Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

viernes, 30 de agosto de 2013

LA DC Y LA DICTADURA

Dos corrientes chocan dentro de la Democracia Cristiana y el diputado Aldo Cornejo, que busca la presidencia de lacolectividad, aboga por un pacto político y electoral con el Partido Comunista.

Cornejo criticó el manejo que el máximodirigente de la colectividad, Ignacio Walker, ha tenido en la disputa pública que sostiene con el PC.

"La gente y la militancia, con quienes he conversado todos estos días, no entienden que el presidente del partidoproclamaba hasta hace poco -sin reserva de ningún tipo- a los candidatos a alcalde del PC, conjunto con el presidentedel PC, y que ahora ayude a confundir", dijo.

El diputado explicó que "efectivamente, tenemos diferencias no menores con el PC.

Eso es un hecho de la causa y nadielo puede desconocer ni ignorar.

Sin embargo, hay que hacer un esfuerzo de diálogo franco con el PC, con el propósitode ir acortando y eliminando las diferencias que nos pudieran separar para un futuro gobierno, en el cual el PC puedeeventualmente participar".

A su vez, el presidente de la DC , Ignacio Walker, profundizó las críticas que ha efectuado al Partido Comunista en torno alos derechos humanos y reiteró que una coalición política con esa colectividad no es posible aunque si un pacto electoral.

"Hay que mirar hacia adelante y adoptar ciertas definiciones que impliquen colocar en el centro del debate el respeto porlos derechos humanos y el rechazo a toda forma de dictadura y de violencia política.

Forjar un camino, pero sin hacernoslos lesos en el tema de derechos humanos", dijo el senador.

"Este mes, no en medio de la guerra fría, sino que ahora el 2012, el PC publica una declaración de dos páginasexpresando su apoyo al régimen de Siria, que ha asesinado a más de sesenta mil personas.

Y también lo hicieron conel partido de los trabajadores en Corea del Norte y con Cuba", concluyó.

Incluso el Pato Aylwin, dijo que a él no le importaría un ministro comunista en un eventual gobierno de centro-izquierdael 2014.

Tal vez por eso, Walker aclaró que en la inédita bilateral que sostendrán las directivas de ambos partidos el 13 dediciembre, espera profundizar las convergencias que existen con la directiva que encabeza el diputado Guillermo Teillier.

Según el PC, en la cita del jueves 13 se discutirá cómo seguir adelante para profundizar la convergencia social ypolítica, una lista parlamentaria conjunta y un programa con proyección de futuro como punto de partida para mayoresacercamientos con los demás partidos de la oposición.

En otras palabras, Walter exagera las cosas con fines electorales internos más o menos groserotes y luego recula.

Tal vez se sienta respaldado por los buenos resultados del pacto con el PS en la municipal, en supremacía con los quetuvo el del PPD-PR-PC.

Pero, si uno quiere ser serio, eso no tiene nada que ver si habla de la presidencial del próximo año, especialmente siMichelle Bachelet es la abanderada de la oposición frente a la cual los MEOs y los Velasco ni siquiera los Golborne o losAllamand, nada tienen que hacer, siempre y cuando la doctora llegue a la meta con un programa realmentetransformador y redentor, bajo el brazo.

La otra idea que trata de impulsar Walker, la que la DC nada tuvo que hacer con el golpe de Estados de 1973, es unafalsificación histórica sin destino, no una ofensa como dice el senador.

Y eso no es aceptable.

El nuevo gobierno que se elija al finalizar el año 2013 tiene que ser creíble y su gente, quienes lo compongan, lo debenser también.

Para que todos lo sean, hagamos memoria.

En los momentos en que se fraguaba el sanguinario alzamiento del año 1973, el senador y presidente de la DC en esemomento, Patricio Aylwin, le dijo a The Washington Post el 26 de agosto de 1973 que, si le dieran a elegir entre "unadictadura marxista y una dictadura de nuestros militares, yo elegiría la segunda".

Mas claro, echarle agua.

Luego de la muerte de Salvador Allende, el 17 de septiembre de 1973, el operador político de Eduardo Frei padre, aseveró, mediante una declaración pública a la prensa extranjera, que "el gobierno de Allende había agotado, en el mayorfracaso, la Vía chilena hacia el Socialismo, y se aprestaba a consumar un autogolpe para instaurar por la fuerza ladictadura comunista".

Luego le echó una ayudita al derramamiento de sangre: "Las informaciones que nos transmite el cable revelan que losucedido en Chile se está enjuiciando en el exterior con mucho desconocimiento de la realidad", acotó.

Traidor al extremo, avaló que "la mayor prueba es la enorme dotación de armas que tenían las ilegales milicias marxistasque formaban un verdadero ejército paralelo, con un poder de fuego equivalente a 12 regimientos regulares y con lapresencia activa de más de diez mil extremistas extranjeros".

