Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

viernes, 6 de abril de 2012

EL VERDADERO COMPLOT TRAS SPINIAK

Por: Arnaldo Pérez Guerra (Fecha publicación:06/12/2003)

Claudio Spiniak enfrenta cargos por 'estupro reiterado' y 'producción de material pornográfico', delitos considerados 'menores'. En la causa existen hasta ahora seis procesados. Pero, además, se menciona a parlamentarios que habrían asistido a las orgías que realizaba el 'empresario' en donde se vejaba cruelmente a menores y adolescentes. Las víctimas están ahí, son niños de la calle. Han declarado ante los tribunales, han entregado antecedentes, circunstancias, incluso nombres. La ultraderechista Unión Demócrata Independiente (UDI) insiste en señalar que existe un complot en su contra. El único complot posible es el realizado por ese partido para esconder la verdad.
Todos han criticado a la UDI tras su reacción luego de que se conocieran públicamente los antecedentes que ha entregado G.B., la testigo que acusa al senador Jovino Novoa (UDI) de haberla 'abusado sexualmente' mientras ella residía en la casa del empresario Claudio Spiniak. Hace bastante tiempo que la UDI perdió la serenidad, intentando presionar y descalificar la investigación que hoy lleva el ministro Sergio Muñoz. El partido de Pablo Longueira intenta impugnar y destruir, por todos los medios, el testimonio de G.B., como lo hizo antes con el padre 'Jolo' -José Luis Artiagoitía-, la Fundación Margen y la diputada Pía Guzmán (Renovación Nacional, RN). Poco después de que la diputada Guzmán -el 10 de octubre- señalara que había 'parlamentarios involucrados en la red pedofílica de Spiniak', la UDI levantó la tesis del 'montaje' con el supuesto propósito de 'perjudicar la candidatura presidencial de Joaquín Lavín'. El montaje es otro y precisamente la UDI está tras él. No pocos recuerdan la irrestricta defensa de la UDI de Colonia Dignidad y luego Villa Baviera, mientras en la justicia se investigaba una red de pedofilia. Los tribunales incluso debieron encarcelar a algunos de los 'colonos' alemanes por obstruir la justicia. Paul Shäeffer y otros, según lo investigado por el Poder Judicial, abusaron sexualmente de 29 menores. Eso es sólo lo que ha sido comprobado. La red de protección de Villa Baviera incluye a senadores y parlamentarios UDI -además de RN y DC-, empresarios, policías y ex ministros y jueces. Colonia Dignidad fue un centro de torturas y campo de concentración de la dictadura de Augusto Pinochet.
Lavín al ruedo
El propio candidato de la ultraderecha, Joaquín Lavín, ha debido emitir 'señales'. Reiteró su llamado para que UDI y RN 'recompongan el diálogo', incluso amenazando -como último recurso- con lanzar una candidatura 'independiente': 'No soy la niñera de la Alianza por Chile. Hay que dejar que la justicia opere. Mantener silencio y retomar el trabajo conjunto'. Hasta ahora, sus dichos no han sido escuchados por Pablo Longueira, el presidente del partido. Lo que se esconde es demasiado grande y podría significar el fin de la UDI.
La situación del senador Jovino Novoa se ha visto aún más complicada tras las declaraciones de G.B. ante el ministro en visita Sergio Muñoz. G.B. entregó antecedentes completamente verosímiles: un croquis con detalles de la casa de Spiniak en El Arrayán y un dibujo con la descripción física del senador a quien identifica como su agresor: 'Lo conozco como la palma de mi mano, era como mi marido... A él lo reconozco muy bien, me sé su cuerpo pero perfecto, sus manos, sus piernas', dijo a Canal 13 en una entrevista de unos minutos. Con el ministro Muñoz permaneció más de seis horas. Novoa no es el único parlamentario que estaría involucrado. También han circulado off de record los nombres de Nelson Ávila (PPD) y Carlos Bombal (UDI) como asistentes a las orgías de Spiniak, aunque no con el grado de participación que tendría Novoa.
