Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

lunes, 6 de febrero de 2012

CHILE: 16,000 SECRET U.S. DOCUMENTS DECLASSIFIED


CIA FORCED TO RELEASE HUNDREDS OF RECORDS ON COVERT OPERATIONS
National Security Archive calls Release a Victory for Openness;
 Pushes for further DeclassificationJump to the Documents
Note: The following documents are in PDF format.
You will need to install the free Adobe Acrobat Reader to view them.
Washington D.C.:  The National Security Archive today hailed the release of more than 16,000 secret U.S. records on the Pinochet dictatorship in Chile, and Washington’s role in the violent overthrow of the Allende government and the advent of the military regime to power.  The release, totaling over 50,000 pages of State Department, CIA, White House, Defense and Justice Department records, represents the fourth and final “tranche” of the Clinton Administration’s special Chile Declassification Project.
The declassification includes 700 controversial CIA documents that the Directorate of Operations had refused to release—records of U.S. covert operations between 1968 and 1975 to destabilize the democratically elected government of Salvador Allende and, after the violent 1973 coup, to bolster the military regime of Augusto Pinochet.  The final release, originally scheduled for September 14, was delayed two months while the White House pressured the CIA to relinquish these documents.  Some 800 other CIA intelligence records were also declassified.
Peter Kornbluh, senior analyst at the National Security Archive, the public interest research center that led the campaign to declassify U.S. documents on Chile, called the release a “victory for openness over the impunity of secrecy.”  The documents, he said, “provide evidence for a verdict of history on U.S. intervention in Chile, as well as for potential courtroom verdicts against those who committed atrocities during the Pinochet dictatorship.”
The National Security Archive credited Clinton’s national security staff, particularly William Leary who coordinated the declassification project, as well as State Department officials with a strong commitment to using declassified U.S. documents to advance the cause of human rights abroad and the American public’s right-to-know at home.
The release includes dozens of records on the September 1976 assassination of former Chilean ambassador Orlando Letelier and his American associate, Ronni Karpen Moffitt that had been previously withheld by the Justice Department as possible evidence in an ongoing investigation of General Pinochet’s personal role in the most famous act of international terrorism ever committed in Washington D.C.  Intelligence records that could directly implicate Pinochet remain classified.  The majority of the 16,000 documents come from State Department files covering the years 1970 to 1990.
Among the key documents declassified that shed considerable light on the history of U.S. involvement in Chile, and the repression of the Pinochet regime are:
  Detailed minutes of the “40 Committee” meetings—the high-level interagency group chaired by national security advisor Henry Kissinger—which oversaw U.S. efforts to undermine the election and government of Socialist leader Salvador Allende.  These meetings reveal strategies of “drastic action” planned to “shock” Chileans into taking action to block Allende.
Memorandum for the Record, Subject: Minutes of the 40 Committee Meeting, 8 September 1970, September 9, 1970.
 
  Files on National Security Council and cabinet meetings chaired by Richard Nixon recording his administration's commitment to “do everything we can to bring Allende down” after covert efforts to foment a coup to prevent his inauguration failed.  (Dozens of other White House, CIA and NSC records, used by Frank Church’s special committee reports on Chile in 1975, have been declassified for the first time.)
Memorandum for the President from Henry A. Kissinger, Subject: Chile, September 17, 1970.
Memorandum of Conversation, NSC Meeting - Chile (NSSM 97), November 6, 1970.
  CIA memoranda and cables on the assassination of Chilean General Rene Schneider, including a heavily censored review of the agency’s susceptibility to charges of involvement in his murder by coup plotters in October 1970.
  A CIA intelligence report, dated September 1972, on Augusto Pinochet’s belief that Allende should be forced from office.  Heavily censored National Security Agency intercepts of conversations and information on the September 11, 1973 coup.
  U.S. government efforts to avoid pressuring the Pinochet regime on human rights atrocities.
Memorandum for Lieutenant General Brent Scowcroft, Subject: Chile, July 25, 1975.
Department of State Cable, Subject: Operation Condor, August 24, 1976.
 
