Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

jueves, 7 de febrero de 2013

LA REACCIÓN DE LOS TRIZANO. LA MUERTE DE LUCHSINGER A 5 AÑOS DE LA IMPUNIDAD DEL ASESINATO DE MATÍAS CATRILEO.

lunes, 7 de enero de 2013



“el mapuche es un depredador, no tiene capacidad intelectual,
 no tiene voluntad, no tiene medios económicos,
 no tiene insumos, no tiene nada…
el mapuche es ladino, es torcido, desleal y abusador”.
Declaración a la Revista Qué Pasa de Jorge Luchsinger,
latifundista, dueño del fundo donde cayó Matías Catrileo
 y primo del recientemente fallecido Werner Luchsinger.

El teatro ya estaba preparado. El último lunes del 2012 en la Araucanía Chadwick señaló: “sabemos que enfrentamos un enemigo poderoso, que goza de apoyos políticos comunicacionales e internacionales”. Mientras que Golborne amenazó: “los responsables son los violentistas y a ellos tenemos que aplicarles todo el rigor de la ley” y para eso Carabineros debía dejar de usar balines de goma, como dicen los protocolos al respecto, y pasar a usar directamente plomo. Para cerrar el cerco se procedió a expulsar a 2 observadoras internacionales (italianas) de Derechos Humanos generando una tensión psicológica a sabiendas de que se avecinaba lo que el Estado y sus medios de comunicación ocultan y pretenden borrar: una justa campaña de denuncia, propaganda y agitación por conmemorarse 5 años de la caída de Matías Catrileo (3 de enero). A sabiendas de esto, el Gobierno amparó esta preparación permitiendo declaraciones de numerosos terratenientes que azuzaban a armarse y a levantar prácticas paramilitares para reprimir al pueblo mapuche, legítimo poseedor de las tierras en cuestión. 

Texto de Jorge Lara Carmona de 1936
Estos llamamientos a la paramilitarización tienen larga data en la zona desde que apareció a fines del siglo XIX el mercenario italiano Pedro Hernán Trizano verdadero perro de la pacificación de la Araucanía que entregaba esas tierras a latifundistas europeos (principalmente suizos, italianos y alemanes) y chilenos. Trizano fue el encargado de crear las policías rurales que reprimieron a los campesinos mapuche, el cual formó una pandilla similar a las Ligas Patrióticas que se enfrentaban a Recabarren en la zona salitrera; la DINA y la CNI que reprimían a quienes luchaban contra la dictadura de Pinochet o la Oficina que aniquilaban a los conscientes que no le compraban el cuento a la Concertación. Rápidamente, a la manera de Álvaro Corvalán o el Fiscal Peña, Trizano comenzó una meteórica carrera represiva que lo llevó a ser nombrado capitán de Ejército bajo el gobierno de Balmaceda. Por todos estos motivos es que Hernán Trizano es una suerte de antecedente del Cuerpo de Carabineros, especialmente en aquellos agentes encargados de reprimir en territorio mapuche, puesto que las prácticas de Trizano consistían en quemar los hogares mapuche, sus sembradíos y expulsarlos para crear colonias de extranjeros, lo mismo que hoy hace Carabineros.
En honor a este señor es que apareció el llamado Comando Hernán Trizano, compuesto por paramilitares reaccionarios que operan en territorio mapuche cuidando los intereses de los monopolios forestales y de los latifundistas que aún quedan en la zona. Desde el año 2002 se investiga su existencia por parte de Fiscales que responden a sus mismos intereses. En el año 2009 en un periódico de la Araucanía (Las Noticias de Victoria) un vocero de este comando realizó amenazas a varios lonko, werkén y otros dirigentes.


Sin embargo, hasta hace un tiempo la existencia de este Comando tenía bastante de mito y las labores represivas se concentraban en Carabineros al igual como lo hacen con el resto de los explotados de este lado de la cordillera. Pero lo que se ha visto en los últimos días es un impulso y un aliciente de las labores que realiza este grupo paramilitar.