Testigos del horror
'El caso concreto tiene que ver con un empresario de mucho poder y dinero, que se llama Claudio Spiniak, que hacía fiestas junto con otros colaboradores que no eran personas pobres, en donde consumían mucha cocaína y distintos tipos de drogas, y donde existe una red de proxenetas, muchachos de 22 ó 24 años, que le proveían de menores de edad. Pensamos que también tuvo relaciones con esos proxenetas cuando eran menores', dice José Valdivia, encargado del Área Adolescente de la Fundación Margen, y uno de los protectores de los menores que están declarando en los tribunales de justicia. El magistrado avanza a pasos agigantados en la investigación. Ha interrogado a varios adolescentes que habrían participado de las orgías organizadas por la red pedofílica, donde eran vejados y violados sexualmente. Los 'tres amigos' de G.B -dos niñas y un varón-, asiduos asistentes a las 'fiestas', también podrían ser interrogados pronto. E., la joven que la policía ubicó en La Serena, también será citada como testigo, aunque ha manifestado su temor a declarar por 'miedo a ser asesinada'. E., hoy de 19 años, es quien manejaría información fidedigna sobre el posible destino de Margarita, una menor de 8 años que habría sido mutilada y muerta en una de las orgías.
Otra testigo -M.I.-, podría entregar nuevos antecedentes sobre la participación de Jovino Novoa y otros parlamentarios. M.I., hoy de 20 años, también ha sostenido haber sido abusada por el senador UDI 'cuando era menor de edad'. Otro testigo, N., hoy de 19 años, ha ratificado el modus operandi de los asistentes a las orgías organizadas por Spiniak y su red. Él señala haber estado -el 2001- varios días en una de las casas de Vitacura y haber recibido 'pagos en dinero a cambio de mantener relaciones sexuales'. Por todos los medios, la UDI intenta desmentir estos testimonios. Han lanzado todo su aparataje comunicacional y de servicios de seguridad en una misión prácticamente imposible.
José Valdivia, señala: 'Se produce el miedo entre los niños que han sido víctimas de esta red de pedofilia no por casualidad. De alguna manera hay una actitud de la UDI y de ciertos medios de comunicación de generar un ambiente de temor, atemorizando principalmente a los niños que están declarando, desde el momento en que la UDI empieza a desarrollar una serie de 'investigaciones paralelas' a la tarea del ministro. No solamente investigan al cura Artiagoitía y a los actores principales que son los niños, sino que también a los que participamos como sus protectores o a quienes trabajamos con ellos'.
Gabriel Zaliansnik, Miguel Alex Schweitzer y Cristián Letelier -el equipo de abogados de la UDI-, intentan recolectar testimonios para desacreditar a G.B., hasta ahora el testimonio más sólido. La UDI 'encontró' y llevó ante el juez a la ex pareja de G.B., Fernando Bravo; testimonio que publicó La Segunda, para desmentir y enlodar a la menor y sembrar dudas. El único complot en el caso es lo que está haciendo la UDI para desacreditar a los adolescentes y a sus protectores, incluido el padre José Luis Artiagoitía.
El montaje UDI
El padre Artiagoitía no se había referido a su encuentro con Pablo Longueira y Andrés Chadwick pero se vio obligado a hacerlo. En una entrevista en Siete+7 señaló que ellos tenían 'algunas dudas respecto del testimonio de la joven (G.B.), pero sólo referidas a cosas accesorias, no al fondo; porque el fondo está clarísimo: hubo abuso. (...) El problema que ellos tenían es si el senador la abusó tres días a la semana o si faltó un día o una semana. Esas eran las preguntas', dijo el sacerdote. Desmentir a G.B. no será fácil para la UDI y su aparataje comunicacional, pues ella entregó 'detalles del cuerpo y manos' de Novoa que deberán ser contrastados con exámenes en el Servicio Médico Legal (SML). Si la investigación sigue por esa línea, Novoa debiera ser desaforado.
El verdadero montaje recién empieza. Varios medios de comunicación, a instancias y trascendidos de la UDI, han intentado conseguir por todos los medios que la opinión pública dude del testimonio de G.B. y otros menores. Incluso, en la UDI han señalado que 'algunos menores han llegado espontáneamente a su sede para entregarles antecedentes' que desmentirían a los protegidos de la Fundación Margen y la Fundación Nuestra Señora de Guadalupe. Han lanzado, además, el rumor de un supuesto 'abuso homosexual' en el que estaría implicado el padre Artiagoitía, o una supuesta 'paternidad no reconocida'. También se echó a correr que Artiagoitía mantendría una 'relación amorosa con la testigo'. Respecto de G.B. se dijo que habría 'asistido durante todo el año 1999 a clases en el Liceo Padre Alberto Hurtado', por lo que eran 'mentiras sus declaraciones en Canal 13'. La campaña no ha cesado.
