Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

lunes, 16 de septiembre de 2013

Se acabó el empate

avatar
Facultad de Humanidades de la Usach





Después de las movilizaciones del año 2011 se vienen abriendo las aguas del sentido común, el discurso y lo políticamente correcto, impuestos todos ellos, por los pactos transicionales que la sociedad chilena conoció desde el retorno a la democracia, llevados adelante por la Concertación y la derecha política y económica.

Esas movilizaciones lo que hicieron fue poner en duda, por una parte, las bases del modelo aplicado a la educación, que dada la vertebración de él, ocurre exactamente lo mismo si aplicamos igual interrogación cáustica a no importa cuál área social o económica de nuestro país.
Pero, por otra parte, tal vez más de largo plazo aún que la demanda por reemplazar el modelo, las movilizaciones han puesto también en duda el sentido político que los pactos de la transición tuvieron, es decir, la mantención y manutención del poder en sus formas tradicionales por fuerzas políticas que aprendieron a profitar de las oportunidades institucionales que ellos mismos crearon y que durante toda la época post-dictadura los ha beneficiado sin miramientos: se constituyó en Chile un empate en el que, sin paradoja, todos al final terminaban ganando.
  El fin del empate es el fin, al mismo tiempo, de los intelectuales del empate. En Educación sabemos quiénes eran los “Brunner” o los “Cox” a la hora deproducir los empates y sabíamos cómo “empate” era el sentido metafórico que en sus discursos ideológicos tenía la palabra “democracia”, “currículum” o “financiamiento de las universidades”. Lo mismo en Gobierno, todos sabemos quiénes fueron los “Boeninger”, los “Correa” o los “Ottone”, maestros de la “gobernabilidad” y los “equilibrios”. Hoy emergen nuevos intelectuales que ya no son los intelectuales del empate y esto, además de ser un problema para los historiadores que crearon verdaderos nichos epistemológicos para vivir de ese empate (tendrán que reescribir su historia), además de eso, digo, trae nuevos aires y acompañan la nueva conciencia o estadio mental que trae este fin del sentido del empate.
Ese empate se acabó, porque las movilizaciones en gran parte lo que han hecho es producir en este 11 de septiembre de 2013 —muy probablemente sin quererlo— un efecto liberalizador, ya no del miedo o del odio que no son ninguno de los dos un ardid argumental para cerrar hoy una discusión en torno al Golpe en todo caso, sino un efecto liberalizador en torno al sentido del empate, pues él nunca fue pensado para beneficiar a la sociedad en su conjunto, sino a dos coaliciones políticas que sirviéndose del modelo se sirvieron al mismo tiempo del “aguante” social.
Pues bien, esto, ya nadie se lo “banca”, llámesele metafóricamente “empate” o “binominal”. Al tener dueños extranjeros que nada tienen que ver con el clásico “binominal televisivo” de TVN o Canal 13, Chilevisión le dio a la ruleta de la fortuna con sus “Imágenes prohibidas” y sus “Ecos del Desierto”: nos mostró algo que nunca pensamos ver en televisión abierta, imágenes en colores y no simplemente en blanco y negro, del horror y la bestialidad de la dictadura, las Fuerzas Armadas y Carabineros, o lo que es más que simplemente lo mismo, escenificó a Generales, Tenientes y Capitanes del Ejército de Chile a través de Andrés Wood como personajes francamente malvados y oprobiosos. Si bien, la televisión es, al final de cuentas, siempre un bussinnes, no hay que olvidar que, a pesar de ello, nunca se había atravesado esa delgada línea roja del “binominalismo televisivo”.
Sin duda que el Presidente Sebastián Piñera y Carlos Peña fueron personajes relevantes por sus frases célebres este 11, pues ellas también ayudaron a correr el tupido velo del empate al desatar con sus dichos, hechos políticos relevantes, sea por la renuncia de Cheyre, sea por el muy bien pensado dardo contra la UDI de los “cómplices pasivos”. Sin embargo, el Presidente Piñera ya salió a corregir el daño amigo causado y no tardó mucho en “empatar”, a través de una entrevista a Time, con fuertes apreciaciones críticas contra el Presidente Salvador Allende. Lo que haga el Presidente Piñera no deja de ser siempre algo muy episódico y marginal, algo que se borra con el codo que la mano del mismo brazo escribió tan sólo minutos atrás. Piñera piensa sólo en la reelección, de eso nadie lo saca, y él cree que con estos episodios, suma y suma valores: ya, no habiendo quedado en el panteón histórico con éste, su desastroso mandato en términos imaginario-sociales, Piñera va por la segunda vez, para ver si ahora sí merece una estatua de bronce en la Plaza de la Constitución.
El fin del empate es el fin, al mismo tiempo, de los intelectuales del empate. En Educación sabemos quiénes eran los “Brunner” o los “Cox” a la hora de producir los empates y sabíamos cómo “empate” era el sentido metafórico que en sus discursos ideológicos tenía la palabra “democracia”, “currículum” o “financiamiento de las universidades”. Lo mismo en Gobierno, todos sabemos quiénes fueron los “Boeninger”, los “Correa” o los “Ottone”, maestros de la “gobernabilidad”  y los “equilibrios”. Hoy emergen nuevos intelectuales que ya no son los intelectuales del empate y esto, además de ser un problema para los historiadores que crearon verdaderos nichos epistemológicos para vivir de ese empate (tendrán que reescribir su historia), además de eso, digo, trae nuevos aires y acompañan la nueva conciencia o estadio mental que trae este fin del sentido del empate.
Partimos con Alberto Mayol y parece que fue hace ya tiempo que leímos su “Derrumbe del Modelo”, y hoy estamos leyendo ávidamente, casi sin darnos cuenta, “El Fraude” de Claudio Fuentes: del derrumbe del modelo económico social al derrumbe del modelo político constitucional. Fuentes nos ofrece después de su gran y reciente libro “El Pacto”, este otro que seguro será una nueva gran oportunidad para seguir reescribiendo esta vuelta de página que ya no tiene vuelta atrás: el fin del empate.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!