  FBI and DIA records showing that U.S. intelligence had obtained the Chilean address of U.S. citizen Frank Teruggi, who, like Charles Horman, was detained by Pinochet’s military after the coup at his home, taken to the national stadium, and executed.
Memorandum for Acting Director, FBI, Subject: Frank Teruggi, October 25, 1972.
FBI Memorandum, [Information on Frank Teruggi], October 25, 1972.
Memorandum for Acting Director, FBI, Subject: [Deleted] SM - SUBVERSIVE, November 28, 1972.
  DINA requests for organizational support and training from the CIA.  CIA briefings to the State Department on Operation Condor and planned assassinations abroad.
  Documents that for the first time link General Pinochet to a pair of Chilean intelligence agents later tied to the assassination of Orlando Letelier and Ronni Moffitt in Washington, D.C.
Memorandum for Director of Central Intelligence, Subject: Two Chilean Army Officers on Paraguayan Passports, September 23, 1976.
Department of State Memorandum, [Pinochet-Stroessner Telephone Conversation], September 1, 1976.
Department of State Memorandum, The Paraguayan Caper, October 15, 1976.
CIA Spot Report, Subject: Juan Williams Rose and Alejandro Romeral Jara, December 12, 1991.
 Reports from CIA and other agencies on Manuel Contreras, his meetings with U.S. officials, and his efforts to obstruct U.S. investigations into the assassination of Orlando Letelier and Ronni Moffitt.
Department of State, Resume of USG Evidence & Defense Position in the Contreras, et al., Extradition, ca. 1979.
CIA Report, [Contreras and Human Rights], July 10, 1975.
CIA Report, [Contreras Luncheon with Deputy Director of Central Intelligence], August 1975.
Memorandum for Director of Central Intelligence, Juan Manuel Contreras Sepulveda Visit to Headquarters, August 23, 1975.
CIA Summary, Chile [DDCI Luncheon for Contreras, August 25, 1975], December 12, 1991.
Department of State Cable, Offer/Threat by Manuel Contreras, February 10, 1989.
CIA Name Trace Request, Juan Manuel Contreras Sepulveda, Pedro Espinosa Bravo, et al., May 21, 1991.
“With these documents the history of the U.S. role in Chile and the Pinochet dictatorship can be rewritten,” said Kornbluh, who directs the Archive’s Chile Documentation Project.   He noted, however, that many CIA records remained heavily blacked out.  “CIA censors continue to dictate what Chileans and Americans alike can know about this shameful history,” he said. National Security Archive officials pledged to pursue all legal means to press the CIA to fully disclose still classified documentation.




http://www.gwu.edu/~nsarchiv/news/20001113/

Labbé habría viajado a Washington por encargo de Pinochet para espiar a testigo del caso Letelier

Experto analiza el lado "siniestro" de documento desclasificado en EEUUPeter Kornbluh, encargado de la Sección Chile del Archivo de Seguridad Nacional estadounidense, sostiene que la información dada a conocer por El Mostrador, abre una serie de interrogantes que van más allá de la vida personal del actual alcalde de Providencia. Dijo que la misión consistía en seguirle los pasos al ex agente de la DINA Armando Fernández Larios, el principal testigo contra el fallecido ex dictador por el atentado con bomba perpetrado en Washington en 1976 contra el ex canciller y su asistente Ronnie Moffit.

