Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

sábado, 14 de septiembre de 2013

Gendarmería exigió cerrar las cárceles de lujo donde cumplen condena los torturadores y asesinos de la dictadura

Gendarmería de la región del Bío Bío exigió al Ministerio de Justicia cerrar los penales Cordillera y Punta Peuco, que ofrecen privilegios a los violadores de los derechos humanos en dictadura. Asimismo, exhortaron a las autoridades civiles y militares a dar explicaciones por el rol de los gendarmes en estos exclusivos centros de reclusión. En entrevista para Radio BioBio, el presidente de la Asociación de Funcionarios de Gendarmería de Concepción, Óscar Ulloa, fue categórico en desmentir que Punta Peuco sea una cárcel militar, y exigió tanto al Ministerio de Justicia como al Ejército a clarificar el rol de los funcionarios y el carácter que tienen los penales para los violadores de Derechos Humanos.


 HOTELES DE LUJO

Grandes habitaciones, anchas de tenis, de baby fútbol, quinchos para asados, TV cable, internet ilimitado, y régimen diario de visita, son algunos de los particulares privilegios que presentan estas “cárceles”, que a juicio de los gendarmes deben cerrarse y trasladarse sus internos a penales comunes, bajo el imperio de la igualdad ante la ley.

Los números son decidores al respecto. La ex Penitenciaría de Santiago tiene 5.456 presos y 400 gendarmes, o sea, 0,01 gendarme por preso; mientras que la Cárcel Cordillera presenta 10 internos y 36 funcionarios, es decir, 3,6 funcionarios por condenado. Otros casos extremos los presenta la Cárcel Femenina de Arauco con 12 internas al cuidado de 2 funcionarios, frente a Punta Peuco, que destina 82 gendarmes para 44 internos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!