El complot UDI posee gran cobertura en medios de comunicación como La Segunda, El Mercurio y La Tercera, además de Megavisión, Chilevisión, TVN y La Red. Hasta las Últimas Noticias -hoy dedicada a la farándula-, publicó el testimonio de Julio López ('Bastián'), uno de los proxenetas de Spiniak, que huyó a Argentina, que asegura, hablando de Spiniak, que 'el empresario no es pedófilo'.
José Valdivia, señala: 'Estamos colaborando con el ministro, haciéndole llegar algunos chicos que ellos andan buscando a través del Departamento V de Investigaciones, con el fin de que se pueda esclarecer este asunto. Ese es nuestro objetivo principal. Que lo más pronto posible se entreguen mayores antecedentes, aunque estamos conscientes que de alguna manera se produce cierta discriminación hacia los niños, de parte de todos los actores. Los niños han declarado y, aparentemente, los medios de comunicación, principalmente El Mercurio, La Segunda, La Tercera y Megavisión, han querido bajarle el perfil a las declaraciones. Nosotros creemos que esos medios de comunicación están ayudando o colaborando a tapar lo que está pasando'.
'Operadores' y 'seguimientos' al estilo CNI
El propio padre José Luis Artiagoitía identificó a Juan Díaz -militante UDI-, José Alegría -joven que estuvo relacionado con la Fundación-, y al alcalde (s) de Providencia, Cristián Espejo, entre los operadores de la UDI que intentan desprestigiarlo. Tras los operadores y seguimientos estilo CNI se encuentra Manfredo Mayol, ex funcionario de la dictadura, periodista, ex jefe de prensa de Canal 13 y gerente de TVN durante la dictadura. Mayol fue uno de los directores de la campaña del SI en el plebiscito de 1988 y actualmente asesora a empresarios y financistas de la UDI. El asesor comunicacional de la UDI ha sido el encargado de todas las campañas electorales del partido de Longueira, incluyendo la de Jovino Novoa a senador. 'La UDI no está en campaña para afectar la imagen del sacerdote José Luis Artiagoitía', afirmó el propio Novoa. Artiagoitía lo desmintió en Siete+7, acusando a Cristián Espejo y Juan Díaz, de estar buscando datos en su contra: 'Es demencial todo esto, por eso mantengo reuniones periódicas con el cardenal Francisco Javier Errázuriz y el obispo auxiliar de Santiago, Cristián Contreras, para entregarles toda la información. Han creado un clima tan turbio que la Iglesia se ha preocupado. Sé que han ido a buscar a Fernando (Bravo) a Calama y a José Alegría, un testigo que se robó a una menor del Hogar'.
Uno de los operadores del montaje es Cristián Espejo, hombre de confianza del alcalde de Providencia, Cristián Labbé, ex instructor de la DINA. Espejo ha sostenido en la prensa que recibió testimonios 'terribles' en contra del padre: 'Él (Artiagoitía) sabe que he recibido testimonios de testigos, bajo estricta reserva y bajo estricto secreto profesional, gente que me cuenta cosas terribles y el 'Jolo' sabe'.
No es casualidad que la UDI siembre la duda sobre el protector de algunos de los niños que han prestado testimonio, justamente cuando el padre José Luis Artiagoitía entregó antecedentes en la entrevista a Siete+7 sobre la existencia de otros casos que implican al senador denunciado por G.B. En un intento desesperado, Pablo Longueira protestó por escrito ante el Canal 13 por la exhibición de la entrevista de G.B., mientras La Segunda burdamente se encargaba de inventar historias sobre su pasado y titular 'Parelé del ministro Muñoz al padre Jolo', lo que resultó ser completamente falso. El padre Artiagoitía, que señaló no dará más entrevistas ni emitirá nuevas declaraciones, afirmó que conoce a 'más personas que fueron abusadas por el mismo senador y que no están dispuestas a declarar porque la vida ya está destruida para ellas'.
José Valdivia concluye: 'Le están haciendo un flaco favor a los niños que han sido víctimas. Para ellos no es fácil declarar, principalmente porque eso significa volver a revivir la situación de vejación que sufrieron por parte de Spiniak y los demás participantes de esas fiestas. Me llama la atención que ciertos medios de comunicación estén tan desesperados por determinar quiénes estuvieron en esas fiestas de Spiniak, pero al mismo tiempo se presten parar desvirtuar los testimonios de los niños y las declaraciones de quienes trabajamos con ellos'.