No sólo la supuesta paternidad de un hijo de Jacqueline Pinochet fue el motivo que habrían tenido las autoridades de la dictadura en 1987 para enviar al  coronel (r) del Ejército Cristián Labbé a Washington, como lo indicó el periodista y otrora vocero de la dictadura, Federico Willoughby, en un documento desclasificado por Estados Unidos y que fue dado a conocer por El Mostrador.
El encargado de la Sección Chile del  Archivo de Seguridad Nacional de EEUU, Peter Kornbluh, sostuvo que más que revelar un episodio de la vida personal del actual alcalde de Providencia, el archivo esconde algo más “siniestro”: el envío por parte de Augusto Pinochet de un “espía” que le siguiera los pasos a Armando Fernández Larios, el ex integrante de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) que se convirtió en uno de los testigos más importantes contra el ex dictador por el atentado que en 1976 acabó con la vida del ex canciller Orlando Letelier y su asistente Ronnie Moffit.
“El alcalde llegó a los Estados Unidos muchos años después, al fin de la dictadura, precisamente para hacer una misión de espionaje en contra del testigo más importante contra Pinochet por un acto de terrorismo internacional en la capital de Estados Unidos”, dijo Kornbluh a CNN Chile.
Agregó que “el documento tiene un valor auténtico de abrir una investigación sobre lo que pasó en ese momento. El caso Letelier técnicamente todavía está abierto en los Estados Unidos y me parece importante que, con este documento, un miembro del FBI vaya a preguntarle al alcalde sobre esta misión”.
Kornbluh insistió en que “los detalles que están en los documentos son un poco siniestros”, ya que a su juicio evidencian que “Pinochet, quien hizo una amenaza al testimonio de Fernández Larios, estaba enviando a alguien muy cercano a él y muy cercano a su familia a los Estados Unidos para cumplir una misión, y es muy importante saber mucho más sobre esto”.
Asimismo, sostuvo que Pinochet “tenía mucho miedo de lo que iba a decir Fernández Larios. Y lo que dijo Fernánez Larios cuando llegó a Estados Unidos, porque tenemos los documentos desclasificados, es que Pinochet trató fuertemente de impedir que saliera de Chile después del asesinato y que entregara información sobre su propio rol en el asesinato de Letelier y Ronnie Moffit”.

Dejan en libertad bajo fianza a oficiales de Carabineros procesados por muerte de aspirantes


En libertad, previo pago de una fianza de $200 mil quedaron los cuatro oficiales de Carabineros procesados por la muerte de los aspirantes Julio Ulloa y Sebastián Pinuer, ocurrida el 1 de febrero de 2011.
La decisión la tomó el fiscal militar Claudio Torrealba, luego de notificar durante toda la jornada al capitán Rodrigo Oakley, y los tenientes Sergio Molina, Nicolás Silva y Jesús Wastavino, del procesamiento por cuasidelito de homicidio.
De acuerdo a lo informado preliminarmente por la defensa de los implicados, todos apelarán ante la Corte Marcial, que en marzo debería sesionar para confirmar o revocar el encausamiento dictado durante este lunes.
Pinuer y Ulloa murieron tras realizar varios ejercicios físicos en el marco del proceso de instrucción como oficiales de Carabineros. Todo en medio de una ola de calor que por esos días alcanzó hasta los 32°.
Upi/so/