El weichafe Catrileo.
“Pégale un balazo” es lo que claramente se escucha en el audio de Carabineros cuando un grupo de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) se encontraba con piedras, palos y habían prendido fuego a unos fardos en el fundo Santa Margarita (propiedad de Jorge Luchsinger), entre los que estaban el weichafe Matías Catrileo. Obedientemente el trizanista Walter Ramírez percutó su UZI contra el weichafe mientras éste estaba de espaldas. A pesar de que existe total claridad respecto a la responsabilidad en la muerte de Matías el agente trizanista sigue estando en servicio activo de Carabineros. ¿Lloraron los Luchsinger cuando murió Matías Catrileo? No. Es más, Jorge Luchsinger salió a respaldar el accionar de los Trizano-Carabineros, es decir respaldó que a un joven se le disparara “valientemente” por la espalda. Sin duda que sentir compasión por el matrimino Luchsinger- McKay que resultó muerto ayer es lo que todos nos quieren hacer creer. Pero eso oculta la lucha de clases, tal como pretenden los poderosos.

Jorge Luchsinger Villiger de origen suizo y reconocido pinochetista (ha sido además testigo “sin rostro” en el juicio por Asociación Ilícita Antiterrorista de la CAM) es descendiente de una familia que llegó a Chile en plena pacificación de la Araucanía. El Estado le regaló nada más ni nada menos que 62 hectáreas a su abuelo Adán Luchsinger para que se afincara. 20 años después su terrenito ya era de 120 hectáreas; décadas más tarde el heredero sería Conrado Luchsinger, padre de Jorge, quien extendería su rapiña llegando a 1200 hectáreas en la década de los ´60. Sabido es que la extensión de estas tierras no sólo se realizó mediante engaños, sino que también mediante corridas  de cerco y cobrándoles en tierras las deudas que los mapuche adquirían en la pulpería de los mismos patrones. Alrededor de un tercio de éstas pasaría a su hijo Jorge que pasó a denominarse Fundo Santa Margarita (275 hectáreas); mientras que Rodolfo Luchsinger Schiferti se quedó con el fundo Santa Rosa Lote 1; Enrique Luchsinger Schiferti con el Santa Rosa Lote 2, Eduardo Luchsinger Schiferti con el Santa Rosa. Desde el año 2001 el fundo, que está rodeado por comunidades mapuche tiene resguardo policial las 24 horas del día, independiente de los guardias privados.

Respecto a la manera en que se hicieron de su latifundio el comunero Moisés Quidel  recuerda el relato que viene de sus abuelos: “Antes estaba Adán Luchsinger, Conrado después… La cosa es que antiguamente había poca gente y cerco no había; entonces, como ellos eran de plata hicieron cercos y marcaban donde se les antojaba no más, ¿Y qué iban a hacer los peñis, si no había medios? Y después que cercaron llegó la mensura, hicieron todos los documentos (…) [Conrado] se instaló con una pulpería y los viejos decían que fue tanto el proceso de reducción, fue tan violento el proceso de post colonización, que hubo gente que quedó totalmente empobrecida, quedó sin tierras, sin animales, les quitaron todos sus sembrados y ya no podían sembrar nada”. Mediante aquella pulpería Conrado se aprovechaba del hambre y en determinadas épocas hipotecaba las tierras de los mapuche por un poco de harina. Cuando debía cobrar salía con Carabineros, corría los cercos junto a ellos y ampliaba sus dominios.

Durante el gobierno de Frei Montalva comenzaron a aparecer las primeras protestas a la par de la reforma agraria, a pesar de que a ninguno de los Luchsinger se les expropiaron sus tierras, puesto que éste llegó un acuerdo con el gobierno DC y devolvió un par de tierras “voluntariamente” (seis hectáreas). En 1971, después de 4 juicios, Jorge debió devolver 56 hectáreas a las comunidades Pedro Tori, Juan Cuyanao, Antonio Canío y Santos Marihueque.
En junio 1972 la Corporación de la Reforma Agraria (CORA) expropió el fundo El Rincón, en la comuna de Purén, propiedad de Enrique Stappung Luchsinger, dando paso al Asentamiento Pelantaro de Malleco.
Después del golpe le pasaron la cuenta a los activistas y líderes de los territorios entre los que existen algunos desaparecidos. El miedo que produjo la ofensiva contrapopular mantuvo a las comunidades en silencio hasta 1999 cuando la organización Ayjarewe Wenteche, de Truf Truf (al interior del fundo Santa Margarita), protagonizó la primera ocupación permanente de este predio. Al año siguiente, vinieron los actos incendiarios y el 2005 se decretó la vigilancia permanente.

