiento Social de Aysén. Legisladores del PC, del PS, de la DC, del PPD, del MAIZ y del MAS, anuncian que “no descartan la interpelación” e incluso unaacusación constitucional contra el titular de Interior.
El “Casen-gate”
Septiembre de 2012. Los resultados de la última encuesta Casen, que marcan una baja en la pobreza bajo el 15%, desatan la controversia. Se habla de presiones sobre la Cepal y manipulación de  la metodología, etc. Todo un bocado para la oposición, que anuncia que “no  descarta”  una comisión investigadora y apuntan fuerte contra el ministro Joaquín Lavín.  Otra idea que se cayó. ¿La razón? Según el socialista Marcelo Schilling, “el Gobierno nos fatigó, no damos abasto, no tenemos energía para tanta comisión investigadora”.
- Rainieri se salva de intepelación pero sale del gabinete
Enero de 2011. Las protestas en la región de Magallanes por el alza del precio del gas copan la agenda. La Concertación anuncia interpelación al ministro de Energía de la épocaRicardo Raineri. Sin embargo, el secretario de Estado pagó los costos políticos de la crisis austral, siendo destituído por el Presidente Piñera, quien nombró en su lugar a Rodrigo Álvarez. Ante ello, la Mesa de la Cámara decidió dejar sin efecto la interpelación. Algo que fue criticado por la oposición, que consideró que la medida apuntaba al cargo y no a la persona.
Allamand al pizarrón
Agosto de 2012. Ni siquiera los ministros mejor evaluados se salvan del celo parlamentario. Es el caso deAndrés Allamand, quien debido a los cambios introducidos por el Gobierno en el texto de la Estrategia de Seguridad y Defensa presentada en junio pasado, fue el centro de sendas declaraciones por parte de los jefes de bancada del PS y la DC, quienes “no descartaban” presentar una acusación constitucional contra el titular de Defensa. Hasta ahora no ha sucedido.




Fallidas interpelaciones de la Concertación (o cuando la fiscalización no pasa del punto de prensa) | El Dínamo

Votos “desaparecidos” podrían cambiar algunos resultados de las municipales en la provincia de Llanquihue

20:23 | El director regional del Servicio Electoral, René Schmidt, aclaró que los éstos no están físicamente perdidos y que éstos se encuentran en las oficinas del Servel. El gobernador Francisco Muñoz dijo que estas irregularidades en la cantidad de sufragios pueden deberse a errores detectados en las actas recibidas por la Gobernación, que estuvo a cargo de digitar los resultados que fueron ingresados al sitio web oficial.MARTINA DE LA FUENTE




Dudas y suspicacias generó en los candidatos las diferencias entre el número de votos emitidos para alcaldes y concejales, siendo inferior la cifra para estos últimos, según la información entregada por el Ministerio del Interior a través del sitio web www.elecciones.gob.cl. Esto podría traer algunos cambios en los resultados de los ediles electos, considerando los estrechos márgenes de votaciones que hubo en algunas comunas.

En la Región de Los Lagos la cifra llegó a los 45.991 votos “perdidos” y en la provincia de Llanquihue son 23.548.

El director regional del Servicio Electoral, René Schmidt, aclaró que los votos no están físicamente perdidos y que éstos se encuentran en las oficinas del Servel. “Cuando las mesas receptoras de sufragio hacen bien su trabajo, así como el colegio escrutador, no debería haber esas diferencias y de existir diferencias todos los votos se encuentran en poder del Servicio Electoral”, explicó.

El gobernador de Llanquihue, Francisco Muñoz, afirmó que estas irregularidades en la cantidad de sufragios pueden deberse a errores detectados en las actas recibidas por la Gobernación, organismo que estuvo a cargo de digitar los resultados que fueron ingresados al sitio web oficial.

Explicó que al Ministerio del Interior no le corresponde revisar ni corregir esos errores, por lo que cada colegio escrutador debe hacerse cargo. “Se inició el proceso intermedio a cargo de los colegios escrutadores para esclarecer esta situación (...) donde deben consignarse los resultados de todas las Actas que debe entregar el Delegado del Local de Votación respectivo, comparándolas con las recibidas desde el Ministerio”, dijo Muñoz.

El plazo de reclamación o rectificación de escrutinio con respecto a las actuaciones de Mesas o Colegios, ante el Tribunal Electoral Regional vence este sábado.

El director del Servel señaló que “los votos, si es que necesita alguna rectificación el escrutinio, están todos en poder del Servel y éste los pone a disposición del Tribunal Electoral Regional”.
»Ver más de #MUNICIPALES2012


http://www.soychile.cl/Puerto-Montt/Politica/2012/10/30/130577/Votos-desaparecidos-podrian-cambiar-algunos-resultados-de-las-municipales-en-la-provincia-de-Llanquihue.aspx

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!