La amante de Pinochet y el Hijo Oculto

20 Junio 2009



 LA AMANTE DE PINOCHET Y EL HIJO OCULTO
 Por ARTALEX
SI ALGO HEMOS aprendido los chilenos es que en política y en maldad todo es posible, lo que no significa necesariamente que lo político sea malo per se.  Aunque se acerca.
Al terminar el largo período dictatorial luego del histórico plebiscito de octubre de 1988, mediante el cual Augusto Pinochet hubo de aceptar llamar a elecciones presidenciales libres, democráticas e informadas, pocas personas en Chile imaginaban cuán turbia había sido la ruta recorrida por el tirano en esos diecisiete años de poder omnímodo y sanguinario. Menos aún podíase sospechar algún desaguisado ‘juvenil' cometido por el duro general de un país donde "no se movía una hoja sin que él lo supiera". Es que el terror defenestra incluso a las azucenas y las rosas.  
Mucho tiempo después, avanzado el siglo veintiuno, dos periodistas chilenos -Claudia Farfán y Fernando Vega- resumieron su investigación en un libro de 221 páginas titulado "La familia: historia privada de los Pinochet".  Lo que en esa obra  creyeron develar, la verdad es que no constituía golpe noticioso ninguno, ya que en Ecuador decenas de profesionales de la prensa llevaban décadas intentando dar con el paradero del posible ‘sexto hijo del dictador chileno', nacido de largo y oculto romance sostenido por Pinochet con una dama de la sociedad quiteña.   
La historia se remonta al año 1957, cuando Pinochet, siendo oficial del ejército chileno (con el grado de Mayor) pero aún lejos del generalato, fue asignado por el gobierno de Santiago a la República del Ecuador, específicamente enviado en misión militar a Quito, luego de haber sido seleccionado junto a un grupo de oficiales para potenciar la Academia de Guerra de Ecuador.
Tres años y medio en que Pinochet fue parte de la socialité quiteña, pero en los que tuvo que lidiar con la atosigadora presencia de su esposa, Lucía Hiriart Rodríguez, con quien ya había contraído matrimonio en 1943.
En la hermosa capital ecuatoriana, con el volcán Chimborazo como magnífico telón de fondo, Pinochet conoció a Piedad Noé, distinguida dama perteneciente a la aristocracia quiteña, eximia pianista y dueña de hermosos ojos claros que encandilaron al duro militar sureño. El romance surgió vertiginoso y Lucía Hiriart, desencantada y furiosa, regresó a Chile con sus tres hijos -Augusto, Lucía y María- dispuesta no a terminar su matrimonio sino, por el contrario, a salvarlo y atarlo férreamente a su propia vera...como finalmente ocurrió.
Pero, a fuerza de ser sincero, debemos decir que el militar chileno se apasionó de tal modo de la hermosa ecuatoriana que el matrimonio con Lucía Hiriart estuvo a punto de quebrarse, de disolverse. Sin embargo,  la tradición hiper conservadora -casi ultramontana y fundamentalista católica- del ejército chileno, impidió el quiebre, con lo que la Historia pudo seguir cimentando en sus bases el futuro genocidio que desataría el oficial Pinochet Ugarte entre sus propios compatriotas luego de  engañar, incluso, a quien siempre fue su principal (y tal vez único) ‘recomendador', el asesinado general Carlos Prats que creyó ingenuamente en la lealtad constitucionalista de un militar débil, de un general proclive a bajar el moño ante la presión de sus pares, de sus hijos y de su esposa.
Hace algunos años, el periodista ecuatoriano Byron Rodríguez, sumido durante décadas en una investigación que constituyó el ‘tout faire' de su existencia profesional, logró indagar algunos pasajes memorables del romance sostenido por el futuro dictador chileno con la hermosa dama quiteña a finales de la década de 1950.  
Es Byron Rodríguez quien  nos habla y nos confidencia lo siguiente:
""Ahí también nos enteramos que fue a bordo del buque italiano ‘Marco Polo' en el que se embarcan en Valparaíso Pinochet y los suyos hacia Ecuador, no sin antes detenerse en el puerto del Callao, en Lima, para luego continuar hacia la isla Puná, en el golfo de Guayaquil, donde abordan la lancha ‘Rosita', que navegará el río Guayas hasta dar con el puerto de Guayaquil, junto al monumento a Bolívar y San Martín, el primer gesto sentimental que tendrá Pinochet en Ecuador, cuadrándose e inclinando la cabeza ante los héroes americanos.
""Pero su más sentido vínculo se gatillaría el 27 de febrero de 1957, cuando ya se había consolidado como un respetado profesor de la Academia de Guerra ecuatoriana, docente de las cátedras de Geografía Militar y Geopolítica, en el viejo Círculo Militar de Quito, de calle Venezuela. Tras ingresar del brazo de Lucía a ese lujoso salón que destellaba por la luz de las lámparas araña y los espejos de marco dorado. Luego de bailar con gracia chilena valses y pasodobles, siempre en dupla con su elegante mujer, escuchó un loure de Bach en las manos de Piedad Noé. La presencia dominante de Lucía por fin se volvió lábil.
