Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Compañero presidente

Un buen día decidiste 
caminar junto a tu pueblo, 
conocerlo y respetarlo, 
y representarlo entero. 

En cuántos años de lucha, 
de consecuencia y desvelo 
recorriste palmo a palmo 
desde Arica hasta el Estrecho. 

Siempre quisieron quebrarte 
con calumnias y atropellos, 
y tú caminabas firme 
junto a las filas del pueblo. 

El año setenta justo 
sacaste un blanco pañuelo 
que iluminó nuestra patria, 
fue en la Alameda, recuerdo. 

Entregaste a la mujer, 
al niño, al trabajador, 
un ancho y largo camino 
por un mañana mejor. 

Pero ya desde las sombras 
se ocultaba el asesino: 
te querían de rodillas 
y no con el talle erguido. 

El once muy de mañana 
sabiendo lo que pasaba 
fuiste el primero en la lucha 
con corazón y metralla. 

Déjame hacerte un poema, 
bienamado Salvador, 
déjame gritar tu nombre 
desde el Cuzco hasta Bankog. 

La historia no se detiene 
ni con represión ni muerte; 
son tus últimas palabras, 
compañero presidente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!