Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

martes, 3 de abril de 2012

Comité Pro Paz

El Comité Pro Paz, fue un organismo creado por las iglesias cristianas junto con la comunidad judía para proteger la vida e integridad física de las personas perseguidas por el régimen militar en Chile.

Las primeras tareas

Ante la imperiosa necesidad de proteger la vida de miles de chilenos frente a la gravedad de la represión desatada por las nuevas autoridades luego del golpe de Estado, las Iglesias chilenas organizaron rápidamente un servicio ecuménico de amparo a las personas en dificultades. Este esfuerzo contó con la participación de algunas Iglesias Cristianas, como la bautista, metodista, ortodoxa y también la comunidad judía. Así nacieron el Comité de cooperación para la paz en Chile (llamado Comité Pro Paz o también COPACHI) y también el menos conocido Comité Nacional de ayuda a los refugiados extranjeros (CONAR). El Comité de Cooperación para la Paz en Chile, fue el primer paso en la defensa de los derechos humanos durante el régimen militar, se creó a través del decreto arzobispal nº 158-73, firmado por el cardenal Raúl Silva Henríquez el día 4 de octubre de 1973. Se nombraron como co presidentes del Comité al Obispo católicoFernando Ariztía Ruiz y al Obispo luterano Helmut Frenz. El primer secretario ejecutivo del Comité fue el jesuita Fernando Salas. El COPACHI funcionaba en una casona en calle Santa Mónica en Santiago. Del trabajo con los afectados y sus familiares surgieron los programas laboral, asistencial, salud, zonas, campesinos, universitario y el departamento jurídico. Con premura se constituyó un equipo de asistentes sociales y abogados que llegaron a trabajar al Comité, hubo además un grupo de trabajo compuesto por religiosas, sacerdotes y laicos con la misión de asilar gente perseguida en las embajadas.
El Comité buscaba afrontar las situaciones de injusticia y desamparo que creaba la persecución del régimen. Entre sus objetivos figuraba la tarea de promocionar ayuda material y espiritual a las personas y familias afectadas por la "situación existente", proveer asistencia legal y judicial y documentar las irregularidades cometidas, teniendo siempre como norte la defensa de los derechos de todas las personas. El Comité fue la única institución, el único lugar donde podían acudir sin miedo las personas cuyos familiares habían sido detenidos o perseguidos, así como las personas que habían sido exoneradas por razones políticas, entre otras víctimas del régimen. La masividad de la represión hacía que muchos de los presos lo estuvieran en centros no convencionales como el Estadio Nacional de Chile, o incluso campamentos abandonados en medio del desierto como fue la Oficina Salitrera Chacabuco. De manera recurrente comenzaron a aparecer casos de gente que había sido detenida (las más de las veces por la noche en su casa, frente a sus familias) pero cuya detención no era oficialmente reconocida, ni se encontraba su cuerpo baleado en medio de la calle (como ocurrió con muchos de los ejecutados de los primeros años de la dictadura). Los funcionarios del Comité comenzaron a trabajar con los familiares de estos casos cuyo paradero se desconocía, en forma colectiva para fomentar su organización. Fue el primer paso para la fundación de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.