Montaje, presiones y dudas
Los intentos desesperados y presiones de la UDI para tapar el caso, han sido muchos. La salida del ministro Daniel Calvo fue una de ellas. Para el montaje, que buscaba la salida de Calvo, se prestó Chilevisión a través de sus noticiarios y programas. La operación contra Calvo surtió efecto y finalmente fue alejado del caso. El ex ministro en visita debió declarar ante la Comisión de Ética del Poder Judicial por su asistencia a un 'sauna gay'. Se le consultó también por la reunión que sostuvo -recién asumido como ministro en el caso- con Pablo Longueira, presidente de la UDI. Existe la sospecha de que en ese 'encuentro' se le presionó. Daniel Calvo entregó antecedentes sobre su visita al sauna, pero negó haber ingresado 'con menores', como señaló alguna prensa ligada a la UDI y el propio dueño del sauna, Sebastián Rodríguez ante las pantallas de Chilevisión. La ministra Gabriela Pérez investiga la probable 'extorsión' al juez Calvo, los alcances de su encuentro con Longueira, y la orden recibida por dos funcionarios de Investigaciones para que 'contactaran' a Sebastián Rodríguez.
Otro capítulo es la información de La Segunda sobre la asistencia o no de G.B. al Liceo Alberto Hurtado en Quinta Normal. La menor estudió en el establecimiento, pero la UDI sostuvo que en las fechas en que aseguraba haber sido abusada por Jovino Novoa se encontraba 'asistiendo a clases'. La jugada comunicacional fue finalmente desmentida por el propio establecimiento educacional. G.B. relató que estuvo 'secuestrada' en la casa de Spiniak durante unos 7 meses. Según el Liceo, asistió a clases desde el 17 de junio de 1999 hasta el 12 de septiembre de 2000, lo que no contradice los dichos de la menor ante la justicia.
La UDI continúa montando su complot e 'investigando' la vida de dos testigos claves, los menores L.Z. y G.B, además de 'seguimientos' al padre José Luis Artiagoitía. José Valdivia, ex militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), también ha debido sufrir los embates de la UDI, que incluso lo acusó de ser 'agente de la oficina', en un desesperado intento por desmentirlo y enlodar su labor con los menores en la Fundación Margen. Precisamente, los dichos fueron del senador UDI Jovino Novoa en Reportajes de El Mercurio, que luego se dio el lujo de 'entrevistar' al propio 'empresario Claudio Spiniak'.
Hasta ahora, las mayores dudas del caso están en la red de protección que Spiniak tendría en Carabineros. El teniente Marcos Subiabre es, hasta el momento, el único procesado de la red de protección. Subiabre es el oficial que abortó el procedimiento policial, en febrero de 2002, luego de recibir la denuncia de unos guardias de Santa María de Manquehue, quienes junto a un menor de iniciales C.B. reportaron un 'intento de violación'. C.B. se encontraba en una de las orgías de Spiniak y logró huir antes de ser violado por los 'invitados'. Subiabre, abandonando sus deberes, atendió un llamado telefónico del celular de Claudio Spiniak. La llamada la habría realizado Claudio Jayo, entonces Prefecto de la Zona Oriente de Carabineros de Chile, y le ordenó 'abandonar el procedimiento'. La Fiscalía Militar habría comprobado que Jayo 'no llamó', sino que lo hizo el mayor (r) José Luis Aguilera -suplantándolo-, a instancias de su amigo el empresario Jorge Rabié, quien además fue socio de Spiniak.
Testigos
La 'testigo clave' (conocida como E.) que tendría antecedentes sobre la mutilación, desaparición y muerte de la menor de 8 años, Margarita, fue ubicada por el Departamento V de Investigaciones de Chile en la IV Región.
E. habría participado, entre 1998 y 1999, en las orgías organizadas por Claudio Spiniak y su red de proxenetas y pedófilos en la casa de El Arrayán. E. ha manifestado sentir un profundo miedo a lo que presume le podría ocurrir. Teme ser 'asesinada'. Contrasta con el relato de Fernando Bravo, ex pareja de G.B., quien declaró ante el ministro en visita Sergio Muñoz, luego de que fuera 'contactado' por la propia UDI. Según La Segunda, en su declaración calificó a G.B. como una persona 'de personalidad agresiva' y señaló que las denuncias de su ex pareja en Canal 13 en contra de políticos y empresarios asistentes a las orgías eran 'completamente falsas'.



http://es.groups.yahoo.com/group/testimonios-chile/message/2668

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!