""Desde la velada del Círculo Militar, Pinochet preguntó por la pianista. El oficial encargado de la administración, al parecer, le consiguió su número telefónico. Es posible que al oír la voz del militar, Píedad no ocultara su emoción. En esos años, Quito era una ciudad tan pequeña que cualquier invitación a uno de los hoteles céntricos hubiese sido una temeridad. El militar acaso visitó su casa de calle Calama y Amazonas, una zona de villas, jardines y fuentes de piedra. [...] El mayor Pinochet jamás olvidaría la tarde que habría pasado el umbral de la casa de una sola planta, en cuya fachada ocre crecía una madreselva tupida y fragante.
""En el cerrado ambiente militar, las bolas no tardaron en rodar. Los rumores iban de cuartel en cuartel, de oficina en oficina. Decían que el militar chileno se apasionó tanto que el matrimonio estuvo a punto de romperse. Decían que sólo pasaba suspirando por ella. Es posible que en las clases de la Academia de Guerra se aproximara a una ventana para imaginar a la pianista. Quedaron el rumor y el enigma de que Piedad tuvo un hijo idéntico al padre.
"Otros militares hablaban que él sufría por el dilema de quedarse o viajar a su país al concluir la misión, a finales de 1959. En las unidades castrenses, los chismes persistían. Ella viviría sólo para su hijo, a quien habría llamado Juan, y para su música,  detalla la investigación de Byron Rodríguez".
Lo concreto es que Pinochet regresó a Chile, país extremadamente conservador en asuntos de familia, pero jamás dejó de apoyar y ayudar a Piedad Noé en la manutención del hijo que ambos habían procreado.
En Ecuador, desde hace muchos años, circula el rumor de que Pinochet siempre estuvo preocupado por el bienestar y desarrollo de su hijo Juan, el que por cierto, siguiendo el ejemplo paterno, ingresó a la Escuela de Oficiales del Ejército del Ecuador, y desde allí, sin dudas ni titubeos, en una u otra medida y forma sirvió de corresponsal a su padre. Fue, sin lugar a dudas, la mejor forma de espionaje que concluyó finalmente con la participación de ‘Juan' -convertido ya en oficial del ejército ecuatoriano-en la  pasada "Guerra del Cóndor" sostenida por el pueblo del Guayas con sus  vecinos hermanos del Perú, bello país que en esa época dirigía el corrupto y asesino Fujimori.
Las sospechas de los periodistas ecuatorianos y chilenos (y peruanos), apuntan a que el oficial Juan ‘Pinochet' Noé habría participado el año 1995 en la ‘Guerra del Cóndor', evento caracterizado por algunos violentos entreveros bélicos protagonizados por militares peruanos y ecuatorianos en las cercanías del río Cenepa y que estuvo en un tris de transformarse en un conflicto bélico mayor y total entre ambas naciones.
Pinochet Ugarte tenía experiencia en materias de disociación, ya que años antes -en 1982- constituyó la cabecera cerebral del plan "anti argentino" en la Guerra de las Malvinas apoyando a su amiga británica y ultra conservadora Margaret Thatcher, asunto que hasta hoy los chilenos lamentan y se avergüenzan, aunque por cierto la responsabilidad recayó exclusivamente en la  funesta Junta Militar de Gobierno que encabezaba Pinochet, aliado acérrimo de esa loca de patio apellidada Thatcher que no trepidó en movilizar a la totalidad de la poderosa flota británica -con la inclusión de un  vago llamado príncipe- para decirnos a los latinoamericanos que la rubia Albión -aunque menoscabada por su hijo putativo USA- seguía siendo tan imperialista, ladrona, pirata, asesina, clasista y racista como en el siglo XVIII.
Las islas Malvinas  -ubicadas geográfica e históricamente a la vera de Argentina- seguirían siendo británicas porque, simple y llanamente, al Imperio sajón/anglo/sionista/estadounidense así se le antojaba.
Pero, no nos salgamos del asunto que define este artículo. Augusto Pinochet Ugarte, el  ‘defensor del Chile católico opusdeístico y ultramontano', no sólo defraudó a los guarapos de la decimonónica iglesia católica de Pelotillehue, sino que mandó por el alcantarillado a miles de colijuntos feligreses del referente politicastro apapayado que conocemos como Alianza Por Chile...una sumatoria de ‘aprietaglúteos' que sigue creyendo que las cigüeñas traen desde París a las guaguas  y que el Viejito Pascuero existe y vive en el Polo Norte, así como también se permite afirmar que la gente debería tener relaciones sexuales "sólo para procrear" (¿habrá alguien más imbécil que estos representantes del ultra conservantismo religioso, inútil y extemporáneo?).
La parada militaroide de estos retrógrados la encabeza un dirigente llamado Carlos Larraín, faraón de los estúpidos y cartuchos, ya que al producirse el desfile anual de los fariseos amermelados él permanece en su asiento, pues desfilan en su honor. 