El departamento jurídico

El departamento jurídico fue dirigido por el abogado José Zalaquett tuvo como tarea coordinar el trabajo que realizaban procuradores, abogados internos y abogados externos en la defensa de los derechos humanos, este trabajo se realizó en tres ámbitos:
  • Defensas ante los Consejo de Guerra: proporcionar la defensa jurídica a los personas acusadas por estos Consejos, tribunales de guerra que se constituyeron luego del golpe militar para juzgar conductas que se realizaron antes del golpe militar. Estos Consejos se desarrollaron a lo largo de todo Chile. En Santiago tuvo notoriedad el Consejo que se desarrolló contra los miembros de la Fuerza Aérea, el llamado "Aviación/Bachelet y otros ROL 1-73", en referencia al Brigadier General Alberto Bachelet.
  • Presentación de Recurso de amparo: el departamento jurídico del Comité Pro Paz evaluó que la acción de amparo sería la mejor vía para lograr tener noticias de un detenido, a pesar que desde septiembre de 1973 la Corte de Apelaciones de Santiago había rechazado sistemáticamente los recursos que se interponían en favor de los detenidos del régimen. Los abogados fundaron sus solicitudes en los relatos entregados por familiares y testigos del detenido, aún sabiendo que en la práctica, iba a ser rechazado por la Corte. El motivo del amparo era el mismo en todos los casos conocer el paradero, lugar de detención de la persona. La gran mayoría, casi todos de los recursos fueron rechazados por la Corte. El 29 de marzo de 1974 se presentó un recurso de amparo masivo ante la Corte de Apelaciones de Santiago por los arrestos y desapariciones de 131 personas que se produjeron entre el 11 de septiembre de 1973 y el 17 de marzo de 1974, recurso rechazado por la Corte.
  • Presentación de solicitudes de Ministro en Visita: el Comité decidió solicitar ante los tribunales la designación de un Ministro en Visita. El objetivo era que estudiara e investigara todos los antecedentes de las personas detenidas que no se conocía donde estaban. El Comité preparo informes de cada persona detenida, sin embargo, todas las solicitudes fueron rechazadas.


El trabajo social

El Comité siempre fue un seguro, acogedor lugar de encuentro de los familiares de los detenidos y perseguidos por el régimen. Ellos fueron los beneficiados por la atención integral del Comité. Se fueron agrupando los familiares según el lugar de detención en que se encontraba su familiar. Estos grupos dieron origen a talleres de ayuda, a servicios de apoyo pero también fue el germen de la actual Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, AFDD. El Comité organizó el viaje de los familiares de los detenidos en el campo de prisioneros de Chacabuco.
No sólo se desarrolló su trabajo en su sede central, el Comité salió a los sectores más pobres de Santiago organizando Comedores Infantiles y Bolsas de Cesantes. Esto se desarrolló a través del departamento de zonas.
El jesuita Fernando Salas dejó el Comité Pro Paz. El Cardenal Raúl Silva Henríquez nombro al sacerdote Cristián Precht Bañados como Secretario General del Comité, asumiendo el 6 de octubre de 1974.


El caso Jaime Zamora

El 15 de mayo de 1975 Jaime Zamora, militante socialista, escapando de la DINA pidió refugio en las oficinas del Comité Pro Paz. Este permaneció en este recinto mientras la DINA rodeo el lugar. Comenzó una negociación entre el régimen y el Comité Pro Paz. Se logró que la DINA dejara el lugar. El Cardenal Raúl Silva Henríquez pudo conocer la realidad que vivían los presos políticos en Chile, la realidad de la tortura, así él lo relató:
“Se habían llevado al maltrecho Zamora a un refugio mas seguro. En la mañana siguiente, el padre Cariola se contactó con mí médico personal el doctor Alberto Lucchini, y le pidió que examinara a Zamora (...) Lucchini realizo un detenido examen del cuerpo de Zamora, que había sido quemado con cigarrillos. Diseñó una silueta y fue anotando todos los lugares donde había señas de flagelación. Cuando vi ese dibujo me dieron ganas de llorar: ¡cómo era posible que en nuestra patria de siempre se cometiera tanta maldad contra él hombre".1
Días después Jaime Zamora pudo salir refugiado.