Werner Luchsinger (75 años) era primo hermano de Jorge el más conocido de su familia. Si bien es cierto, su fundo no tiene litigios legales es sabido por todos cómo fue la manera en que originariamente se produjo la anexión. A las 02 a.m. del pasado 4 de enero un grupo mapuche realizó acciones de recuperación de tierras en su fundo, ante lo cual el anciano latifundista reaccionó a lo Trizano, tal cual su primo lo había advertido, disparó su escopeta contra un mapuche, habitante histórico de esas tierras. La consecuencia de esto fue que Werner Luchsinger y su esposa Vivianne McKay fueron encontrados calcinados en la casa patronal de su fundo Palihue. Lucha de clases, anticipada claramente por su primo Jorge:
“si esto es exactamente lo que pasó entre el 70 y el 73! Puede ser que la autoridad no actúe más como lo hizo el 73, pero nos vamos a enfrentar los civiles, porque no tiene otra salida lógica. Si la autoridad no cumple con su deber y no hay Estado de Derecho, y no se protege la producción ni la propiedad privada ni pública, tiene que terminar mal, esa es mi apreciación, ¡tiene que terminar mal!”( declaraciones en el documental “Uxuf Xipay – El Despojo”, abril de 2003; el destacado es nuestro).
Ante cada uno de los asesinatos de mapuche ni la prensa burguesa ni menos el Estado han declarado la Ley Antiterrorista para aclarar sus asesinatos. Esto prueba de qué lado están en la lucha de clases.

Es deber de todo el pueblo apoyar las denuncias del pueblo mapuche y sus acciones de propaganda, más aún cuando en la movilización social que se viene realizando desde el 1 al 10 de enero en conmemoración a la caída de Matías la prensa ha vuelto a callar las denuncias de hostigamiento y allanamiento a las comunidades. Los 2 nuevos atentados incendiarios que han sucedido en los últimos días (quinto en los últimos 4 días) ya han tenido como reacción que 84 nuevos represores llegaran a la zona; sumado a que desde junio ya han llegado 400 nuevos efectivos.
Mientras Piñera nombra a un nuevo encargado para solucionar este “conflicto”, además de la aplicación de la Ley Antiterrorista, y la Sociedad Nacional Agrícola convoca a una jornada de duelo nacional y los camioneros hacen un paro simbólico (camioneros que son responsables de la muerte de Xenón Díaz Necul), nosotros debemos retomar la lucha de los Weichafes.

Funerales del weichafe Matías Catrileo, enero de 2008.

MATÍAS CATRILEO TU MUERTE NO FUE EN VANO
POR TODO EL TERRITORIO SE ALZAN TUS HERMANOS.

                          Mapuches asesinados post dictadura militar:
                       Jorge Suárez Marihuán (2002)
                       Edmundo Alex Lemún Saavedra (2002)
                      Julio Huentecura Llancaleo (2004)
                   Xenón Díaz Necul (2005)
                   Juan Collihuin Catril (2006)
                   Matías Catrileo Quezada (2008)
                   Jhonny Cariqueo Yánez (2008)
                    Jaime Mendoza Collio (2009).


La mayoría de la información aquí presentada referida a la familia Luchsinger ha sido extraída del texto de Martín Correa, El Fundo Santa Margarita: origen, historia y relación con las comunidades mapuches vecinas y colindantes



http://puebloenlucha.blogspot.com.ar/2013/01/la-reaccion-de-los-trizano-la-muerte-de.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!