http://elpaskin3.lacoctelera.net/post/2009/06/20/historias-medio-siglo-amante-pinochet-y-hijo-oculto

Supuesto hijo de Pinochet en Ecuador quiere realizarse prueba de ADN


 Domingo 28 de Junio de 2009 12:17

Un presunto hijo que el fallecido ex dictador chileno Augusto Pinochet tuvo con una ecuatoriana está dispuesto a someterse a una prueba de ADN para confirmar su parentesco, señaló este domingo la prensa local.
"Juan está dispuesto a practicarse un ADN para revelar su identidad", dijo al matutino Fabián Guarderas, un destacado médico quiteño que asegura conocer al sexto hijo de Pinochet por más de 40 años.
Según el testimonio de Guarderas, la madre de Juan era una pianista quiteña llamada Piedad que murió hace cuatro años, pero cuyo apellido no es Noé como aparece en el libro "La Familia. Historia privada de los Pinochet" de los periodistas chilenos Claudia Farfán y Fernando Vega.
Ese libro reconstruye un romance secreto que Pinochet mantuvo en Quito en los años 50, cuando aquel siendo mayor fue profesor de la Academia de Guerra de Ecuador.
"El general no le dio el apellido (a Juan), pero afectivamente estuvo muy ligado a Piedad", señaló Guarderas, para quien el hijo ecuatoriano "es el que más se parece al padre".
Pinochet tuvo cinco hijos con Lucía Hiriart, quien hace una semana desmintió que su esposo haya tenido un vástago fuera del matrimonio.
El médico sostiene Piedad confesó al hijo que su progenitor era Pinochet luego de que Juan reconociera la similitud de fotos del ex dictador durante una protesta de estudiantes universitarios con las que había en casa.
"Juan guarda medallas del general en un cuadro bien enmarcado", manifestó Guarderas y apuntó que "por miedo no ha revelado su identidad. Teme por su vida. Sufrió dos intentos de secuestro en Quito, pero logró huir. Ahora está animado a hablar y enseñar las pruebas. Será su mejor defensa".


Documento de EEUU señala que alcalde Labbé sería padre de uno de los nietos de Pinochet

Lunes 6 febrero 2012 | 10:05
Publicado por Carolina Mardones


Según El Mostrador, el documento señala que el ex vocero de la Junta Militar, Federico Willoughby, informó a la embajada norteamericana que por esa razón la familia Pinochet quería que el actual alcalde de Providencia se alejara del país.

El documento fue publicado por Freedom of Information Act y señala que el 13 de julio de 1987 Willoughby explicó a la embajada norteamericana que Labbé era el padre de uno de los hijos de Jacqueline Pinochet y no el brigadier general Óscar Vargas.
“Vargas había estado saliendo con otra hija, Lucía, y la familia probablemente lo quería fuera del país por un tiempo, pero Willoughby dijo que estaba seguro de que la relación con Jacqueline era con Labbé” señala el documento.
Posteriormente agrega que “Cristián Labbé, cuya postulación para acreditarse como civil adjunto de la embajada de Chile en Washington y que estaba aún pendiente, había sido junto a Armando Fernández Larios, miembro de un pequeño grupo personal del Ejército reunido en 1973 para entregar seguridad al nuevo jefe de Estado, Augusto Pinochet”.
Puedes revisar el documento completo -en inglés- haciendo clik AQUÍ.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!