El régimen fuerza el fin del Comité

Obviamente la dictadura presionó fuertemente para que el comité se disolviera desde su fundación misma, primero amenazando a las Iglesias que lo patrocinaban con el revocamiento de su permiso para funcionar en Chile, luego con feroces campañas de desprestigio en la prensa (presentando al Comité como un instrumento del marxismo infiltrado en las Iglesias) sin embargo el Comité prosiguió con su trabajo de defensa de los perseguidos con la interposición de recursos y atención de los familiares de los detenidos.
El Comité denunció la falsedad de las informaciones sobre muertes de chilenos en Argentina, caso conocido como Operación Colombo y solicitó un Ministro en Visita para que recibiera la información que se tenía sobre esas personas, solicitud que fue denegada. El 3 de octubre de 1975 el régimen decretó la prohibición de ingreso al país del co presidente del Comité, el obispo luterano Helmut Frenz.
En noviembre de ese mismo año los sacerdotes jesuitas Patricio CariolaFernando Salas, el padre Rafael Maroto y el sacerdote norteamericano de la Santa Cruz Gerardo Whelan fueron detenidos por el régimen. Estos habían ayudaron a miembros del MIR y sus parejas, que eran perseguidos por la DINA, a asilarse en embajadas. Mientras este conflicto estaba sucediendo el Cardenal Raúl Silva Henríquez se reunió con el presidente de la Junta Militar de régimen de facto Augusto Pinochet. Este le señaló el objetivo que estaba pretendiendo el régimen. Recordó el Cardenal:
“Basado en los acontecimientos de los días pasados, y en antecedentes que decía tener acerca de las actividades de algunos clérigos, quería pedirme que disolviera el Comité Pro Paz, porque si no el gobierno se vería obligado a hacerlo por la fuerza. Sus informaciones, según dijo, probaban fehacientemente que en Pro Paz había una estructura organizada para atacar al gobierno y defender a los terroristas (...) le dije al general Pinochet que me lo pidiera por escrito. El general aceptó. Entonces le advertí que de todos modos la Iglesia no abandonaría su deber de cautelar los derechos humanos".2
Tal como se lo había pedido el Cardenal, Augusto Pinochet cumplió, el 11 de noviembre de 1975 el Cardenal Raúl Silva Henríquez recibió la carta donde pedía cerrar el Comité Pro Paz, esta señalaba:
“Por ello hemos considerado que el mencionado organismo es un medio del cual se valen los marxistas-leninistas para crear problemas que alteran la tranquilidad ciudadana y la necesaria quietud. Será pues, un positivo paso para evitar males mayores, el disolver el mencionado Comité".3
Al aceptar cerrar el Comité, el régimen dejo libre a los cuatro sacerdotes detenidos. Mientras sucedía esta negociación los agentes del régimen detuvieron a un abogado del Comité, Marcos Duffau. también fue detenido el procurador Álvaro Varela. El 15 de noviembre agentes de la DINA detuvieron al jefe del departamento jurídico José Zalaquett, este fue al centro de detención de Tres Álamos. Se presentó el 18 de noviembre un recurso de amparo por los abogados detenidos, recurso que fue denegado.
Con la petición de Pinochet y la aceptación de cerrar el Comité, por parte del Cardenal, terminó la primera etapa en la defensa de los derechos humanos durante el régimen militar en Chile. El cierre del Comité se concretó el 31 de diciembre de 1975. Al día siguiente, empezó a funcionar la Vicaría de la Solidaridad, que recogió y continuó el trabajo realizado por el Comité Pro Paz en la defensa de la vida y los derechos humanos. Esta nueva institución mantuvo los objetivos y los mismos funcionarios del Comité pero, a diferencia de éste, era parte integrante de la Iglesia Católica y se encontraba directamente bajo el alero del arzobispo en persona.


Referencias

  1.  Ascanio Cavallo. Memorias del Cardenal Raúl Silva Henríquez. Ed. Copygraph, 1991. p.61.
  2.  Ascanio Cavallo. Memorias del Cardenal Raúl Silva Henríquez. Ed. Copygraph, 1991. p.80.
  3.  Ascanio Cavallo. Memorias del Cardenal Raúl Silva Henríquez. Ed. Copygraph, 1991. p.81.


Bibliografía

  • Ascanio Cavallo ed. Memorias del Cardenal Raúl Silva Henríquez. Santiago. Ed.Copygraph. 1991.
  • Eugenio Ahumada et. al. Chile, La Memoria Prohibida. Santiago. Ed.Pehuen. 1989.
  • Comité Pro Paz. Comité Pro Paz, 2 años de labor. 1976.

http://es.wikipedia.org/wiki/Comit%C3%A9_Pro_Paz

1 comentario:

  1. Interesante e importantísimo divulgar información como esta para refrescar la memoria histórica de hechos verdaderos y terribles en contra de los derechos humanos de miles de compatriotas chilenos que ocurrieron en nuestro país

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

La Historia Oculta del Régimen Militar

Donde Están?

Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares

¡TERMAS DE POLLOQUERE Y SURIRE EN PELIGRO!