Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

martes, 3 de septiembre de 2013

ESPECIAL 11 DE SEPTIEMBRE: Pinochet, el boicot de Estados Unidos a Allende y el experimento de Milton Friedman

-

Es común que la derecha hable de “pronunciamiento militar”, de un acto necesario para salvar al país de “las garras del marxismo” y de golpe de efecto para sacarnos de la “crisis” económica en la que se encontraba Chile. La verdad y aunque les duela, Pinochet y su séquito no son héroes de nada, es más, ni siquiera actuaron por iniciativa propia, solo fueron, en palabras simples, títeres serviles de Estados Unidos.


CHILE HACIENDO HISTORIA COMO EJEMPLO A SEGUIR

Con el temor de la guerra fría, Estados Unidos se peleaba palmo a palmo el liderazgo mundial junto con la ex Unión Soviética. Con Cuba en su mejor momento, Salvador Allende era el primer presidente marxista en la historia de la humanidad que era elegido democráticamente. Un ejemplo que para los intereses de Estados Unidos, simplemente no podían permitir. Allende mediante la expropiación de tierras a la elite económica profundizó la Reforma Agraria, se inició la nacionalización del cobre que culminó con la votación favorable en el Congreso, incluso de los partidos de la Derecha. (Lo que indicaba lo justo que era esta reivindicación histórica)

Comenzó la creación de la llamada área de propiedad social de la economía, comprando por parte del estado las 100 principales empresas del país. Se nacionalizaron también los Bancos privados. Hubo control de precios y una política de acercamiento hacia otros gobiernos socialistas. Como no podía ser de otra forma, la reacción de Estados Unidos fue brutal, primero se inició un bloqueo económico internacional con el congelamiento de las ventas del cobre en el exterior, empezaron las maniobras de sabotaje interno como el acaparamiento de mercaderías, insumos y repuestos. Las campañas de desprestigio y desinformación sobretodo a través del Mercurio de Agustin Edwards eran una constante.

Sin embargo, aún con todo estoa, el día 4 de enero de 1973 se realizó la que fuera la última manifestación de masas de la Unidad Popular al cumplirse tres años del triunfo electoral.  Aquella marcha fue una maciza demostración de respaldo de la gente al gobierno de Allende con más de un millón de manifestantes. Trabajadores, estudiantes y pueblo en general marcharon frente al Palacio Presidencial bajo la consigna “Apoyar, apoyar al Gobierno popular”.


EL CAPITALISMO VELANDO POR SUS INTERESES

No hubo caso, yendo en contra de lo que manifestaba el pueblo y solo por orden de Estados Unidos, el golpe de Estado ya estaba planificado.  Tenía que ser rápido y cruento desde el inicio. Había que bombardear la Moneda si no se rendían antes. No hubo espacio ni tiempo para la maniobra. No se podía dejar que la Unidad Popular se reorganizara y defendiera. Los planes de defensa del Gobierno Popular fueron absolutamente sobrepasados. Pinochet fue solo el coordinador, la orden del golpe fue dada por Richard Nixon, secundada por Henry Kissinger.

Ya en dictadura los derechos humanos fueron aniquilados. El Congreso disuelto y los partidos políticos debieron actuar desde la clandestinidad. Los dirigentes del partido Unidad Popular y cualquiera que estuviera en contra eran detenidos, exiliados, asesinados o simplemente los hacían desaparecer.

Pinochet, admirador confeso del represor español Francisco Franco, creó la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), instrumento que usaría para destruir toda manifestación contraria a su gobierno.  Este brazo armado del gobierno se encargó de sembrar el terror persiguiendo a sus opositores políticos mediante secuestros, torturas y asesinatos. Esta institución perduró hasta 1977, en que fue reemplazada por un organismo un poco menos cruel, aunque no alejado de la represión y la tortura: la Central Nacional de Informaciones (CNI). (Casos que podemos ver el programa de TVN los Archivos del Cardenal)


EL EXPERIMENTO DE MILTON FRIEDMAN

En el aspecto económico, a modo de experimento personal y con la complicidad de Pinochet y la derecha, se aplicaron todas y cada una de las políticas de neoliberales de Milton Friedman, siendo la primera vez que se utilizaban tales medidas en un estado tercermundistas. Friedman aplicó por primera vez su teoría de la Economía de Mercado en un país indefenso, lo arruinó y lo convirtió en una nación típicamente tercermundista que solamente exporta frutas, vino y materias primas. Gran parte del planeta se electrificó con alambre de cobre chileno sin que el país viera los beneficios.

Estre las medidas estaban reducir el gasto público con el despido de un 30 % de empleados estatales, aumentar el valor del impuesto al valor agregado (IVA), privatizaron las empresas del estado, privatizaron los bancos, retiraron los subsidios sociales, reducieron las jubilaciones, devaluaron la moneda, frenaron la inversión en salud y educación volviéndola elitista y reducieron de manera drástica los salarios.

Para ese entonces la tasa de desempleo creció a cifras alarmantes, aumentó la delincuencia, proliferaron los robos a camiones de supermercados para palear el hambre, y se organizaron clandestinamente apagones y cacerolazos en señal de protesta.  ¿El detalle? Estas noticias negativas no salían en la prensa. Sin embargo, si salían noticias como un acto en Chacarillas donde 77 jóvenes respaldaban a Pinochet, entre ellos, casi todos los que nos gobiernan hoy en día.

Por cierto, revisen los datos del capital que tenían los millonarios de ahora y vean cual eran su capital antes y después del golpe y comprueben comosus fortunas crecieron exponencialmente durante la dictadura, Piñera incluido. De hecho, ni Pinochet ni siquiera La Concertacion fueron los responsables materiales del retorno de la democracia. Básicamente, lo que pasó es que Estados Unidos dejó de proteger a Pinochet cuando estos se dieron cuenta que ya no les era funcional a sus intereses.


LA HISTORIA Y LAS NUEVAS GENERACIONES

En resumen, El golpe militar fue por culpa de Estados Unidos y la derecha es y siempre será cómplice de los miles de asesinatos y el desfalco económico del país. Pero lo mas importante, mientras la figura de Allende sigue creciendo y miles de jóvenes empiezan a conocer su verdadero legado, no se ven por las calles personas con poleras de Pinochet, en este momento están reducidos a un grupo de ignorantes condenados a la humillación pública.

Que Piñera haya sido electo presidente es solo un accidente, un error necesario para levantar al pueblo de su catarsis, para aprender de historia y empezar a tener conciencia de clase. En un país de izquierda como lo es Chile, el legado de Pinochet y los que lo apoyan esta destinado a desaparecer. Su nombre será sinónimo de vergüenza y repudio. Y será recordado por las nuevas generaciones como el mayor traidor a la patria jamás nacido, como un delincuente, dictador y asesino, como la puta más grande y servil de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!