Los ejecutivos de ClariNet, como testigos y víctimas del golpe, podemos decir que distinto hubiese sido todo si algunasde esas armas realmente hubiese existido y esas milicias no hubiesen sido solo una pesadilla de verano de los asesinospinochetistas y sus promotores civiles.

La mentira final: Aylwin concluyó su declaración explicando que, "hasta la última quincena conversamos con el presidenteAllende y su gobierno, en busca de las rectificaciones indispensables para salvar a Chile del quiebre institucional y deldesastre económico.

Nuestros esfuerzos no encontraron acogida seria y su fracaso condujo a la intervención militar, quelas Fuerzas Armadas y Carabineros no buscaban y que contradecía todas sus tradiciones".

Por favor, si no habían pasado ni cincuenta años de la seguidilla de golpes de comienzos de los años de 1930.

Además el entonces senador, como todo la cúpula militar y la política, el día martes 11 de aquel trágico septiembre,Alfende iba a anunciar un plebiscito sobre su continuidad en La Moneda , para salvar así la democracia.

A sangre y fuego, el cuartelazo lo impidió.

Años después, Aylwin en la Universidad de la Sorbonne , en París, aceptó que “el mundo supo con horror de lasgravísimas y masivas violaciones a los Derechos Humanos que se cometieron.

Más de tres mil personas fueronasesinadas o desaparecieron.

Decenas de miles salieron al exilio, sufrieron prisión o fueron víctimas de arbitrariedades.

Miles perdieron su trabajo entre ellos muchísimos profesores universitarios.

Fue la peor tragedia de la historia de Chile".

Pero, a su regreso al país, Aylwin descartó haber planteado que la tragedia fue la existencia misma del régimen militarasesino y ladrón.

Incluso, en 1994, en los meses finales de su mandato presidencial, defendió al malandrín y multihomicida: "Yo lo que hedicho y sigo creyendo es que Pinochet no intentó cogobernar desde que yo asumí la Presidencia.

Me dijo: ‘Yo como militarsé mandar y obedecer.

Ahora usted es el presidente y yo le obedezco a usted.

Tuvimos desacuerdos, naturalmente,pero en definitiva, nunca pretendió intervenir en la orientación de la política de mi gobierno, nunca desobedeció.

La imagendel general Pinochet con la que salí de la Presidencia , de su conducta durante mi gobierno, no es la que pude temercuando asumí el cargo", argumentó.

En Lisboa, en la fundación Gulbelkian, afirmó que "la dictadura chilena no fue la de un caudillo carismático, como tantosen el Tercer Mundo, sino el gobierno institucional de las Fuerzas Armadas" y destacó que durante el régimen militar "notodo fue negro", y destacó obras como "las reformas económicas de saneamiento, liberalización y apertura de la economíachilena".

Lo que hoy el senador Walker trata de ocultar, el ex mandatario DC lo aceptó al narrar al Excelsior de México, que "enesa época yo actué honradamente y de acuerdo a mi conciencia, pero reconozco que me equivoqué medio a medio.

Siento mía la tragedia ocurrida en Chile, pero combatí con fiereza la dictadura y, así como me equivoqué yo, nosequivocamos muchos".

Pobrecito él.

Claro que entre los equivocados estaba gran parte de la DC y gente como Tomas Pablo, Juan de Dios Carmona o EsterRoa que se pasaron con camas y petacas al bando del horror.

En aquella entrevista, además, se le preguntó qué castigo le daría al general Augusto Pinochet, si retornara a la épocade los tribunales de Nuremberg, que juzgaron a los nazis de la Segunda Guerra Mundial, el ex jefe de gobierno respondióque "quien dirige un gobierno con poderes omnímodos, en el que se cometen crímenes, hasta los más despreciables,como ocurrió con Pinochet, no podría evitar que su responsabilidad sea dilucidada no sólo ante los tribunales, sinonecesariamente ante la historia".

¿Quiere más pruebas don Ignacio? Mejor dedíquese a que su colectividad acepte un programa decente para que la centro-izquierda regrese al poder yelabore una Constitución digna del siglo XXI, restituya todos y cada uno de los derechos sindicales, nos de un sistemaprevisional que nos asegure una vejez digna y nos garantice servicios de salud donde no sea el dinero el que nospermita seguir vivos, y en que la educación sirva a las personas y al país.

No a unos cuantos sinvergüenzas como el actual ministro de Educación.



ClariNet
http://www.clarinet.cl - clarinet.cl Powered by Mambo Open SourceGenerated: 7 August, 2013, 23:24




http://www.clarinet.cl/index2.php?option=content&do_pdf=1&id=12391

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!